La Xunta destinará 1,5 millones en ayudas a los agricultores afectados por fenómenos climáticos adversos

La Xunta destinará 1,5 millones en ayudas a los agricultores afectados por fenómenos climáticos adversos

A conselleira do Medio Rural, Ángeles Vázquez, reunirase cos alcaldes dos municipios ourensáns de Cenlle, Gabriel Alén, e de Castrelo de Miño, Xurxo Rodríguez.

El Consello da Xunta aprobará en breve una línea de financiación para los agricultores afectados por fenómenos adversos, dotada con 1,5 millones de euros para las anualidad 2017/2018.

Así lo anunció la conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, tras la reunión esta mañana con los alcaldes de los ayuntamientos ourensanos de Cenlle, Gabriel Alemparte, y de Castrelo de Miño, Xurxo Rodríguez, para evaluar los daños registrados en ambos municipios por la granizada del pasado día 27 de agosto.

La titular de Medio Rural explicó también que la Xunta le solicitará al Gobierno central la realización de desgravaciones en el IRPF para los agricultores damnificados. Asimismo, les avanzó que se les dará prioridad a ambos ayuntamientos en los criterios de reparto de las diferentes ayudas de la consellería.

Por otra parte, la conselleira incidió en la importancia de los seguros agrarios como fórmula para hacer frente a este tipo de situaciones y recordó que Medio Rural destina este año 4,7 millones de euros a financiar la contratación de pólizas.

La Consellería estudia si se puede declarar la zona de emergencia en los ayuntamientos de Cenlle y Castrelo de Miño, los más afectados por el granizo

En la reunión, en la que también participó la directora general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Belén do Campo, la conselleira explicó a los regidores los resultados de los informes preliminares elaborados por técnicos de Medio Rural sobre la afectación del granizo en los cultivos de viñedo.

Según la Consellería “los estudios constataron que este fenómeno meteorológico adverso causó la rotura de ramas y hojas, así como daños en la piel de las uvas y la caída de racimos, que pueden repercutir en una merma de la cantidad de fruto recogido, así como en la reducción de su calidad”. Estos daños se centraron en ambos ayuntamientos de Castrelo de Miño y Cenlle, en la comarca del Ribeiro, por lo que la consellería está realizando los estudios pertinentes para determinar si procede solicitar la declaración de zona de emergencia.

En todo caso, también se constató, según Medio Rural, que “en explotaciones pequeñas o que tengan bodega propia los daños pueden reducirse con una rápida recogida y estrujado de la uva”. Por eso, por parte de los técnicos se aconseja acelerar la vendimia, con el fin de minimizar las consecuencias de este episodio adverso. En este sentido, la conselleira coincidió con los alcaldes en que la uva que no se vio afectada tiene una excepcional calidad.

Los sindicatos agrarios, especialmente Unións Agrarias, el Sindicato Labrego y la Fruga, vienen reclamando desde el pasado mes de abril ayudas directas para los viticultores y los ganaderos afectados por las adversidades climáticas, una petición que hasta ahora no atendió la Consellería de Medio Rural, alegando que serían ilegales las ayudas directas y que la solución está en la contratación de seguros. Sin embargo, desde las organizaciones agrarias replican que las pólizas no están adaptadas a la realidad de la viticultura en Galicia, por lo que no resultan atractivas para los viticultores. Además, recuerdan que en septiembre de 2016 la Consellería sí aprobó ayudas directas paras los viticultores de la Ribeira Sacra afectados por el granizo.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información