«Los daños del jabalí van a más y los cazadores no dan hecho»

Un centenar de ganaderos de toda Galicia se concentra ante el Parlamento en la jornada en que se debate la iniciativa popular impulsada por Unións Agrarias para modificar la Lei de Caza

Publicidade
«Los daños del jabalí van a más y los cazadores no dan hecho»

Concentración de ganaderos hoy ante el Parlamento.

«En el último año, el jabalí nos dejó unas tres hectáreas y media de pradera afectadas, fresadas mejor dicho. Maíz ya lo dejamos de echar hace años porque trabajar para la fauna salvaje no compensa. Las granjas vecinas están igual que nosotros, tenemos también accidentes con el animal y de todo. Llegamos a una situación en que son ellos o somos nosotros, no hay otra». Quien describe este escenario es Arsenio Presas, ganadero de vacuno de leche y carne en Dozón (Pontevedra), en una comarca, la del Deza, afectada en los últimos años por una escalada de daños de la fauna salvaje.

Roberto García, secretario xeral de Unións.

Roberto García, secretario xeral de Unións.

Esta tarde Arsenio participó en una concentración ante el Parlamento de Galicia junto con un centenar de ganaderos llegados de toda Galicia. La convocatoria, a cargo de Unións Agrarias, buscó llamar la atención mediática sobre los daños de la fauna salvaje en el campo. Mientras, en el Parlamento se debatía la iniciativa popular presentada por la organización agraria para cambiar la Lei de Caza de Galicia, cuya votación se espera para mañana miércoles en principio.

«Tenemos 12 millones de euros de pérdidas anuales en el agro, 53 accidentes de tráfico a la semana y al jabalí metiéndose en las ciudades» (Roberto García)

Unións entiende que la expansión de la especie obliga a un control de su población más allá de lo que pueden acometer los cazadores en su práctica cotidiana. «Tenemos 12 millones de euros perdidos cada año en el campo, 53 accidentes de tráfico semanales y jabalís metiéndose en las ciudades. Hay que regular el número de ejemplares para convivir con ellos», concluye el secretario xeral de Unións, Roberto García, que en su día propuso medidas como la profesionalización de cuadrillas de cazadores o la contratación de empresas de control para atajar la expansión de la especie.

Los ganaderos concentrados ante el Parlamento coincidieron en la necesidad de un mayor control. «En Dozón tenemos sociedad de caza pero no da abasto» -confirma Arsenio-. «Hay demasiados animales y los cazadores no dan hecho. La solución es matar más animales, otra solución no la veo. La Xunta tiene que tomar cartas en el asunto».

«Los daños van a más. Este año perdimos tranquilamente una hectárea y media de maíz» (Agustín López)

«Que haya animales en el monte está bien, pero tanto jabalí nos deshace la cosecha toda. Hay una falta de control porque vemos que los daños a cada paso van a más» -cuenta otro productor, Agustín López, llegado de Castro de Rei (Lugo), donde gestiona una granja de leche-. «Este año perdimos tranquilamente una hectárea y media de maíz, que es mucho dinero», lamenta.

«Hay plagas que hay que controlar, ya no digo acabar con ellas»

José Ángel Regueiro gestiona una ganadería en extensivo de 25 vacas cachenas en el municipio de Lugo, donde sufre daños continuos en los pastizales. «La situación es que el ganado queda sin hierba porque donde va el jabalí no crece nada. Eso nos obliga a reponer los pastizales de forma continua, lo que tiene un coste muy alto. Sólo cada hectárea de laboreo son 400 euros, sin contar la semilla».

El escenario es parecido en todo su entorno. «Hay mucha gente que desiste de echar pradera o maíz por el jabalí, sobre todo gente que se está jubilando. Los del maíz tienen el problema añadido de que el maíz es más costoso. Afecta también a huertas y ya tenemos al animal llegando a los parques de la ciudad. Es un problema que cada vez va a más. Piensa que cada hembra de jabalí puede traer dos camadas al año y menos de seis jabatos por camada no tendrá. Están bien alimentados, monte sobra y los cazadores no dan hecho», concluye.

A mayores del jabalí, José Ángel recuerda también los problemas que están teniendo con los lobos en Lugo, pues hay varias ganaderías de leche y carne con importantes pérdidas en los últimos años. «Se está metiendo en la puerta de las casas y acaba con las crías del ganado», advierte. También los cuervos están dando problemas en los sembrados y en los silos, una situación que el ganadero considera que obliga a actuar. «Hay plagas que hay que controlar, ya no digo acabar con ellas», remata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información