Recomendaciones para el buen funcionamiento de los cierres eléctricos para el ganado

Daniel López, propietario y fundador de la empresa luguesa ION, ofrece unas recomendaciones para el buen funcionamiento de los cierres eléctricos y hace un repaso de los principales errores a evitar

Recomendaciones para el buen funcionamiento de los cierres eléctricos para el ganado

Para guardar el ganado en las praderas o para proteger cultivos como el maíz o las patatas de los ataques de los jabalíes, los cierres eléctricos se convirtieron en las últimas décadas en un dispositivo habitual e indispensable en el medio rural.

Sin embargo, siguen siendo comunes errores que disminuyen notablemente su eficacia, tanto de los conectados directamente a la red elécrica como de los que funcionan con pilas o son alimentados por placas solares.

Para resolver dudas y desmontar falsas ideas hablamos con Daniel López González, propietario y fundador de la empresa luguesa ION, líder en la fabricación de pastores eléctricos.

1) La importancia de la toma de tierra:

Entre los errores más comunes que reducen de forma notable la eficacia de las cercas elétricas está la toma de tierra. ·Hay muchos ganaderos que consideran que lo único que importa es la corriente que va por la cerca, por el cable que está a la vista. Sin embargo, es tan importante la toma de tierra como el cable que va por encima”, subraya Daniel.

En este sentido, su recomendación es que la toma de tierra debe estar clavada por lo menos a 1 metro de profundidad en el suelo. “Siempre que se toque una toma de tierra y dé algo de calambre es que algo falla, pues se está perdiendo energía eléctrica”, advierte. En cuyo caso, habrá que enterrar la barilla de la toma más hondo o clavar otra toma, separada unos 3 metros, y conectarlas entre sí.

Como solución eficaz para garantizar que la toma de tierra esté correctamente clavada, el fundador de ION explica que “es muy fácil tener de forma permanente una barilla de hierro clavada en la finca en el lugar donde solemos colocar el pastor eléctrico portátil, y la pica del aparato, que es más que un soporte, clavarla junto a ese hierro y que esté en contacto con él”. “Es una solución cómoda y eficaz para que funcione correctamente”, destaca.

2) Energía eléctrica que se precisa:

La máxima energía que permite la normativa para pastores eléctricos es de 5 julios con una tensión máxima de 10.000 voltios, y el mínimo que debe marcar en una cerca es de 3.000 voltios, pues de ahí para abajo no sería segura para contener a los animales.

3) Tipos de hilos que se aconsejan:

Para evitar pérdidas de energía eléctrica en la cerca, Daniel López considera fundamental, junto a la toma de tierra, el tipo de hilos conductores. “En una cerca perimetral fija no se debe andar con cables de nylon con hilos de acero, pues son malos conductores. Por el contrario, un conductor barato y eficaz son los hilos de hierro galvanizalo, pues está recubierto de zinc, que es un buen conductor. En cuanto a los hilos de aluminio, no tienen la resistencia física de un cable de hierro o de acero. Luego hay cables de aleacións especiales, mucho más caros, pero también con una duración y una calidad mucho mayor”, explica Daniel López.

4) Colocación de los postes:

Otro error común es colocar los postes demasiado cerca unos de los otros, con el cable tenso y enroscado en los aislantes. En una cerca eléctrica lo que impide que el ganado pase es la descarga eléctrica, que es memorizada por el animal, por lo que el cable no tiene que ofrecer una resistencia física al paso del mismo. Por eso, aconsejamos colocar los postes mucho más separados, con entre 18 y 20 metros entre ellos, lo que ahorra mucho dinero en aisladores y postes. Y nunca enrolar el cable en un aislador, sino que se debe tensar en las esquinas y dejarlo suelto y elástico, de forma que si una vaca quiere forzar la cerca el cable tendrá elasticidad, no romperá tan fácil y le seguirá dando descarga, con lo que será más eficaz”, explica.

Los postes que están en el centro sólo tienen que mantener la altura del hilo y pueden ser de cualquiera material (plástico, aluminio, madera…etc). Los de los ángulos sí que tienen que ser más resistentes: un tubo de hierro, una estaca de madera un poco gorda…etc.

“Resulta clave que el alambre de la cerca tenga elasticidad para que ceda y no rompa en caso de que un animal quiera pasar”, subraya el fundador de ION.

5) Altura del hilo para el ganado:

La altura y el número de hilos depende de si hay becerros, pues si es así es mejor poner 3 hilos. Se recomienda meter los dos de abajo más juntos, que es por donde se pueden colar los novillos, de forma que el primero esté a unos 30 centímetros; el segundo a 60 centímetros del suelo y el de arriba a 1 metro. “En todo caso hay que recordar que cuando los terneros son muy jóvenes no son tan sensibles a la corriente eléctrica, por lo que se aconseja que no estén cerrados en una finca cerca de una carretera”, precisa.

