Oviganic Ibérica, cómo una empresa de Monforte se especializó en productos lácteos para China

La antigua Eurosérum, adquirida hace un año por la compañía china YeePer, transformó el año pasado 50 millones de litros de leche, fundamentalmente de oveja y cabra, en suero y leche en polvo. Ahora investirá 10 millones de euros para elaborar producto final listo para consumir, destinado todo a la exportación

Camións descargando na planta ubicada no polígono industrial de Reboredo

Camiones descargando en la planta ubicada en el polígono de O Reboredo

Oviganic Ibérica SL, la antigua Eurosérum, cumple un año bajo propiedad china. La empresa ubicada en Monforte, que elabora leche en polvo y suero lácteo, parece encarar un nuevo renacer de la mano del conglomerado chino Bei’An YeePer Dairy Co Ltd, uno de los principales fabricantes de leche para bebés y productos de nutrición infantil del país asiático, donde la demanda de lácteos no deja de crecer.

Más de tres décadas lleva funcionando la planta en el polígono industrial de O Reboredo, en los que pasó por varios dueños, entre ellos la cooperativa francesa Sodiaal, último propietario, que operó las instalaciones desde el año 2008 hasta enero del año pasado.

La venta al grupo YeePer llevó aparejado un cambio de estrategia en el funcionamiento de la factoría para adaptarse a las necesidades de su nuevo dueño, que necesita suero y leche en polvo de cabra y oveja, materia prima con la que fabricar una de sus gamas de productos.

Desde la adquisición por parte del grupo chino, la planta se adaptó a las necesidades de materia prima de su nuevo propietario, especializado en leches infantiles

De este modo, la transformación de leche de vaca, principal actividad de la planta monfortina desde su creación en 1986, pasó a un segundo plano para centrar su producción actual en la fabricación de leche en polvo, suero en polvo y mantequilla procedente de leche de cabra y, sobre todo, de oveja.

Cambiar las vacas por los pequeños rumiantes

La materia prima viene ahora de fuera de Galicia, de productores de Castilla y León fundamentalmente, aunque las instalaciones mantienen la actividad originaria de secado de leche de vaca para otras empresas, por lo que los ganaderos del centro y del sur de la provincia de Lugo de los que se surtía la factoría no se vieron afectados por el cambio de rumbo.

La planta tiene capacidad para transformar 24 toneladas de leche en polvo al día, unas 8.500 toneladas anuales, aunque cerró 2019 sin completar las posibilidades totales que ofrece su torre de secado, fabricando únicamente unas 4.000 toneladas, aunque de 11 referencias diferentes, «lo que consume mucho más tiempo que si hubiese sido de 2 ó 3 productos nada más», explica Joaquín Garrido, que continua cómo director general tras la adquisición por parte de los accionistas chinos.

La torre de secado tiene capacidad para fabricar unas 8.500 toneladas de leche en polvo al año

Las instalaciones de la antigua Eurosérum, cuya facturación rondó los 16 millones de euros en el año 2018, procesaron el año pasado 50 millones de litros de leche entre vaca, cabra y oveja. «Nuestro fuerte ahora es la leche de oveja y los sueros de cabra y oveja. En el caso de la leche de vaca hacemos maquilas para otras empresas, algo que en volumen supone muchos litros pero en trabajo y facturación poco, alrededor del 15% del total», explica Joaquín.

Nuevas inversiones previstas

Un dos produtos elaborados por Yeeper Dairy

Uno de los produtos elaborados por YeePer Dairy

En la planta monfortina trabajan en este momento 50 personas, con un crecimiento del 10% en el número de puestos de trabajo en este primer año bajo batuta oriental. «Este primer año fue un éxito, cumplimos los objetivos fijados», indica el director general de la fábrica, que mira con esperanza el futuro.

YeePer pretende implantar en Monforte una nueva línea productiva en la que elaborar desde Galicia producto final destinado al consumidor asiático. «Se van a hacer inversiones no para aumentar capaciad, sino para diversificar, elaborando además de suero y leche en polvo producto final listo para consumir, procurando de este modo darle más valor a los productos que hacemos aquí», explica Joaquín.

