El 14% de las granjas que abandonan la actividad quiere forestar las tierras

La intención mayoritaria en las explotaciones que lo dejan es el arrendamiento o cesión de su superficie a explotaciones en activo. La incorporación al vacuno de carne se reconoce como una alternativa en el 37% de casos

Publicidade
El 14% de las granjas que abandonan la actividad quiere forestar las tierras

Forestación de tierras agrarias con eucaliptos.

El 18% de las ganaderías de leche de Galicia tiene entre sus planes aumentar la base territorial para la producción de forrajes, si bien la falta de tierras en las comarcas con más explotaciones y los usos alternativos de la superficie agraria, como el forestal, dificultan ese propósito.

Entre las granjas que tienen intención de abandonar la actividad, algo más de la mitad, el 56%, manifiesta que quiere arrendarle o cederle las tierras a granjas en activo, pero un 14% se decanta por su forestación, según un estudio coelaborado por el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo.

La forestación de tierras agrarias con eucaliptos o pinos está prohibida en Galicia, si bien sí hay posibilidades de plantación de frondosas caducifolias en determinadas condiciones. Desde el sector agrario, se calcula que en Galicia se forestaron en los últimos años más de 30.000 hectáreas agrarias con eucalipto de una forma irregular. El incumplimiento de la normativa sobre forestación de superficie agrícola, una queja recurrente de los ganaderos, genera una competencia directa con el uso agrario de la tierra que continúa sin resolver.

Las propias granjas gallegas que quieren abandonar la actividad reconocen en un 14% de los casos que la forestación es el destino más probable para sus tierras. Esa situación se da también en Asturias, con un 23% de ganaderías con ese propósito, pero contrasta con los casos del País Vasco (0%), Navarra (0%) o Cantabria (3,9%).

Previsiones de abandono
En Galicia, un 30% de las ganaderías de leche manifestaba en los años 2013-2014 su previsión de cesar la actividad. Ese escenario se daba principalmente entre las ganaderías de menor dimensión, pues entre las más dimensionadas, con más de 175.000 kilos de producción, alrededor del 90% tenía vocación de continuidad.

Galicia es la comunidad del norte de España donde más granjas tenían previsto abandonar. Si en Galicia eran el 30%, en Asturias el porcentaje se situaba en el 3,5%, en Navarra y el País Vasco era también inferior al 10%, en tanto en Cantabria estaba en el 18%. Esa mayor incidencia del abandono en Galicia se atribuye al mayor porcentaje de granjas de escasa dimensión.

Desde que se realizó el estudio de campo (2013-14) hasta mediados del 2016, cuando el estudio se finalizó y publicó, un 14% de granjas de la Cornisa Cantábrica abandonó la actividad.

Alternativas y actividades complementarias
De entre las explotaciones que tenían previsto abandonar, hay alrededor de un 37% en Galicia que se plantean la producción de vacuno de carne como actividad alternativa. También el 2,8% de las ganaderías en esa situación barajaba la huerta como posibilidad. En el resto de la Cornisa Cantábrica, las alternativas que se presentan a la producción láctea son el vacuno de carne en Cantabria (36%) y el ovino en Navarra (14%).

En las explotaciones que tenían previsto continuar la actividad, parte de las granjas gallegas manifestaban interés en diversificar su trabajo en cuestiones como la huerta (9%), la producción de quesos (14%) o el vacuno de carne (9%).

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información