Vino gallego elaborado con uva de Castilla: El fraude que no cesa

La venta de vino de mesa o a granel con nombre gallego o elaborado por bodegas gallegas pero con uva de Castilla sigue siendo algo generalizado, sobre todo en comunidades como Valencia, Cataluña o Baleares. Una situación fraudulenta para el consumidor que perjudica a los viticultores de Galicia

Publicidade
Vino gallego elaborado con uva de Castilla: El fraude que no cesa

Vino turbio gallego un restaurante gallego en Cataluña

“Turbiño”, “Os Portapazos”, “Viño Blanco”….el nombre suena a gallego, llevan en la etiqueta la bandera de Galicia e incluso puede ser elaborado por bodegas gallegas, pero la uva procede de Castilla o de otras regiones de España. La venta de estos vinos de mesa a bajo precio -incluso a menos de 2 euros la botella- sigue siendo una realidad extendida, sobre todo en el sector de la hostelería y en comunidades del Levante español, como Valencia, Cataluña o las Islas Baleares

Desde las asociaciones de consumidores, consejos reguladores y viticultores consideran que esta situación es fraudulenta, pues perjudica la imagen de los vinos de Galicia, asociándolos a vinos baratos y de baja calidad, y además supone un engaño para el cliente, pues en la mayoría de los casos la uva, la materia prima, no es gallega.

Los argumentos con los que las empresas de distribución llegan a vender estos vinos rozan a veces el esperpento. Así, Bodegas Rejo, de Gijón (Asturias), vende su “Viño Blanco” turbio gallego destacando que ha sido elaborado “siguiendo la tradición y cultura gallega”.

Galicia Gourmet (sic), una distribuidora de productos para hostelería radicada en Xinzo de Limia (Ourense) destaca de su vino “Turbiño”, elaborado por una bodega gallega, que “estos vinos aunque salieran turbios, eran del gusto de los pobladores de Galicia. En los últimos años, el vino gallego turbio ha tomado auge en ciertos restaurantes españoles, hasta el punto que se elabora y comercializa para satisfacer la demanda de los gallegos”. Concluye que el vino turbio “se considera una bebida tradicional gallega”, tal cual.

Bodegas Leopoldo distribuye en Alicante estos vinos turbios gallegos entre el sector de la hostelería, donde reconocen que existe una demanda consolidada para este tipo de caldos.

El caso de “Os Portapazos”

Uno de los casos más sonados ha sido el de “Os Portapazos”, un vino elaborado por Adegas do Miño para la cadena de supermercados Lidl. Un vino económico, hecho con un coupage de vinos que proceden de Castilla, Valencia y Cataluña y que fue elegido como uno de los mejores vinos blancos españoles de la cosecha 2017 en la última edición de los premios Baco, que organiza la Unión Española de Catadores.

Se da la casualidad de que el vino es elaborado en Toén (Ourense) por Adegas do Miño, que forma parte del grupo gallego Reboreda Morgadío, al que pertenece también Bodegas Campante, que elabora “Turbiño”.

Xoán Cannas (Instituto Galego do Viño): “La solución pasa por formar a los clientes y al personal de restaurantes y supermercados”

Xoán Cannas, director del Instituto Galego do Viño (INGAVI), considera “para entender esta situación hay que remontarse a mediados del siglo XX, cuando desde Galicia, y desde la comarca de O Ribeiro en concreto, se apostó por variedades de vid foráneas y muy productivas y se alimentó esta imagen de vino gallego turbio y barato, sobre todo en la zona de Levante”.

“Sin embargo -añade- con el cambio de modelo de viticultura en Galicia, orientado hacia las DO y hacia los vinos de calidad, en estos momentos esos vinos no son elaborados con uva gallega, a pesar de querer pasar como de Galicia, y en muchos casos se elaboran fuera de nuestra comunidad”.

En este sentido, Xoán Cannas reconoce que la principal preocupación “es la imagen de marca Galicia que están creando estos vinos”, algo que también extiende especialmente a DO´s como Ribeiro pero también Rías Baixas.

La solución, a su juicio, pasar por “crear más cultura del vino y una mayor sensibilización entre los consumidores”. “Y creo que eso empieza por formar a los camareros de los restaurantes y a los responsables de sección de vinos en los supermercados, para que ellos transmitan los conocimientos a los clientes que compran vinos y no se les engañe”, concluye.

