v

Galicia concentra los becerros en instalaciones de tratantes, Asturias mantiene el mercado de Pola

"Mejor hacer un mercado en unas instalaciones idóneas donde puedes extremar las medidas sanitarias para evitar los contagios que hacer concentraciones en 10 ó 12 sitios diferentes sin ningún tipo de control", asegura José Luis Díaz, gerente del mercado asturiano y secretario de la Asociación Europea de Mercados

Mercado de Pola de Siero, que celebra feira de gando de abasto os luns e de recría os xoves

Mercado de Pola de Siero, que celebra feria de ganado de abasto los lunes y de recría los jueves

El estado de alarma decretado por el Gobierno central para hacer frente al coronavirus no impide la celebración de las ferias semanales de ganado. Así lo asegura José Luis Díaz, secretario técnico de ASEMGA (Asociación Española de Mercados de Ganado) y gerente del Mercado de Pola de Siero, en Asturias, que por agora mantiene su actividad aunque adoptando una serie de medidas preventivas para evitar el riesgo de contagio en sus instalaciones.

E mercado de Pola de Siero del pasado lunes fue el único que se celebró esta semana en toda España después de que todo el resto de ferias optaran por suspender su actividad, como hicieron los tres mercados de referencia gallegos (Amio, Silleda y Castro Riberas de Lea).

Este martes, el Concello de Santiago de Compostela decidía suspender el Mercado de Amio de este miércoles así como el del próximo día 25, justificándolo en base a las restriciones impuestas por la Xunta de Galicia: «acordamos suspender, con efectos inmediatos el Mercado Nacional de Ganado de Amio, de conformidad con las medidas excepcionales acordadas por el Consello da Xunta de Galicia en fecha 12/03/2020», reza el acuerdo del Concello de Santiago).

Entre tanto, la Junta de Gobierno del Concejo de Pola de Siero acordaba mantener el suyo «para garantizar el abastecimiento de alimentos, siguiendo además con las indicaciones de los órganos competentes», según informaba el propio alcalde del municipio asturiano, Ángel García.

La Xunta dice que el Decreto estatal de declaración del estado de alarma impide la celebración de los mercados ganaderos y agrarios

Como parte de la cadena de suministro de alimentos, las ferias de ganado, al igual que las lonjas pesqueras o los mercados centrales de las ciudades, estarían excluidos a priori del deber de cierre decretado para el resto de establecimientos comerciales. Incluso la Comisión Europea estableció este lunes una guía en la que considera el ganado vivo como una mercancía esencial, al igual que los alimentos o el material sanitario, de manera que se debe permitir el transporte de animales en toda la Unión Europea a pesar del cierre de fronteras en muchos países.

José Luis Díaz, que es también secretario de la Asociación Europea de Mercados, explica sin embargo que no está habiendo un criterio homogéneo. Después de chequear desde Bruselas la situación de las ferias de ganado en los distintos países cuenta que en Dinamarca y Reino Unido los mercados de ganado están abiertos y funcionando con normalidad, mientras que en Francia, Irlanda o Bélgica hay ferias que siguen abiertas y otras que optaron por cerrar.

Reducción de aforo y barreras físicas para mantener la distancia

El mantenimiento del mercado de Pola de Siero del pasado lunes se celebró extremando las medidas de seguridad y protección sanitaria para evitar los contagios. «Limitamos al 50% el aforo, permitiendo entrar solamente al personal estrictamente necesario (veterinarios, personal administrativo, operadores que acudan a hacer transacciones ese día y transportistas) e impidiendo el paso la acompañantes u otras personas que acuden habitualmente a ver el mercado y conocer precios y demás», explica José Luis. De esa manera, dice, se juntaron unas 100 personas en un recinto de 8.500 metros cuadrados, «espacio de sobra para trabajar con garantías», considera.

Otra de las medidas que establecieron fue colocar barreras físicas para garantizar la distancia de seguridad de 1,5 metros entre los operadores y los veterinarios y el personal administrativo, así como facilitar máscarillas, guantes y equipos de protección.

Optaron también por cerrar otros servicios como los de cafetería y solo permitían acudir a las máquinas expendedoras de manera individual. La Policía Local fue la encargada de vigilar el cumplimiento de las normas y controlar la entrada al recinto.

Mantener la celebración de mercados alternos de recría y abasto

Pola de Siero celebra ferias dos veces a la semana, los lunes para ganado de abasto y los jueves de terneros mamones. Este jueves tocaría mercado de recría, pero aunque en Asturias no es festivo como en Galicia no se va a celebrar, porque la intención del concejo asturiano es reducir el número de ferias y mantener la celebración de mercados alternos, una semana de ganado de abastos y la siguiente de recría «para que no se atasquen las cuadras», argumentan.