YeePer Dairy cuenta con una gama específica de ovino, de ahí su interés por instalarse en un país como España, segundo productor mundial de leche de oveja, y pretende elaborar desde Galicia producto final destinado al consumidor asiático

La ampliación de las instalaciones, para las que ya cuentan con una parcela de 5.000 metros cuadrados adquirida recientemente en el mismo polígono de O Reboredo, al lado de las actuales instalaciones, completarían de este modo la parte final del proceso de transformación, que ahora se lleva a cabo en fábricas ubicadas en China. La inversión prevista es de entre 10 y 15 millones de euros y las obras estarán finalizadas en octubre de 2021.

Primera incursión del gigante asiático en el sector lácteo gallego

El grupo YeePer llevaba años suministrándose de materia prima en España pero hasta la compra de Eurosérum hace un año no contaba con instalaciones propias. La compañía buscaba estándares de calidad europeos en la materia prima empleada para elaborar sus productos nutricionales.

Debido a los sucesivos escándalos de seguridad alimentaria en general, y en particular en el sector lechero, para los consumidores chinos, la seguridad alimentaria, es un factor importante en su decisión de compra; especialmente, en aquellos productos que son percibidos como saludables (entre ellos los lácteos), motivo por el cual están dispuestos a pagar un precio mayor si la marca les ofrece mayor confianza, algo que los consumidores chinos asocian a las marcas extranjeras.

Por eso, la adquisición de la planta monfortina no fue una compra aislada. La matriz china de la que ahora depende la actual Oviganic está haciendo distintas adquisiciones semejantes en varios países, con las que apuntalar su expansión internacional.

El aumento de población y de poder adquisitivo en el país asiático está animando el interés de empresas de todo el mundo por el mercado alimentario chino. Marcas como la gallega Feiraco, perteneciente a la cooperativa Clun, tienen los ojos puestos en este país. Pero, al mismo tiempo, compañías de origen chino están saliendo fuera del país a hacer inversiones que las posicionen en este mercado, al igual que tienen presencia en muchos otros ámbitos.

La adquisición hace un año de la planta monfortina fue la primera operación de inversores chinos en empresas agroganaderas de Galicia

Empresas de capital chino llevan por ejemplo años operando ya en Galicia en sectores como el conservero, pero la adquisición de la planta de Monforte se trata de la primera incursión de capital chino en el sector lácteo gallego. Empresas del país asiático, donde el consumo de leche se está incrementando de manera exponencial, siendo uno de los principales importadores mundiales de productos lácteos ya en este momento, operan también en países como Francia dentro del sector agroganadero, tanto en producciones de leche como de vino, mediante la adquisición de más de un centenar de bodegas en los últimos años en la zona de Burdeos.

La presencia en Galicia del grupo YeePer abre posibilidades también a otras empresas de nuestra comunidad. Dairylac, participada mayoritariamente por la cooperativa Era, mantuvo contactos con la empresa china para suministrarle sueros desmineralizados de leche de vaca procedentes de su torre de secado. El mercado mundial de los sueros lácteos destinados a la alimentación humana está creciendo de manera importante y las previsiones son que este crecimiento se mantenga a corto y medio plazo.

Vocación exportadora

Imaxe da planta cando traballaba para Danone

Imagen de la planta cuando trabajaba para Danone

En la fachada principal del almacén, al lado de la torre de secado, aun se pueden ver medio desdibujadas las letras de uno de los nombres que tuvo la empresa en sus tres décadas de funcionamiento: Gestión de Lácteos SL. Después de Gestlact, que tenía un acuerdo de suministro en exclusividad para la francesa Danone, aun se llamaría Lácteos Rocafort antes de pasar a ser Eurosérum.

Los distintos nombres son indicativos de los distintos avatares de una planta que comenzó a operar en el año 1986, coincidiendo con la entrada de España en la Comunidad Económica Europea, bajo el nombre de Cofrilesa y funcionando inicialmente únicamente como centro de recogida. Ocupando ya entonces un terreno de 2.000 metros cuadrados en su actual ubicación, era propiedad de un empresario del sector lácteo con instalaciones en Salamanca y Ávila que había llegado a Galicia atraído por nuestra producción de leche en un momento de demanda de materia prima.