Vinoteca Vide Vide: “Se deberían regular más los vinos de mesa y a granel para garantizar el origen de la uva”

Desde Vide, Vide! , una reconocida vinoteca y distribuidora de vinos de Santiago de Compostela, aseguran que “cuando abrimos si que nos venían turistas, sobre todo de la zona de Valencia, demandando vino turbio gallego”.

Creen que la situación en Galicia está superada “porque en consumidor de aquí si que valora los vinos de calidad”, por lo que consideran que “se debería realizar un trabajo de márketing y de promoción en esas comunidades donde más se produce esta situación”.

En todo caso, recuerdan que “para el consumidor que bebe vino todos los días es necesario ofertarle una alternativa, por lo que habría que regular más tanto el vino de mesa como el vino a granel para que garantizar al consumidor la procedencia de la uva”.

“En nuestro caso, vendemos también vino a granel de cosecheros y pequeñas bodegas, pero controlando que las uvas sean de Galicia. Después hay un mercado de vinos a granel a precios muy bajos y donde no se garantiza ningún origen, y en ese mercado no entramos”, añaden.

En todo caso, desde Vide Vide! Auguran que el mercado de vinos de calidad a granel “tiene mucho futuro, sobre todo en formato de Bag in Box, un tipo de envase en el que el vino se conserva hasta 4 meses una vez empezado, y que en Denominaciones de Origen como Bierzo, ya autorizan este tipo de envase, por lo que igual aquí las DO´s también deberían considerarlo”.

Iniciativa del Consello Regulador de la Denominación de Origen Ribeiro para perseguir el fraude  

Etiquetas que garante que o viño é do Ribeiro

Etiquetas que garante que o viño é do Ribeiro

El Consello Regulador de la Denominación de Origen Ribeiro ha puesto en marcha un nuevo y pionero programa de lucha contra el fraude en la marca vitivinícola de vinos que se venden utilizando la palabra Ribeiro y que no llevan la etiqueta ni están sometidos a los controles del Consello Regulador. Y ya está obteniendo los primeros resultados.

Para poder implementar esta estrategia, el Consello Regulador aprobó en pleno dos meses atrás un protocolo de actuación elaborado por el gabinete jurídico. Este documento incluye, por una parte, información legal sobre la marca y la identidad del Ribeiro, y, por otra parte, unas instrucciones de actuación para todo aquel que detectase algún caso de fraude. Entre esas pautas, se recomienda notificar al Consello del caso, con el mayor número de pruebas posibles, fotografías y direcciones. Una vez que el Consello lo recibe, el gabinete jurídico comunica al local o página una advertencia del fraude cometido, exhortando a que esos actos cesen, y en caso de no llegar a un acuerdo, se procedería a llevarlo a juicio.

Por lo de ahora se han detectado y se ha conseguido una rectificación en seis casos de utilización fraudulenta de la marca Ribeiro en España, sin que el proceso llegase a los tribunales. Los diferentes casos detectados consisten en la utilización de vino de mesa anunciado en numerosos restaurantes como un producto de marca Ribeiro, que no está acogido dentro de la Denominación de Origen.

Otro de los casos es el conocido como vino turbio, que se vende como producto de marca, detectado sobre todo en locales de restauración del levante peninsular. También se encontraron muestras de este fraude en páginas de distribución en internet y en algunos locales en los que se vendía producto a granel haciéndolo pasar por vino de O Ribeiro.

Juan Casares: “Los más perjudicados por esta situación son nuestros viticultores”

Para Juan Casares, presidente del Consello Regulador, “esta situación afecta a la imagen y al prestigio de los vinos de O Ribeiro y sobre todo al punto más débil de la cadena, que es el viticultor, ya que se le acaba pagando menos por la uva”.

“Ese vino no es de O Ribeiro y lo peor es que por cada botella que se comercializa es una botella menos de vino de O Ribeiro que se vende. Es la primera vez en la historia del Consello Regulador que se pone en marcha un protocolo específico para luchar contra el fraude en la utilización de la marca Ribeiro, y creo que es así como conseguiremos mejores condiciones de vida para todas las personas que trabajan en el sector del vino en esta DO”, subraya el presidente.

“La única garantía de que un vino es gallego, y de O Ribeiro en concreto, es que lleve la contraetiqueta del Consello Regulador, pues sólo así se garantizará que la uva ha sido producida aquí y elaborada en bodegas de aquí”, concluye.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información