«No tomamos las decisiones individualmente, eso fue lo que consensuamos con la Consejería del Principado, encargada de enviar los veterinarios, y con la Delegación del Gobierno», explica José Luis, que admite con todo que «esto es muy cambiante, no sabemos lo que va a pasar o cómo va a ser la semana que viene, quedamos de volver a hablar, pero lo acordado inicialmente con ellos es seguir celebrando mercados», indica el responsable del comprado de Pola de Siero, que avanza su intención de no celebrar el mercado de abasto del lunes pero sí la feria de ganado de recría el próximo jueves, día 26.

La Xunta opta por dejar en manos de los tratantes el funcionamiento del sistema en Galicia

La estrategia de la Xunta de Galicia es diferente. A Consellería colgó en su página web un documento de preguntas y respuestas a posibles dudas ante el coronavirus que dice textualmente: «Se van a abrir los mercados? No, ni los ganaderos ni los mercados agrarios, según está regulado por el Real decreto del Gobierno central».

El propio conselleiro del Medio Rural, José González, confirmó este miércoles a Campo Gallego que la Administración autonómica gallega es partidaria de mantener cerrados los mercados semanales de Amio, Silleda y Castro y que sean los tratantes los que se encarguen de recoger los animales en las explotaciones y dar salida al ganado sin pasar por las ferias.

Este sistema, que ya funciona en buena medida habitualmente en el caso de los terneros carniceros que son sacrificados en los mataderos de la comunidad, encuentra una dificultad en el caso de los terneros mamones procedentes de las explotaciones de leche, dado que es necesaria una clasificación previa de los animales en función de su edad y características (pintos o cruce) dado que los distintos cebaderos demandan animales homogéneos y de características diferentes en cada caso: para Galicia ganado cruzado, son mínimos los cebaderos que meten terneros pintos, que van mayoritariamamente para fuera de la comunidad.

Los animales se juntarán y se clasificarán en lotes por tipologías en las instalaciones de los propios tratantes

Ese proceso de clasificación e intercambio de animales para la confección de los lotes para enviar a los distintos destinos se hacía en los mercados de Amio, Silleda y Castro, algo que tras el cierre de las ferias se traslada a las casas de los propios tratantes.

En Galicia, solo los mercados de Amio, Silleda y Castro tienen consideración de Centros de Concentración Intracomunitarios, pero algunos operadores tienen instalaciones privadas habilitadas para acoger ganado, las llamadas Explotaciones de Trato, donde se permite juntar ganado de distintos orígenes.

Es en estas Explotaciones de Trato en las que la Consellería de Medio Rural quiere que se produzca la concentración y clasificación del ganado, es decir, en vez de ir los tratantes con el ganado que recogen por las explotaciones al mercado semanal de Castro de los miércoles, por ejemplo, acudirían a las distintas explotaciones de trato que hay autorizadas en varios puntos de la provincia, como en Matodoso, Castroverde, etc. Igual en el caso del resto de provincias gallegas.

Necesidad de agilizar las guías para los envíos fuera de Galicia

Una parte importante de los animales de recría procedentes de explotaciones de leche gallegas son enviados a cebaderos de otras comunidades. Para mandar para fuera de Galicia hay que hacer guía para los terneros, algo que se complica al no haber veterinarios presenciales, como ocurre en los mercados.

La incertidumbre provocada esta semana después del cierre de las ferias hizo que desde el lunes prácticamente no se hayan recogido terneros lactantes en las explotaciones, con llamadas de los tratantes habituales a los ganaderos para avisarles de la no recogida de estos animales. «Hasta ahora ha salido poco ganado», reconoce Enrique Otero, presidente de la Asociación Gallega de Empresarios Tratantes, que anuncia que van a tratar de retomar la actividad en los próximos días.

Vamos a hacer lo posible para que no se amontone el ganado en las explotaciones, pero para eso tenemos que tener el respaldo de la autoridad competente, nosotros no queremos que nos pongan trabas (Enrique Otero, Asociación de Tratantes)

«No va a haber problema por nuestra parte, vamos a hacer lo posible para que no se amontone el ganado en las explotaciones, pero para eso tenemos que tener el respaldo de la autoridad competente, nosotros no queremos que nos pongan trabas y el problema es que hay miedo y la falta de garantías hizo que la gente no se moviera y dejara de recoger», asegura.

Pero este miércoles Medio Rural garantizó tanto a Campo Gallego como a la asociación de tratantes que se pondrían los medios necesarios para facilitar los trámites a través de la Oficina Agraria Virtual para de este modo preservar también la integridad de los veterinarios de la Xunta ante el riesgo de contagio.

La Xunta garantiza que facilitará telematicamente los trámites a los operadores para que retomen la recogida de terneros en las explotaciones

«La Consellería se comprometió a faciliar telemáticamente las guías para que la gente empiece a sacar ganado de aquí para fuera», dice Enrique, y la asociación va a hacer de puente entre los tratantes y Medio Rural para solicitar los permisos necesarios.