Si no hay becerros, la recomendación de Daniel López “es poner sólo dos hilos: uno a 60 centímetros y el otro a 1 metro, pues las vacas al estar el hilo más alto siempre limpian mejor las hierbas de debajo y también porque si rompe alguno de los hilos el otro aún está suficientemente alto para seguir teniendo cuenta del ganado”.

6) Protección frente al jabalí:

En cuanto a la protección de las fincas frente al jabalí mediante una cerca eléctrica, el fundador de ION desaconseja el empleo de cintas como conductor, un tipo de tendido sólo recomendado para animales con la piel más sensible a las descargas eléctricas del pastor, como los caballos.

“La gente tiene la manía de colocar cintas en las cercas eléctricas. Para un animal de poco pelo, como un caballo, está bien la cinta, pero para un jabalí o una vaca la cinta para en el pelo y no le da una descarga eléctrica en la piel. Es mejor un hilo metálico para que la descarga le llegue a la piel, y si no se puede poner un hilo de nylon con filamentos de acero inoxidable”, explica.

En cuanto a la colocación de los hilos, su recomendación es colocar dos: el de abajo debe estar a entre 23 y 25 cm del suelo y el de arriba a 48 o 50 cm.

Por último, recuerda que “el pastor debe estar libre de hierba debajo y por riba del hilo, pero aunque caiga alguna puede seguir funcionando”.

ION: Una empresa líder en la fabricación de pastores eléctricos

Daniel López en su finca experimental de A Pastoriza

Daniel López en su finca experimental de A Pastoriza

Daniel López González es propietario y fundador de la empresa luguesa ION, que lleva décadas dedicada a la fabricación de pastores eléctricos y material para realizar cierres electrificados, con importantes innovaciones, siendo la primera en fabricar pastores eléctricos alimentados por placas solares.

Los comienzos de ION fueron fruto de la necesidad y del empeño. “Empecé en esto por casualidad. Yo soy radiotécnico y en los años 70 me dedicaba a reparar radios y televisores. Después monté mi propio establecimiento comercial, donde también vendía pastores eléctricos, pero de importación. Sin embargo, en caso de averías muchas veces se tardaba semanas en conseguir las piezas. Y precisamente para poder hacer reparaciones empecé a fabricar mis propios pastores”, explica Daniel López.

Esto fue nada menos que en el año 1973 cuando salieron al mercado los primeros pastores ION. Hoy la empresa cuenta con 8 empleados a tiempo completo y es líder en el mercado gallego. Además, ION es de los principales vendedores en Portugal y cuenta con clientes en toda España.

De su fábrica de Lugo salen cada año algo más de 7.000 pastores, con un amplio catálogo con casi 30 modelos, adaptados a todas las necesidades.

Fabricantes del primer pastor con placa solar en España

¿Cuál es clave del éxito de la “Chispa gallega” para imponerse en un mercado muy competitivo, con fabricantes nacionales y extranjeros? Lo explica Daniel: “Realizamos una continúa adaptación de los aparatos a la realidad y a los avances técnicos, y también a la propia evolución de las ganaderías. Otro de nuestros puntos fuertes es nuestro servicio técnico. Es increíble la cantidad de pastores eléctricos que se abandonan por falta de un servicio de reparación. Por el contrario, en ION reparamos los pastores prácticamente de un día para otro”.

Por otra parte, ION fue pionera en España en la fabricación de pastores con alimentación de energía solar. Así lo acreditan los diplomas: en el año 1981 Daniel López recibió el premio en la Feria de Maquinaria Agrícola (FIMA) de Zaragoza en el Concurso de Ahorro Energético; y en el 1982 el Ministerio de Industria y Energía le concedió la Prima a la Innovación Tecnológica Industrial por el pastor eléctrico ION modelo HS.

¿Y cuál es el producto que más venden hoy en día? “El mercado fue cambiando y hoy los que más se venden son los de enchufar directamente a la red eléctrica, porque las parcelas fueron concentrándose cada vez más”. “Quien tenga una parcela cerca de la casa debe emplear ese tipo de pastor pues no da problemas de batería y proporciona una energía eléctrica de superior calidad, educando el ganado para que respeten cercas alimentadas con aparatos de baja energía cuando sea trasladado a otras fincas”, aconseja.

Daniel pasa muchas horas en su finca experimental de A Pastoriza donde ensaya con distintos tipos de cables, aisladores, alturas de los hilos, etc. Los fines de semana, también dirige visitas guiadas para personas interesadas en el montaje de cercas eléctricas.

“Espero que algún día me concedan el título de Pastor Mayor del Reino, que lo tengo bien merecido”, bromea.

Vídeo sobre ION no programa A Labranza:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información