Prevén un adelanto de la vendimia a la primera semana de septiembre

En algunas parcelas de la provincia de Pontevedra el grado alcohólico aumentó en 2 grados en una semana por lo que la Estación Fitopatolóxica apunta a que la cosecha comenzará a principios del próximo mes

Publicidade
Prevén un adelanto de la vendimia a la primera semana de septiembre

Daños por la polilla. //Foto: Estación Fitopatológica de Areeiro.

Las lluvias de la semana pasada y las elevadas temperaturas motivaron que ya en todas las comarcas de la provincia de Pontevedra los racimos estén con el pintado y ablandando, según los datos que manejan en la Estación Fitopatológica de Areeiro (EFA), dependiente de la Diputación de Pontevedra. A esto se suma que, en la última semana, en algunas parcelas el grado alcohólico aumentó en 2 grados, lo que hace prever, que la vendimia se adelantará a la primera semana de septiembre.

Grado-de-maduracion-de la-uva-EFA-Areeiro-2019-

Grado alcohólico y de la acidez obtenido en algunas muestras de la EFA.

Al margen de la cosecha, los técnicos de Areeiro también hacen hincapié, en su último aviso fitosanitario a que, en este momento de la campaña y dadas las condiciones de estos días, la botritis continúa a ser la enfermedad más destacada. Detectaron síntomas derivados de la oruga de la polilla o de desgarros por la lluvia y distintas lesiones, tanto en racimos de variedades blancas como tintas.

Aunque por lo general, los daños son mínimos, ante la previsión de nuevas lluvias, desde Areeiro inciden en los tratamientos preventivos que, en determinados productos manejan plazos de seguridad de 14 días o incluso de 3, lo que permitiría aún emplearlos pese a la cercanía de la vendimia. De no ser posible la aplicación de tratamientos, y aun siendo factibles, los técnicos recomiendan eliminar los racimos dañados y facilitar la aireación de la viña.

Desde Areeiro inciden en que la presencia de botritis en la uva perjudica la calidad del vino puesto que produce la degradación de los azúcares, altera los compuestos fenólicos y también el perfil aromático. Por eso, recomiendan seguir actuando hasta el momento de la vendimia.

Las condiciones meteorológicas de los últimos días (con temperaturas nocturnas elevadas, alrededor de los 16 y 17 grados, junto con las lluvias ligeras y las lloviznas) también motivan la aparición de nuevos síntomas de mildiu en las hojas en forma de manchas de aceite o en mosaico, que provocan la pérdida de las hojas. En cuanto a los racimos, detectaron síntomas en forma de mildiu larvado en los más adelantados y como mildio esporulado en los menos. Aunque las previsiones meteorológicas pueden propiciar la nuevas manchas, los especialistas esperan que ya no tengan incidencia en la buena maduración de la uva.

En lo referido al oídio, tampoco detectaron muchas variaciones con respeto a la semana anterior, excepto algunos daños aislados por lo que ya no recomiendan actuaciones diferentes al margen de las que favorezcan la ventilación.

En esta campaña también están teniendo una reducida incidencia la polilla del racimo, llegando incluso a no registrarse capturas en las trampas que tienen en las fincas de la estación fitopatológica. Aunque, tampoco descartan que se puedan producir daños puesto que las condiciones meteorológicas de estos días están siendo favorables. Lo mismo ocurre con el mosquito verde y otros cicadélicos o con los ácaros y la erinosis.

En las revisiones del personal especializado detectaron nuevamente daños por golpes de sol en viñas muy deshojadas. Asimesmo, también localizaron plantas muertas, ya desde hace semanas, por enfermedades de la madera que recomiendan eliminar de las fincas lo antes posible. Además, en algunas parcelas se están produciendo daños notorios causados por pájaros y avispas.

Manzanos y otros árboles

En el caso de los manzanos, continúan apareciendo nuevos síntomas de moteado en las hojas, aunque como recogen en el informe semanal de la estación, está siendo daños esporádicos. Tampoco están registrando capturas de la polilla de la manzana en las trampas de la estación. Sin embargo, los especialistas recuerdan que la actividad de estos insectos se prolonga hasta el fin de la campaña, por lo que aconsejan mantener vigiladas los pomares para tratar la plaga de ser preciso.

En cuanto al boj, continúan detectando orugas de la Cydalima perspectalis, aunque por ahora un número reducido de ejemplares por lo que recomiendan continuar vigilando su avance.

En su último aviso sanitario, también hacen referencia a los daños por oídio detectados en árboles de plátano de sombra situados en parques y paseos de la provincia. Al igual que están siendo cada vez más evidentes los síntomas del Tigre del plátano, que en sus ataques más intensos produce una pérdida de hojas prematura y reduce la capacidad de protección del sol, uno de los valores de este árbol.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información