Resultados por comarca de la cosecha de maíz forrajero 2018 en Galicia

Las altas temperaturas registradas en el final de la campaña condicionaron en buena parte de Galicia la cosecha de maíz forrajero. En general, el rendimiento fue superior a lo esperado. Analizamos los resultados en las principales comarcas ganaderas

Resultados por comarca de la cosecha de maíz forrajero 2018 en Galicia

El calor de octubre impidió que la mazorca completara correctamente su ciclo

La campaña de ensilado del maíz, el principal forraje para el ganado vacuno de leche en Galicia, apura los últimos días de cosecha. Cuando buena parte de los ganaderos y cooperativas ya remataron de preparar sus silos, la valoración general es que esta campaña se consiguieron unos rendimientos superiores a lo esperado después de que las inclemencias meteorológicas en los meses de primavera retrasasen la siembra y condicionasen también la elección de los ciclos. En algunas zonas, el rendimiento fue incluso mayor al de los últimos años.

La ola de calor registrada a finales de octubre fueron otro de los factores determinantes de esta campaña. Así, las altas temperaturas limitaron los rendimientos del maíz, apurando el secado de la caña, en algunos casos, con la espiga sin completar los ciclos.

Hacemos un repaso de los resultados de la campaña en algunas de las principales comarcas ganaderas de Galicia:

A Mariña-Terra Chá:

El responsable del área de Cultivos y Mecanización de la Cooperativa Os Irmandiños, Santiago Sousa, daba casi por rematada la campaña esta misma semana en la zona de la Terra Chá y en A Mariña.

“Creo que vamos a quedar en una media de unas 40 toneladas de materia húmeda por hectárea”, comenta, aun pendiente de las últimas estimaciones. En los últimos años el rendimiento medio se situaba en torno a las 38 toneladas por lo que se dan por satisfechos con los resultados de la campaña, aunque al comienzo del ensilado habían logrado incluso un promedio de 42 toneladas. “Bajó un poco en estos últimos días, pero, en general, creemos que es un rendimiento bueno para lo que se esperaba este año y para la zona”, concreta Sousa.

Pendientes aún de las analíticas definitivas, las perspectivas son de conseguir también unas buenas calidades del silo.

Xallas y A Barcala:

En las comarcas de Xallas y de A Barcala, en la provincia de A Coruña, la campaña se da por rematada. Adrián Cundíns, técnico de Forrajes de Forxabar, donde este año sembraron unas 700 hectáreas de maíz, apunta que se lograron unos rendimientos medios de entre 41 y 42 toneladas de materia húmeda por hectárea.
Estas cifras suponen unas 5 toneladas menos que lo recogido en la campaña del año pasado. “Este año el último tramo de la campaña fue desastrosa, con mucha calor y mucho viento lo que hizo que el maíz no rematara de completar las mazorcas, que es donde realmente está el peso”, comenta.

A falta de analíticas concluyentes que lo confirmen, la previsión es de que no alcancen grandes valores de almidón en los silos al no acabar de formarse las espigas pese a contar con buena cantidad de forraje que propició silos más abundantes. “Había gran cantidad de paja, se dieron plantas muy altas y buenas, pero el maíz quedó a medias y no había mazorcas como otros años”, apunta.

Además del calor, el retraso de la siembra pudo motivar también esta reducción de rendimientos. “Se hizo que se optara más por ciclos más cortos y los ciclos largos no consiguieron conseguir todo su potencial lo que también se notó a la hora de los rendimientos”, concluye.

El Deza:

En la zona central de Galicia y una de las principales comarcas lecheras, en el Deza el calor y el viento de los últimos 15 días de la campaña también apuró la cosecha más de lo esperado. “Un porcentaje importante fue algo más seco de lo deseable”, explica Ángel Escariz, técnico agrónomo de la cooperativa Cobideza que cosechó con maquinaria propia alrededor de 500 hectáreas en la zona.

El promedio por hectárea se situó alrededor de las 40 toneladas de materia húmeda “Al margen de la calor de los últimos días, los rendimientos fueron bastante buenos, el promedio fue más alto que el de años pasados”, comenta.

En esta cooperativa dieron por rematada la campaña esta misma semana y cuentan ya con los primeros datos de las analíticas realizadas en verde. Registraron un porcentaje de Materia Seca de entre el 30 y el 35% y alrededor del 32 o 33% de almidón, el parámetro más indicativo del valor energético del silo de maíz.

En esta campaña la cooperativa también adquirió, a través de un convenio con agricultores de Xinzo de Limia, unas 2.000 toneladas de maíz. “En esta zona estamos limitados por la superficie agraria útil y este convenio nos permiten liberar superficie para dedicar a la plantación de raigrás. Este año fue a modo experimental, pero muchos socios quedaron satisfechos y ya demandan más cantidad para el año”, apunta Escariz. Los rendimientos en la zona de Xinzo aumentan hasta las 70 toneladas. El elevado incidente de los ataques del jabalí en las plantaciones de maíz de esta zona también está condicionando que muchos ganaderos opten por otras alternativas.

Lugo Centro:

En los ayuntamientos del centro de la provincia de Lugo como Friol, Guntín, Pol o Castro de Rei, la campaña está casi finalizada, apenas quedan fincas por ensilar. Las que restan son aquellas en las que optaron por ciclos más largos o zonas en las que los primeros fríos de octubre no están afectando al desenrollo del maíz.
La campaña fue muy irregular en esta zona como explican Rocío Cabado y María Rivera, técnicas de cultivo de la cooperativa Agris (Aira). “En general, no fue tan bueno como el del año pasado pero fue bastante aceptable y mejor de lo que se esperaba en un principio”, comentan.

La campaña fue también muy irregular en estas zonas. “La meteorología de la primavera y de comienzos de verano y el retraso de la siembra hizo que fuera muy irregular incluso en las mismas fincas”, comentan.

Las altas temperaturas por el día y el descenso por las noches registradas a mediados de este mes de octubre también hicieron acelerar el ensilado aunque el maíz no estaba completamente desenrollado. “De pronto, en una semana quería recoger todo el mundo. En algunos casos el maíz no estaba en el punto óptimo cuando se recogió pero el frío estaba ya a serle más perjudicial de lo que lo beneficiaba el tiempo madurando en la finca”, explican.

En zonas de la Terra Chá y del ayuntamiento de Pol, remataron la campaña hace ya más de diez días. María Rivera, también técnica de cultivo de esta misma cooperativa, indica que los resultados no fueron tan buenos como los de otros años pero, “en general los ganaderos están muy satisfechos con la campaña del maíz”, comenta. La cosecha fue especialmente buena en las zonas de montaña, donde la sequía de septiembre y octubre no se notó y tanto la cantidad como la calidad en cuanto a fibra y almidón está siendo muy buena. Lograron unos rendimientos de entre 40 y 50 toneladas de materia húmeda por hectárea. Por el contrario, en las zonas de la Terra Chá, hubo algunas fincas en las que también afectó la sequía de los últimos días de campaña.

Sur de Lugo:

En las zonas del sur de Lugo, apenas queda ya maíz por ensilar. El rendimiento de esta campaña fue case un 30% superior al del año pasado, alcanzando un promedio de alrededor de las 40 toneladas de materia húmeda por hectárea, según explican desde el servicio agronómico de la cooperativa Icos (Aira).

Pendientes de analíticas, esperan que las calidades también sean buenas ya que “estaba en muy buenas condiciones. Tenía muy buena rama y los pesados que se hicieron de las espigas también fueron buenos”, recuerdan. En esta zona la campaña fue una de las mejores de los últimos años según apuntan desde la cooperativa.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información