“La mujer quiere participar más en las cooperativas, pero a veces no se siente capacitada, aunque es perfectamente válida»

Entrevista a Ruth Rodríguez, técnica de igualdad y estudios socioeconómicos de Agaca

Publicidade
“La mujer quiere participar más en las cooperativas, pero a veces no se siente capacitada, aunque es perfectamente válida»

Ruth Rodríguez (izquierda) y Marcela Parga, en la jornada celebrada en Feiraco.

Algo más de la mitad de las personas socias de cooperativas en Galicia son mujeres, aunque su participación en los órganos de decisión de las agrupaciones es bastante menor. Con la idea de fomentar una mayor implicación de las mujeres en el ámbito público, la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca) viene desarrollando actividades en las distintas entidades socias, la última estos días en Feiraco.

En la jornada en Feiraco, intervinieron la experta en coaching Marcela Parga y Ruth Rodríguez, técnica de Igualdad de Agaca, con la que hablamos en esta entrevista.

Qué os motivó a organizar una jornada con las mujeres socias de Feiraco?
– La finalidad de la jornada era promover el empoderamiento de la mujer a nivel personal y profesional, en este caso de las mujeres socias de Feiraco, pero la idea es repetirla en otras cooperativas gallegas que estén interesadas. Con estas actividades, tratamos de que las mujeres se vean capacitadas y que se animen a participar en órganos de gestión y decisión, como el consejo rector o las asambleas. Las mujeres siempre estuvieron más concentradas en el trabajo de la explotación y de la casa y no suelen ser protagonistas en ámbitos públicos, a pesar de que, por ejemplo, en el caso de Feiraco, más de la mitad de las personas socias son mujeres y eso debería verse reflejado en los órganos de dirección en un porcentaje similar y mayor del actual, que ronda un tercio de participación.

«La mujer siempre trabajó en el campo, pero muchas veces ese papel es invisible porque queda en lo privado»

Habrá a quien le sorprenda el dato del porcentaje de mujeres socias de las cooperativas. ¿Piensas que quizás a nivel social se tiene una imagen del trabajo agrario como muy masculinizado, cuando la realidad es distinta?
– Algo más de la mitad de las personas socias de todas las cooperativas gallegas son mujeres. Desde el año 2008, en el que hicimos el primer estudio de la realidad de la mujer en las cooperativas agrarias, tratamos de visibilizar el papel que juega la mujer, que muchas veces es invisible y queda oculto. En la zona norte de España, la mujer siempre trabajó en la explotación, pero a nivel privado. En lo público, quien suele hacer el papel de representante es el hombre. Por ejemplo, es común que en las asambleas de las cooperativas las mujeres deleguen el voto en los maridos. Hubo un tiempo en el que incluso estaba mal visto que las mujeres participaran en las asambleas, pero hoy en día eso ya no es frecuente. Los hombres tienen en consideración la opinión y las preocupaciones de las mujeres.

En qué cuestiones creéis que hay que incidir para lograr una mayor participación de la mujer?
– Una de las cosas que buscamos es que las mujeres se den de cuenta de que si son válidas para gestionar la explotación, son válidas para ir a una asamblea y tomar decisiones. A veces tienen la autoestima baja. En el caso de Feiraco, que es una cooperativa muy comprometida con la igualdad, han conformado un grupo de mujeres socias y establecimos un calendario de actividades con ellas para fomentar el grupo y su colaboración en la cooperativa. Desde Agaca, queremos facilitar que este grupo de mujeres se forme en todas las cooperativas que estén interesadas, que ya son varias.

«Si la mujer es válida para gestionar una explotación, es válida para ir a una asamblea y tomar decisiones»

Imagino que la falta de tiempo es uno de los problemas que os trasladan las mujeres para no participar.
– Pensamos que no se trata de hacer ‘supermujeres’ que estén a todo sino de que la corresponsabilidad en las tareas de la casa y de la explotación se lleve a cabo de forma real. Por eso nos gusta que también participen los hombres en estas jornadas, ya que sin contar con ellos, no se puede hacer nada. La situación actual, con mayor peso del trabajo de la mujer en el ámbito privado, no es justa ni para la mujer ni tampoco para el hombre. Lo ideal es que tanto la mujer como el hombre participen en el ámbito público y en el privado, de forma que en el privado, el hombre tenga también más tiempo para estar con la familia y que en el ámbito público se aprovechen las perspectivas y talentos de las mujeres.

Qué conclusiones vais sacando de vuestra actividad? Veis a las mujeres dispuestas a una mayor implicación en responsabilidades de las cooperativas?
– Ese es un trabajo a largo plazo. Asumir responsabilidades es una cuestión difícil tanto para hombres como para las mujeres. Nosotros buscamos que se sientan valoradas y capacitadas, que pierdan el miedo. En general, lo que sí encontramos siempre es que las mujeres son muy activas y están muy interesadas en todo tipo de formaciones, tanto en gestión de la explotación como en gestión cooperativa, en motivación, en liderazgo, en asistencia domiciliaria o en viajes de formación para aprender. Tienen ansia de aprender y de tener conocimientos.

«Pasar las asambleas de las 8 a las 4 de la tarde es un paso sencillo que beneficia a hombres y mujeres»

No es tanto que la mujer no quiera participar cómo que a veces le es complicado.
– Las mujeres sí quieren participar. Lo que sucede es que a veces no se ven capaces. La humildad es algo muy característico en la mujer en Galicia pero eso que los demás pueden ver como una virtud es malo para ellas mismas. A veces también es verdad que les falta tiempo para implicarse más, pero con algunos pasos sencillos se puede avanzar mucho. Por ejemplo, en algunas cooperativas las reuniones del consejo rector o las asambleas son a las 8 de la tarde, que es un horario malo tanto para los hombres como para las mujeres. Ya hay cooperativas que están haciendo las reuniones a las 11 de la mañana o a las 4 de la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información