La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Caixa Rural Galega facilitará el aplazamiento de hipotecas

La Entidad establece un mecanismo adicional a la moratoria oficial para aplazar cuotas a clientes en situación de vulnerabilidad y afectados por el Covid-19

Sede central de Caixa Rural Galega, en Lugo.

Sede central de Caixa Rural Galega, en Lugo.

Caixa Rural Gallega, consciente de los efectos que esta situación de estado de alarma pueden suponer para algunas familias establece su propio mecanismo de moratoria que se suma a la aprobado por el Gobierno en el Real Decreto Ley 8/2020.

Así, los clientes de Caixa Rural Gallega que estando en situación de vulnerabilidad y afectados por esta crisis del Covid-19 pero que no cumplan alguno de los requisitos de la moratoria oficial, podrán optar a una moratoria que permite aplazar un número mayor de cuotas y por un plazo superior al fijado por el Real Decreto. Concretamente, será posible aplazar tres cuotas durante un año, de manera que la Entidad facilitará la liquidez necesaria para hacer frente a estas cuotas y, pasados los primeros tres meses sin tener que afrontar pagos, las cuotas aplazadas se financiarán durante lo resto del año en cuotas mensuales.

Tratándose de un procedimiento interno, la entidad no solicitará más documentación que la habitual, aportando mayor sencillez y plazos más cortos de respuesta. Además este procedimiento será aplicable a cualquier hipoteca, independientemente de si la finalidad sea la adquisición de vivienda habitual o no, ya que no solo las hipotecas de vivienda pueden apretar las economías de las familias en una situación como esta. Muchas inversiones productivas de autónomos y profesionales están financiadas con préstamos hipotecarios que en este momento, por falta de ingresos, pueden suponer un problema para la economía familiar.

En función de la evolución y la duración del confinamiento, la Entidad podría poner en práctica otras medidas similares, pero aún no está claro el alcance y las consecuencias del mismo, por lo que las posibles medidas irían adoptándose según el transcurso de los acontecimientos.

En cualquiera caso, la renegociación de la deuda de manera individual y personalizada es una posible alternativa que siempre está abierta ante situaciones adversas que puedan sufrir los clientes.

En definitiva se trata de poder articular algún mecanismo rápido y sencillo a quién pueda pasar apuros transitorios ocasionados por el cierre obligatorio de negocios o reducción de actividad para muchos profesionales y autónomos, así como la familias afectadas por ERTEs.

Sí embargo, desde la Entidad esperamos que el deterioro no tenga un alcance tal que las empresas, autónomos, explotaciones agrarias y familias, no puedan soportar mayoritariamente. Y para aquellos casos en los que este parón tenga consecuencias severas, se tratará de apoyar a los clientes en la medida de lo posible para salvar el tejido productivo y ayudar a las familias afectadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información