La IGP Viño de Barbanza e Iria aumenta los rendimientos autorizados e incorpora la variedad Merenzao

La IGP Viño de Barbanza e Iria aumenta los rendimientos autorizados e incorpora la variedad Merenzao

Productor de vino en la comarca de O Barbanza

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó este jueves una resolución de la Consellería de Medio Rural por la que se da publicidad a la solicitud de modificación del pliego de condiciones de la Indicación Geográfica Protegida de vino de Barbanza e Iria.

Entre los cambios destaca la incorporación de la uva merenzao a las variedades tintas. Además, también aumentará el rendimiento máximo por hectárea permitido para las variedades blancas y los límites máximos de dos parámetros analíticos, en concreto la acidez volátil y el contenido en anhídrido sulfuroso.

Estas modificaciones fueron solicitadas por las asociaciones de viticultores y elaboradores de vino de la IGP y, una vez analizadas las demandas, se decidió iniciar el proceso para llevarlas a cabo. Así, este jueves se publicó la modificación en el DOG para que cualquier persona física que ostente un interés legítimo y resida o esté establecida en su territorio, pueda presentar alegaciones en un plazo de dos meses desde la última publicación, ya que se publicará también en el Boletín Oficial del Estado.

Así, las causas que motivaron los cambios están relacionadas con la adaptación al trabajo actual. Por lo que respecta a la inclusión de la variedad merenzao, se trata de una variedad presente en la zona aunque en cantidades pequeñas. Es una uva de cultivo tradicional en Galicia y al tratarse de una variedad de ciclo corto se adapta bien al medio natural de esta indicación geográfica, donde madura de manera idónea lográndose mostos de gran calidad.

Aumentan hasta los 12.000 kilos por hectárea los rendimientos máximos para las variedades blancas

En cuanto al rendimiento por hectárea, pasará de 10.000 a 12.000 kg para las variedades blancas, ya que, según destacan desde la Consellería de Medio Rural, “la experiencia de los últimos años demuestra que las parcelas son capaces de proporcionar rendimientos superiores a los ahora admitidos, sin merma de la calidad del vino obtenido”.

En lo que se refiere a la acidez volátil y al contenido de sulfuroso, desde la Xunta explican que “en el pliego de condiciones vigente se establecen unos límites demasiado restrictivos para estos dos parámetros, que dejan fuera productos con adecuadas características organolépticas y que responden a la tipicidad de los vinos de Barbanza e Iria”.

“Esto unido a que en los últimos años se están comercializando cada vez más vinos de esta indicación geográfica con un mayor envejecimiento, y que por lo tanto están durante mucho más tiempo expuestos a riesgos oxidativos, se decidió aumentar los máximos establecidos. De este modo, los vinos con muy buenas calidades organolépticas y que cumplen con el límite legal máximo para este parámetro, pasarán a estar bajo el amparo de la IGP”, concluyen desde la Consellería .

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información