v

“Los lobos no entienden de medidas de prevención”

Una granja de Cotobade intenta recuperar a una de sus mastinas, gravemente herida tras un ataque de los lobos a su rebaño. La Asociación por la Conservación del Mastín Tradicional pide mayores apoyos para las ganaderías

“Los lobos no entienden de medidas de prevención”

Heridas sufridas por una mastina de la ganadería en el ataque de los lobos.

Una ganadería de Viascón (Cotobade, Pontevedra) sufrió un ataque de lobos que ha dejado a una de sus mastinas con heridas graves. La granja, dedicada mayoritariamente al ganado vacuno, perdió en el incidente cinco cabras, de las que la ganadería no encontró ni los restos. Tras este incidente, que se produjo la pasada semana, la Asociación por la Conservación del Mastín Español Tradicional demanda mayores apoyos para las granjas y pone de manifiesto las dificultades que tienen los productores para prevenir los ataques del lobo.

Os dejamos a continuación un artículo de opinión sobre el ataque de la Asociación por la Conservación del Mastín Tradicional (Acmet).

Ahora es cuando hay que estar

Mercedes Alonso, ganadera en Viascón (Cotobade, Pontevedra), una vida, una forma de vida que nos beneficia a todos, una explotación ganadera familiar. Mercedes con su actividad favorece la biodiversidad y lucha y pelea día a día por mantener su ganadería, apostando por la coexistencia con los depredadores, haciendo caso a las administraciones y apostando por las medidas preventivas.

Mercedes se interesó por Acmet (Asociación para la Conservación del Mastín Español Tradicional), se asoció y adquirió mastines como herramienta para su trabajo, como unos animales más de su rebaño al cual defienden con su vida, animales a los que cuida, a los que mantiene, es un gasto que en el fondo le reporta un servicio.

«Se habla mucho del lobo y de la protección de la fauna y está bien, ¿pero alguien puede escuchar a Mercedes?»

Pero los lobos no entienden de medidas y probaron suerte con su rebaño. El ataque dejó a una perra mastina malherida, que no podía tener la protección de una carlanca -collar de pinchos-, pues la legislación se lo prohíbe. Hacía ya un año que no tenía ataques aunque los tuvo anteriormente.
Ella colabora en el mantenimiento del paisaje agrario tradicional, evitando fuegos, limpiando el monte.

Se habla mucho del lobo y está bien, se protege la fauna y está bien, la flora, el paisaje… ¿pero alguien puede escuchar a Mercedes?. Ahora es cuando los que se llenan la boca con la coexistencia, los que animan al ganadero a obtener perros protectores del rebaño, perros mastines, deben estar ahí y explicarle a Mercedes porque no regulan de una vez la tenencia de estos perros de una forma lógica, considerándolos animales de trabajo y no de compañía.

Ahora es cuando la administración debería costear la recuperación de lo que el lobo dañó, tanto lo que se refiere al rebaño como a los mastines que forman parte de él, porque todos somos administración y a todos nos afecta este ataque.

Somos todos los que queremos que Mercedes siga con su actividad y si esto tiene un coste, entre todos debemos hacer frente al mismo.

Señoras de la Consellería de Medio Ambiente, pongan en valor la ganadería, tanto por lo que esencialmente significa como por ser un motor del rural, por el beneficio que su práctica tiene para toda la sociedad. Pongan en valor al Mastín de trabajo, protéjanlo, considérenlo como un bien de interés cultural, siempre lo fue, déjenlos trabajar y respalden a los ganaderos que los usan como medida preventiva, solo así tendrán sentido sus políticas y no serán solamente intereses que no responden al beneficio del medio natural, sino a otros que nada tienen que ver con este.

Asociación por la Conservación del Mastín Español Tradicional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información