“Tenías que asumir como normal que Hacienda se llevara el 30% de tu ayuda de incorporación”

Sonia Vidal y Conchi Docampo, dos mujeres que se incorporaron al campo en los últimos años, explican los problemas fiscales que sufrieron por las ayudas para nuevos agricultores. El Sindicato Labrego le demanda al Ministerio un procedimiento ágil para la devolución del dinero cobrado de forma indebida

Publicidade
“Tenías que asumir como normal que Hacienda se llevara el 30% de tu ayuda de incorporación”

Conchi Docampo y Sonia Vidal, dos mujeres incorporadas al campo en los últimos años.

Conchi Docampo, una agricultura en ecológico de Vedra (A Coruña) incorporada en el 2014, es una de las personas que obtuvo recientemente la devolución de los impuestos que Hacienda le cobró de forma indebida por su ayuda de incorporación. Su caso, igual que otros que han trascendido en las últimas semanas, fue resuelto a su favor por el Tribunal Económico – Administrativo de Galicia. Todas las personas incorporadas del 2014 al 2018 con ayudas públicas tendrán que presentar los correspondientes recursos ante este Tribunal para solicitar también que se les devuelvan parte de los impuestos pagados.

Es la situación en la que se encuentra Sonia Vidal, ganadera de vacuno de carne en Xunqueira de Ambía (Ourense) y coordinadora de Mocidade en el Sindicato Labrego Galego. Sonia se incorporó en el 2017 con una ayuda de 25.000 euros y tuvo que pagar 7.000 de impuestos de Hacienda. “Hasta ahora tenías que asumir como normal algo injusto, como era el hecho de que Hacienda se llevara el 30% de tu ayuda de incorporación. Yo ya nunca había contado con los 25.000 euros, sabía que me pasaría como a la mayoría, que tenían que pagar de promedio unos 7.000 – 9.000 euros de impuestos”, explica Sonia, que dio hoy una rueda de prensa acompañada por Conchi Docampo y por la secretaria xeral del Sindicato Labrego, Isabel Vilalba.

La organización agraria recuerda que el porcentaje de personas que recurrieron los impuestos en los últimos años fue mínima, por lo que demanda del Ministerio un procedimiento ágil y simple para la devolución del dinero a todos los productores a los que se les cobraron cantidades indebidas.

La cuestión de fondo es que Hacienda computaba las ayudas de incorporación como subvenciones corrientes, por lo que exigía que se declararan íntegramente en la renta siguiente, “en muchas ocasiones antes de que se hubiese cobrado la ayuda”, recuerdan las afectadas. Los nuevos productores venían reclamando que las ayudas computaran como “ayudas para la inversión, no como ganancia patrimonial”, y que se pudieran declarar fraccionadas al menos en un plazo de cinco años, periodo en el que los agricultores incorporados están comprometidos por las ayudas a mantener la actividad.

El Tribunal Económico – Administrativo falló en las últimas semanas a favor de varios productores que habían presentado reclamaciones en su día, lo que abre las puertas a que el resto de beneficiarios de las ayudas también solicite la revisión de sus impuestos.

Uno de los primeros casos en lograr una resolución favorable fue el de Conchi Docampo, una productora de huerta en ecológico que se asentó en Vedra en el 2014 con su pareja. “Comenzamos desde cero. Queríamos vivir y trabajar en el rural, así que en el 2014 solicitamos una ayuda de incorporación e hicimos una inversión. Fue duro comenzar desde cero porque afrontas muchos gastos y tardas meses de trabajo en comenzar a tener una renta” -recuerda.- “Nos encontramos además con que en el 2015, Hacienda se negó a que computáramos la ayuda como una subvención para inversiones, que es lo que es, pues la gastas toda en la explotación, y nos obligó a computarla como subvención de gasto corriente. Ante eso, reclamamos al Tribunal Económico-Administrativo, que viene de darnos la razón hace unas semanas”, concluye.

Propuesta de un plan integral de apoyo a las personas incorporadas

Rueda de prensa del SLG hoy en Santiago.

Rueda de prensa del SLG hoy en Santiago.

El Sindicato Labrego demanda también de la Xunta un plan integral de apoyo a las personas incorporadas, pues percibe que los nuevos productores se enfrentan a multitud de dificultades que acaban por llevar parte de las incorporaciones al fracaso. Para el Sindicato Labrego es fundamental un buen asesoramiento a los nuevos productores que garantice la rentabilidad futura de sus explotaciones, así como medidas transversales en diversos campos que faciliten el acceso a vivienda, a tierras y a servicios.

La coordinadora de Mocidade del Sindicato Labrego, Sonia Vidal, incide en que en Galicia “tenemos un problema grave de despoblación y de envejecimiento en el rural, pero no se le presta apoyo a la gente joven que apostamos por quedarnos en el campo. Estamos sin servicios, no tienes una guardería para los niños ni un simple parque”, cuestiona.

Otro asunto que preocupa al Sindicato Labrego es el de las ayudas de la PAC. “Es necesario que en la nueva PAC puedan entrar los nuevos productores en caso de que no cuenten con una explotación familiar anterior con derechos”, advierte Isabel Vilalba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información