Ahora transforman sobre todo leche de cabra y oveja y el 100% es enviado a China en contenedor desde los puertos de Vigo y Marín

Joaquín, que lleva desde el principio en las instalaciones, decidió comprar la planta en el año 95 junto a otros dos socios, pasando a hacer, además de recogida, tratamiento y maquila, producto industrial. En el año 2002 se ampliaron las instalaciones y se montó a mantequería.

En el año 2008 la empresa fue vendida a Sodiaal, la principal cooperativa francesa y la tercera en volumen a nivel europeo, y pasó a llamarse Eurosérum Ibérica, nombre que mantuvo hasta su adquisición en enero de 2019 por la china YeePer Dairy.

A pesar del baile de nombres y propietarios en todos estos años, la planta siempre mantuvo su espíritu exportador de una materia prima abundante en Galicia. Hoy la totalidad de su producción de leche de cabra y oveja es enviada a China pero cuando pertenecían a la francesa Sodiaal ya enviaban a Corea y a los países del Magreb.

Mercado emergente

Mercancía paletizada lista para enviar a China

Mercancía paletizada lista para enviar a China

China absorve el 12% de las compras mundiales de productos lácteos y a pesar de que multiplicó por cuatro su producción de leche nos últimos 20 años (de los 9 millones de toneladas en 1999 a los 36 millones actuales), sigue siendo el primero importador mundial de productos lácteos y se espera que el crecimiento de la demanda haga que a partir de 2021, supere en consumo a Estados Unidos.

En un país con cerca de 1.400 millones de habitantes, el aumento del consumo de productos lácteos se explica por el aumento de la renta de las familias, por la percepción de los lácteos como un producto saludable y por la introducción de gustos occidentales en la dieta de la población.

Debido a la falta de instalaciones de almacenamiento o refrigeración en frío, el sector lácteo está dominado por el mercado de la leche en polvo, un producto más fácil también de transportar. Aproximadamente, la mitad de las importaciones de China son leche en polvo, utilizada para la fabricación de preparados para lactantes y otros productos lácteos. Con todo, en los últimos años, China también se convirtió en un importante consumidor de otro tipo de productos lácteos como el yogur o el queso.

A China podemos ir, pero hay que ir con volumen. Tenemos que tener capacidad y ser competitivos y aquí tenemos costes de energía muy importantes para el secado

El país importa productos lácteos de 60 países y regiones distintas. Nueva Zelanda, Estados Unidos, Francia y Australia son los principales países proveedores. Mead Johnson (Estados Unidos), Fonterra (Nueva Zelanda), Abbot Laboratories (Estados Unidos), Danone (Francia), Friesland Campina (Holanda), Nestlé (Suiza) o Arla Foods (Dinamarca) son algunas de las compañías foráneas mejor posicionadas en China.

Desde su experiencia, Joaquín Garrido considera que también Galicia puede aprovechar ese mercado pero advierte: «A China podemos ir, pero hay que ir con volumen. Hay que tener capacidad para aprovechar ese mercado y tenemos que ser competitivos y aquí tenemos costes de energía muy importantes», asegura. La torre de secado de la planta de Monforte está alimentada con electricidad y con gas, procedente de una planta de gas natural licuado ubicada en las propias instalaciones de la factoría y que cuenta con dos tanques de 60.000 litros cada uno.

Considera, sin embargo, que el transporte no es un problema a pesar de la distancia. «Llenas un contenedor y enseguida estás en China», dice. Toda la producción que la empresa manda al país asiático sale por barco desde los puertos de Marín y Vigo en contenedores de 25.000 kilos cada uno, el mismo sistema empleado durante los 11 años anteriores por Sodiaal para exportar un promedio de entre 7.000 y 8.000 toneladas anuales.

