v

Acusan a Novafrigsa de trasladarle a las granjas contratos de suministro sin precio

Unións Agrarias considera que ese modelo de acuerdo no es válido. “Todo contrato tiene que tener precio y condiciones de pago”, cuestiona José Ramón González, responsable de vacuno de carne de la organización

Acusan a Novafrigsa de trasladarle a las granjas contratos de suministro sin precio

Unións se declara a favor de contratos pero siempre que incluyan precios.

La decisión de Novafrigsa, la principal industria cárnica de Galicia, de trasladarle a las granjas contratos de suministro, está siendo mal recibida por parte de Unións Agrarias. El responsable de vacuno de carne de la organización, José Ramón González, advierte de que «son contratos que no tienen ni precio ni condiciones de pago, aspectos que tienen que figurar de manera obligatoria, según la Ley de la Cadena Alimentaria. Por tanto, son contratos que no consideramos válidos», advirtió en rueda de prensa celebrada en Lugo.

Unións interpreta que Novafrigsa trata simplemente de garantizarse un abastecimiento durante todo el año, incluido el verano, época en la que tradicionalmente hay menor oferta en el mercado, pero sin comprometer precios. «Estamos en un sector donde la formación de precios sigue en manos de las industrias. La Mesa de Precios de Ternera Gallega, que debía ser una referencia para el sector, no tiene credibilidad para las ganaderías, y ahora nos encontramos con contratos de suministro que directamente ni hablan de precios», critica el responsable de Unións.

Unións pide que la Xunta convoque la Mesa da Carne para llegar a acuerdos con las industrias sobre los contratos

La organización apela a la Xunta para convocar una Mesa de la Carne, aquel foro de diálogo creado por el Gobierno bipartito y que después caería en el abandono. «Es necesario un ordenamiento del sector del vacuno de carne. Es cierto que se trata de un sector plural, en el que conviven más de 8.000 granjas profesionales con otras casi de autoconsumo o gestionadas por personas jubiladas, pero hay que actualizar el sistema de compraventa y llegar a acuerdos serios. No podemos seguir sólo en la línea del trato en la feria y del trato en la cuadra», critica.

Cooperativas y tratantes
Por último, González acusa también a tratantes y cooperativas de estar colaborando con Novafrigsa a la hora de trasladarle los contratos a las granjas. «Son contratos que obligan a entregar la producción sin precio» -reitera-. «No entiendo como la cooperativa Artesáns Gandeiros pudo entrar en el juego de la principal industria cárnica de Galicia», apunta en alusión a Novafrigsa, del Grupo Coren.

José Ramón González.

José Ramón González.

«Si lo que quiere esta industria es cumplir con la Ley de la Cadena Alimentaria, que obliga desde hace años a que todos los acuerdos de suministro en el campo se plasmen en contratos por escrito, tienen que poner precio. La ley dice muy claro que los contratos deben tener obligatoriamente precio y condiciones de pago», concluye González.

Organizaciones de productores
Con la futura creación de organizaciones de productores de vacuno de carne, González cree que es posible mejorar la capacidad de negociación de las granjas, aunque también es consciente de que puede suceder lo mismo que en otros sectores, como el lácteo, donde las OPs tuvieron hasta el momento escaso éxito por la negativa de las industrias a una negociación colectiva.

Despido en el Grupo Sada de una trabajadora que participó en elecciones sindicales

En el ámbito de la industria cárnica, la Confederación Intersindical Gallega (CIG) ha denunciado que el Grupo Sada despidió a una candidata de la CIG, tras el reciente proceso de elecciones sindicales que hubo en la planta de Castro Riberas de Lea. Para la CIG, este despido se trata de una represalía por la presión que ejerció el sindicato sobre el conflicto por falsos autónomos «y posteriores despidos injustificados» que hubo en el Grupo Sada en el 2019.

El sindicato señala que Sada fue una de las últimas empresas del sector cárnico en asumir la contratación formal de los falsos autónomos con los que trabajaba. Desde la CIG anuncian que iniciarán trámites judiciales para reclamar el desnudo nulo y la readmisión de la trabajadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información