La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Secado selectivo y cultivo en granja, dos herramientas clave para reducir el uso de antibióticos en vacuno de leche

Secado selectivo y cultivo en granja, dos herramientas clave para reducir el uso de antibióticos en vacuno de leche

Demetrio Herrera, socio fundador de Q-Llet

A través de dos seminarios online sobre calidad de leche, celebrados el 12 y 19 de mayo, con el experto Demetrio Herrera, socio fundador de Q-Llet, al frente, Zoetis informó a veterinarios de campo sobre dos de las principales herramientas existentes en el mercado para el uso responsable de antibióticos en vacuno lechero: el secado selectivo y el cultivo en granja.

“A partir del año 2022 solo será posible tratar con antibióticos de secado a aquellas vacas que lleguen a esa fase productiva con infecciones intramamarias”, apuntaba Juan Antonio Latorre, gerente de Marketing de Rumiantes en Zoetis España, durante la introducción, “por ello desde Zoetis estamos poniendo en marcha diferentes servicios y herramientas para poder trabajar en calidad de leche acorde a las normativas impuestas en cuanto al uso de antibióticos se refiere”.

El objetivo de ambos seminarios fue convencer a los veterinarios de los beneficios de llevar a cabo el manejo del secado selectivo y, por otro lado, implementar el cultivo en granja, ya sea por medio del cultivo en granja de Zoetis o de cualquier otro, porque siempre será infinitamente mejor tomar las decisiones del tratamiento de mamitis clínica basadas en un sistema objetivo que nos indique cual es el agente causante de la misma.

Resistencias antimicrobianas: una preocupación global

Demetrio Herrera comenzó su intervención en ambos seminarios recordando la preocupación global que existe acerca de las resistencias antimicrobianas, “La OMS estima que se dan más de 30 000 muertes al año en Europa debido a las resistencias antimicrobianas, lo que se asocia a un gasto sanitario de cerca de 1500 millones de euros”. Un escenario que muy probablemente empeorará en 2050, con “más de 10 millones de personas fallecidas por esta problemática”.

Para no llegar a estas cifras, son muchas las medidas que, a nivel global, tanto en salud animal como en salud pública, se han puesto en marcha. En el caso concreto de los animales de abasto, se insta a reducir el uso de estos medicamentos. Analizando las ventas de antibióticos, el informe ESVAC de 2017 nos sitúa en tercera posición, tan solo por detrás de Chipre e Italia. “Pero, prestando atención al formato de los antibióticos,” – puntualizó el experto – “el 95 % de las ventas son premix y polvos/ soluciones orales, los cuales no se usan habitualmente en el vacuno lechero”, de hecho, la forma intramamaria tan solo representa el 0,5% de las ventas.

Aun así, las Directrices para una utilización prudente de los antimicrobianos en la medicina veterinaria (2015/C299/04) apunta para el vacuno lechero, entre otros, evitar el tratamiento sistemático de las vacas en el secado, junto a la utilización de diagnóstico rápido para identificar los patógenos causantes de las mamitis antes de tratar.

No es necesario tratar a todas las vacas en el secado

A este respecto, en primer lugar, Demetrio Herrera explicó por qué el secado selectivo es una opción posible y necesaria en el vacuno lechero, eso sí, mediante una selección de las granjas, pues inicialmente no se podrá llevar a cabo en todas por igual, y estableciendo unos criterios para la selección de las vacas que llevarán solo sellador y aquellas que además serán tratadas con antibióticos. Como refuerzo mostró los resultados del “Proyecto Zoetis Secado Selectivo” que refleja que, cuando se hace bien, no existen diferencias estadísticamente significativas cuando se trata con sellador o con sellador y antibiótico.

En relación con el diagnóstico rápido, Demetrio Herrera trató el cultivo en granja, herramienta con la que la decisión de tratar la mamitis clínica se lleva a cabo basada en evidencias. “Hay factores relacionados con el tipo de germen y con la propia vaca que van a determinar la severidad del cuadro clínico y, por lo tanto, la curación”, explicó el experto para indicar que antes de tratar una mamitis es necesario tener información. Con el cultivo en granja se pretende conocer el patógeno presente en la mamitis para en consecuencia actuar de una u otra manera. En el caso de no haber crecimiento, o tratarse de un microorganismo Gram-, siempre que se trate de una mamitis grado 1 o grado 2, no está indicado emplear antibiótico.

Para finalizar, Demetrio Herrera incidió en que el cultivo en granja es una estrategia clave para reducir el consumo de antibióticos “hasta un 50 % o más”, a la vez que una oportunidad de trabajo para el veterinario en granja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información