Con esas garantías, los tratantes van a comenzar a recoger animales en las granjas, anuncia su presidente. «Los operadores van a comenzar a sacar ganado, está previsto que salgan a finales de esta semana 1.000 terneros, una parte de ellos para Canarias, y la próxima semana otro envío para Marruecos por parte de un operador que ya lo hace habitualmente y de Lugo entre el jueves y viernes partirán otros 400 o 500 terneros hacia cebaderos de otras comunidades», cuenta.

Que el ganado de recría siga saliendo con normalidad de las explotaciones depende también de la capacidad de Medio Rural para seguir facilitando los crotales a los ganaderos, admite José González. La comunicación con las oficinas agrarias comarcales y la solicitud de citas previas para la atención presencial se hará en horario de 9:00 a 14:00 horas a través de los teléfonos y de los correos electrónicos que figuran en una lista colgada en la web de la Consellería.

De prolongarse durante mucho tiempo a situación excepcional provocada por el coronavirus y de producirse por este motivo una parálisis en las próximas semanas en el mercado de recría, eso supondría, además de un problema importante para muchas ganaderías por la acumulación de terneros en las explotaciones, también una bajada de precios tanto en los terneros pintos (que ya de por sí tienen poco valor habitualmente) como en los cruzados con razas cárnicas, debido al exceso de oferta, según admite el presidente de la Asociación de Tratantes.

«Mejor en instalaciones preparadas que en lugares sin control por parte de la Administración»

Instalacións do Mercado Nacional de Gando José Federico González Llenín de Pola de Siero

Instalaciones del Mercado Nacional de Ganado José Federico González Llenín de Pola de Siero

Juan Luis Díaz, gerente del mercado asturiano de Pola de Siero y secretario de la asociación española y europea de mercados, insiste en que las instalaciones de los mercados de ganado reúnen las condiciones necesarias para hacer la compra-venta y movimiento del ganado en condiciones de seguridad.

«El lunes nosotros abrimos a las 7 de la mañana para colocar las reses, cada camión descarga en una dársena y en un portón distinto, no hay contacto entre operadores. Una hora después, a las 8, hicimos control de entrada y solo admitimos a medio centenar de compradores y vendedores y otros tantos transportistas y, una vez cerrado el recinto, a puerta cerrada, dejamos 2 horas para la compra-venta mediante venta directa, y para la realización de los trámites. Luego los animales se cargaron en los camiones y salieron hacia destino. Fue todo muy rápido y con garantías y a las 11 de la mañana no quedaba ya nadie en las instalaciones», cuenta.

En el mercado celebrado en la localidad asturiana el pasado lunes, aunque con algunas dificultades y con menor presencia de ganado y tratantes por las dudas generadas sobre su celebración, «se demostró que se podía hacer con garantías para que no haya problemas de contagios y para que la cadena de suministro siga funcionando», dice José Luis, aunque el movimiento de ganado se redujo prácticamente a la mitad con respeto al habitual. El responsable de la lonja admite que «incluso se puede mejorar la dinámica y las medidas preventivas adoptadas, porque es un problema de concienciación de la gente y además de establecer medidas por nuestra parte, por parte de los recintos, es necesario que también se mentalicen los operadores», dice, a los que recomendaron mantener la distancia y extremar las medidas de higiene.

En su opinión, «mejor hacer la compra-venta y el movimiento del ganado en un mercado de manera ordenada y controlada y en unas instalaciones idóneas, con medidas sanitarias y desinfección posterior, y no hacer concentraciones en cualquier sitio sin saber en qué condiciones y garantías sanitarias. En las explotaciones de los tratantes haces el mismo que en la feria, solo que en vez de hacerlo en un sitio controlado lo vas a hacer en 10 ó 12 sitios distintos y sin ningún tipo de control por parte de la Administración», razona. «Otra cosa es que no se pueda hacer en ningún sitio, que no se haga de ninguna manera, pero hacerlo de una forma y de otra no no es lógico», argumenta.

«No hace falta mucha gente, 2 ó 3 personas solas manipulan perfectamente un camión de ganado»

Enrique Otero, presidente de la Asociación de Tratantes, no vería mal que aunque los mercados como tal continúen cerrados, se habilitasen las instalaciones de las ferias para la concentración del ganado por parte de los operadores, tal como ya se hizo durante la crisis sanitaria motivada por la fiebre aftosa en el año 2001.

Con todo, dice, «no es necesario porque todos los operadores que se dedican a terneros mamones tienen cuadras preparadas», asegura. Los tratantes están de acuerdo, además, con que se supriman los mercados de ganado durante el tiempo que dure la alerta por coronavirus.

Enrique asegura que en las explotaciones de trato no se produce una aglomeración de personas. «En una cuadra se pueden juntar 3 ó 4 operadores, no más, y a nosotros mismos nos interesa tener cuidado para no contagiarnos», dice. «Y para la recepción del ganado tampoco hace falta mucha gente, 2 ó 3 personas manipulan perfectamente un camión de ganado», indica. En cuanto al transporte, añade, «Novafrigsa solo permite entrar a una única persona con el camión, ya lo hacía antes», recuerda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información