Plantas tóxicas para el ganado vacuno

¿Con que plantas se pueden intoxicar las vacas? Resumen de la ponencia de Juan Vicente González, profesor del Departamento de Medicina y Cirugía Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, durante la I Jornada Técnica de Vacuno de Leche de Agrocantabria

¿Con qué plantas se pueden intoxicar nuestras vacas? La lista de vegetales que pueden provocar daños e incluso la muerte es larga y incluye especies de las que desconocemos su poder nocivo en el ganado vacuno como la cebolla, el ajo o la verza.

Para ahondar en esta problemática, que provoca cada año miles de muertes de animales, la cooperativa AGC AgroCantabria incluyó en su I Jornada Técnica de Vacuno de Leche, celebrada el pasado mes de octubre, una ponencia de uno de los mayores expertos en esta materia: Juan Vicente González, profesor del Departamento de Medicina y Cirugía Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid .

“La adelfa, una planta común en nuestros jardines, es sin duda la que más vacas mata. Y las micotoxinas son muy comunes en todos los forrajes, pero no llegan a matar vacas adultas aunque si provocar daños en su salud. Y por supuesto, la problemática de las plantas tóxicas en ganado vacuno afecta más a las vacas que están en pastoreo que a las que están estabuladas, en las que hay un mayor control sobre lo que comen”, avanza el profesor.

1) Verduras tóxicas para las vacas

Hay muchas plantas comunes nocivas para las vacas, como la cebolla, el ajo o los los puerros porque tienen un componente tóxico – el tiosulfato- que les rompe los glóbulos rojos, y pueden llegar a morir desangradas.

Las verzas, las coles también son nocivas, pues producen roturas de glóbulos rojos y pueden llegar a producir daño pulmonar.

2) Alimentos comunes tóxicos y alimentos alterados

Alfalfa y veza: Provocan muchas intoxicaciones cuando son comidas por el ganado vacuno en fresco o en heno. “Cuando los animales están habituados a una ración pobre como paja o rastrojos y de repente comen heno de alfalfa o de veza, con mucha proteína, esos aminoácidos se transforman en el rumen en un producto tóxico, que provoca daños en el sistema sanguíneo. Además, si la vaca ingiere mucha alfalfa fresca se puede timpanizar, paralizando el rumen”, advierte Juan Vicente González.

Por otra parte, la cebadilla o los silos de forrajes (maíz, hierba…etc) pueden ser contaminados por hongos y estos producir las famosas micotoxinas. “Los problemas van desde infertilidad y abortos en las vacas, y en el caso de la aflatoxina riesgo de compuestos cancerígenos en la leche. A la vaca la aflatoxina no le hace nada, pero las terneras pueden morir de muerte súbita por aflotoxina debido a un fallo hepático o de forma crónica por cirrosis”, asegura el profesor de la Universidad Complutense.

Otro problema de los alimentos alterados es la toxina botulínica, uno de los venenos más potentes, procucido por el hongo Clostridium botulinicum. “La causa más común es que al hacer el silo se quede dentro atrapado un animal muerto, como un gato o un zorro, que en condiciones de ausencia de oxígeno y de presencia de proteíñas, como es el caso de un silo, desarrolla el hongo y la toxina”, explica.

Si el alimento contaminado es ingerido por el ganado puede matar a centenares de animales en una explotación. “También a veces silos de hierba, de forrajes proteicas, mal fermentados y conservados, que no han bajado el PH, pueden producir clostridium. Además, las esporas de esta bacteria viven en el suelo por lo que si se mete tierra en el silo puede contaminar el forraje”, añade.

En este sentido, Juan Vicente González recomienda extremar las precauciones para no meter un animal muerto dentro del silo y si se detecta retirar todo el silo alrededor. “Y sobre todo, el silo debe tener suficiente azúcar para fermentar bien y bajar el PH”, concluye.

4) Plantas tóxicas

-Bellotas: Siempre que las vacas coman pocas y otra comida no hay problema, los daños aparecen cuando comen sólo bellotas, pues les paraliza el rumen. “Es muy difícil recuperar una vaca en esos casos, y si sobrevive tendrá importantes fallos renales por los taninos que contienen las bellotas”, explica el profesor de la Complutense.

“Las bellotas son un alimento para el ganado pero siempre que coman poca cantidad y con otra comida. Si comen solo bellotas o muchas bellotas les va a producir una indigestión terrible, la vaca deja de comer y el rumen se paraliza. Además, las bellotas tienen toxinas, taninos, que en cantidad grande daña los riñones de forma permanente”, precisa.

-Helecho: Si los comen de forma espaciada y en muy poca cantidad no hay problema, pero en caso de que coman más cantidad les producirá tumores en la vejiga y orinarán sangre, provocándoles la muerte. “Un consumo alto en poco tiempo va a producir aplaxia medular: todas las células de la medula ósea dejan de producir globulos rojos y blancos y plaquetas, por lo que van a morir por cualquier infección”, añade.

-Adelfa: Es de las plantas más tóxicas que hay, pues tres hojas llegan a matar una vaca: les afecta al corazón,

Adelfa

Adelfa

provocando un ritmo cardíaco muy bajo, y al intestino. “Es la planta que más citas tiene en el mundo de intoxicaciones mortales en vacas. De hecho, un estudio realizado en California, concluyó que la adelfa es responsable del 80% de las muertes de vacas por intoxicaciones con plantas”, advierte Juan Vicente González .

Las intoxicaciones se producen cuando se poda un jardín o una vía pública, donde también hay adelfas, y esos restos se les dan como alimento a las vacas, que acaban muriendo por parada cardíaca. También provoca irritación de intestino, provocando una diarrea con moco blanco.

-Cañaeja o celula communis: Esta planta produce curaminas, un compuesto tóxico muy parecido al veneno de las

Cañaeja

Cañaeja

ratas, la walfarina. Provoca que no coagule la sangre, ya que con ese veneno no funciona la vitamina K y los animales mueren desangrados. “Es una planta que brota muy pronto y a veces cuando el ganado la come, al ser lo único verde que hay en los prados, provoca muertes por hemorragias internas, con bultos y puntos rojos en los hojos, vulva y hocico” explica.

-Tejo: Toda la planta es muy venenosa, excepto la parte naranja y brillante de las bayas de la planta hembra. Muy pocas hojas matan una vaca. Conífera muy empleada en jardinería por lo que las muertes de vacas se producen cuando se les da de comer estos restos.

Cicuta

Cicuta

-Cicuta: Su raíz es mortal para las vacas, que las pueden comer en zanjas o en orillas de ríos donde han quedado al descubierto. Si solo comen las hojas no mueren, pero si está entre 40 y 60 días de preñez provoca malformaciones en los terneros, pudiéndose confundir con BVD.

-Senecio: Produce cirrosis hepática (hictericia, hemorragia y locura). Crece silvestre, con flores amarillas. Afecta también a vacas adultas. La vaca no la come a excepción que pase mucha hambre.

Ricino:

-Acónico:

-Rododendro:

-Semper juniperus: provocan abortos de las vacas

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información