«Traemos la materia prima de fuera porque aquí no hay. Esta planta representa una oportunidad para la producción de leche de oveja en Galicia»

Joaquín Garrido, director xeral de Oviganic Ibérica SL

Joaquín Garrido, director general de Oviganic Ibérica SL, en el almacén de la empresa en Monforte

El cambio de materia prima principal en la planta monfortina hacia la leche de oveja y cabra supone también una diversificación en la industria láctea gallega, centrada básicamente en la transformación de leche de vaca. «Esta planta representa una oportunidad para la producción de leche de oveja en Galicia», afirma el responsable de Oviganic Ibérica, cuyo nombre, elegido mediante elección democrática por los trabajadores entre varias propuestas colgadas del tablón de anuncios, hace referencia precisamente al origen ovino de la leche transformada en el polígono de O Reboredo y a la querencia por la producción ecológica del nuevo propietario de la empresa, Mu Shanbo.

A pesar de su dilatada experiencia en el sector lácteo, Joaquín Garrido admite haber llegado «virgen» al mercado de la leche de cabra y de oveja, aunque constata «muchas similitudes» con el de vaca. Se suministran de productores de ovino y caprino de varias provincias de Castilla y León «básicamente porque aquí no hay», dice.

La planta de Monforte nunca trató directamente con productores, sino que sus suministradores siempre fueron primeros compradores, aunque ahora están adquiriendo leche directamente a cooperativas de ovino y caprino de Castilla y León. «Nunca compramos a ganaderos directamente, ni cuando éramos Lacteos Rocafort ni siendo Sodiaal», explica Joaquín.

Compañía líder en producción ecológica en China

Mu Shanbo durante a súa visita ás instalacións en marzo

Mu Shanbo durante su visita a las instalaciones en octubre

Los empresarios chinos se caracterizan por la discreción y son contadas las apariciones públicas de los propietarios de la planta monfortina, aunque personal enviado desde China lleva meses trabajando en las oficinas de Monforte supervisando la integración de la planta en el conglomerado de empresas.

«YeePer se globalizará y abrazará al mundo», indica la empresa china en su página web. Toda una declaración de intenciones de la compañía propiedad de Mu Shanbo, fundador y presidente de YeePer Dairy, que «asume la responsabilidad de revitalizar la industria láctea de China y alcanzar el primer nivel mundial», asegura.

Su eslogan como empresario es concentrarse en una cosa para lograr los mejores resultados y dejar que los profesionales hagan su trabajo. Él se empeñó en hacer la mejor leche en polvo de China para favorecer el crecimiento de los niños y niñas de su país y confió a la empresa monfortina, cuyas instalaciones visitó el pasado mes de octubre, la materia prima para lograrlo.

YeePer cuenta con miles de vacas en China y Rusia, producción de maíz y soja en la región de Heijonjiang y fábricas de procesado tanto en China como en Corea del Sur

Asentada en una de las principales zonas de producción láctea de China, la región de Heilongjiang, donde se dan cultivos como el maíz o la soja, Mu Shanbo creó la primera fábrica de productos lácteos en 1995 y desde entonces desarrolló toda la cadena desde la producción agrícola hasta el procesado, envasado y comercialización de derivados lácteos. La compañía cuenta con miles de vacas, que producen diariamente 50 toneladas de leche a base de pastos, y que son procesadas posteriormente en las distintas fábricas de la compañía (cuatro en China y una en Corea del Sur).

La empresa, con sede central en Qingdao, emplea estándares europeos de tratamiento y control microbiano de la leche y lidera la industria láctea china en términos de I+D+i. Cuenta con distintas líneas de producto, basados en la leche de fórmula, en la leche en polvo de vaca y oveja y en la leche ecológica. YeePer es, de hecho, uno de los primeros fabricantes de leche en polvo ecológica de China y cuenta con producción en ecológico tanto en China como en Rusia.

La leche en polvo de oveja es un producto nuevo desarrollado por la empresa china en los últimos años y que ganó el premio Monde Selection Gold, considerado el Nobel de los alimentos. La base es la leche pura de oveja procesada en plantas como la que ahora posee en Monforte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información