Veintidós municipios de Pontevedra cuentan con árboles catalogadas como singulares

La Estación Fitopatológica de Areeiro trabaja en la actualidad en la clonación de la 'Figueira del Meco', de O Grove, un ejemplar popular con más de un siglo de antigüedad

Publicidade
Veintidós municipios de Pontevedra cuentan con árboles catalogadas como singulares

Roble de Santa Margarida, en Pontevedra.

El catálogo de árboles singulares de la provincia de Pontevedra está formado por 47 ejemplares y nueve formaciones arbóreas que son consideradas ‘reliquias botánicas’. Todas ellas, de 38 especies distintas, se caracterizan por presentar valores como el paisajístico, el ornamental, el cultural o el científico.

Son 22 los concellos de la provincia que tienen en su territorio algún árbol singular, según los datos de la Deputación de Pontevedra. Los más destacados por su número son el de Pontevedra (12 piezas), A Estrada (7), Redondela (6), Vilagarcía de Arousa (5) y Soutomaior (4).

Por su antigüedad, son relevantes el alcornoque de Balboa, en A Estrada, que tiene una edad estimada de 500 años y llega a una altura de más de 20 metros; la formación de boj del Pazo de Oca (400 años); el alcornoque del Pazo de Valiñas (250-500 años); el roble de la capilla de Santa Margarita (500-800 años) o los olivos del cementerio de Adina, en Padrón, con unos 250 años aproximadamente.

Higuera del Meco.

Higuera del Meco.

Figuera del Meco
La Estación Fitopatológica de Areeiro (EFA) -dependiente de la Deputación de Pontevedra- realiza el seguimiento fitopatológico de muchas de las piezas singulares de la provincia y del resto de Galicia. A día de hoy, los técnicos están trabajando en la clonación de la conocida cómo ‘Figuera del Meco’, un árbol de más de 100 años situada en un boquete entre dos peñas del Monte de la Siradella (O Grove). El proyecto, iniciado por la comunidad de montes San Martiño, busca conseguir tres réplicas y así mantener una conocida leyenda ligada con el árbol, que se remonta a los siglos XV y XVI.

Esta leyenda, que tiene como protagonista a un cura de la villa de O Grove, fue recogida por el Padre Sarmiento y cuenta que el religioso era un mujeriego, libertino y larpeiro que ejercía el derecho de pernada. Esta situación llevó a que un grupo de mujeres, según se cuenta, lo ahorcasen, colgándolo de la figueira del Monte Siradella. Desde entonces, la leyenda dice que el árbol da higos rojos que llevan la sangre del meco.

Más información
Mapa de árboles singulares de la provincia de Pontevedra (Pdf).

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información