Galicia concentra una de cada tres sanciones de la cadena alimentaria

El sector lácteo registra en 2016 el 93% de las multas impuestas por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA). La ausencia de contratos y el incumplimiento de los plazos de pago, principales infracciones

Galicia concentra una de cada tres sanciones de la cadena alimentaria

Las industrias lácteas concentraron la mayor parte de las sanciones en 2016.

La actividad de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) refleja la conflictividad que se produce en la cadena de valor de la leche en Galicia. La comunidad ha registrado en el último trienio una de cada tres sanciones aplicadas por la AICA, la mayoría correspondientes al sector lácteo.

Los problemas en el sector han llegado a tal punto que el 93% de las sanciones impuestas por la Agencia en el 2016 se deben a la leche. El informe de actividad del organismo, dependiente del Ministerio de Agricultura, revela también que en el último año las industrias alimentarias concentraron el 87 % de las sanciones.

Los motivos de las multas derivan de incumplimientos de la Ley de la Cadena Alimentaria (Ley 12/2013) en cuestiones como la ausencia de contratos o el incumplimiento de los plazos de pago. Pueden parecer meros aspectos formales, pero son síntomas de una marejada de fondo.

Las diferencias sobre los precios entre productores e industrias o las protestas ganaderas por la supuesta falta de voluntad negociadora de la parte industrial carecen de respaldo legal. En vista de eso, las organizaciones del sector ligadas a los productores recurren a menudo a cuestiones como los plazos de pago o la falta de contratos, que se pueden considerar más formales que de fondo, como manera de presionar a las otras partes de la cadena, principalmente a las industrias.

Denuncias
De las 149 denuncias que ha recibido a AICA desde sus inicios, en septiembre del 2014, casi la mitad corresponden a la leche (73). Entre las denuncias recibidas, 51 fueron por venta a pérdidas, una cuestión en la que la Agencia no es competente, por lo que traslada esas presuntas infracciones a las correspondientes comunidades autónomas. De las otras 98 denuncias, el organismo ha resuelto 94, de las que 43 dieron lugar a expedientes sancionadores.

La Agencia no revela ni los importes de las sanciones ni las empresas sancionadas, una cuestión que suscita las quejas del sector productor, que entiende que las sanciones deben ser públicas para tener un factor castigo y ejemplarizante.

Las multas por las denuncias recibidas representan una pequeña parte del total, pues la AICA desarrolla una labor inspectora de oficio que es la que concentra la mayoría de la actividad sancionadora. Desde sus inicios, la Agencia realizó más de 1.700 inspecciones de oficio y acordó un total de 347 expedientes sancionadores (incluidos los 43 derivados de denuncias). La mayoría corresponde al sector de frutas y hortalizas (178), seguido muy de cerca por el lácteo (144).

Más información
Informe de la actividad de la AICA en 2016 (Pdf)

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información