“En O Ribeiro estamos dándole más valor al viticultor, y eso debe traducirse en los precios de la uva”

Entrevista a Juan Manuel Casares Gándara, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribeiro. Explica los principales cambios que están realizando en la Denominación de Origen más antiga de Galicia y avanza una previsión de cosecha muy buena en esta vendimia, también con mejores precios para los viticultores

Publicidade
“En O Ribeiro estamos dándole más valor al viticultor, y eso debe traducirse en los precios de la uva”

Juan Manuel Casares Gándara, presidente del Consello Regulador Ribeiro

Juan Manuel Casares Gándara acaba de cumplir 2 años como presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribeiro, la DO más antigua de Galicia. En el ecuador de su mandato comenta las principales transformaciones que realizaron y avanza los cambios que prevén realizar nos próximos meses.

Llevas dos años al frente del C.R.D.O. Ribeiro ¿Qué balance global haces de este período?
Considero que en términos globales el balance es muy positivo tanto a nivel personal como profesional. Estamos colocando al Ribeiro en el camino de la excelencia.

Repasando los objetivos que me había marcado como presidente puedo comprobar como el 75% están cumplidos o a punto de hacerse una realidad. Hablo de la mejora de la organización interna del Consejo Regulador; de la gestión eficiente de sus recursos; de la puesta en valor de la comarca como un territorio que representa mucho más que vino y de la potenciación inteligente de la política de promoción. Otros objetivos como la obtención de la acreditación por la ENAC se encuentra en un momento de espera por los resultados, pero yo intuyo que pueden ser satisfactorios.

“De lo que me siento más orgulloso es de que estamos revalorizando la figura del viticultor”

Aun así, el objetivo del que me siento más orgulloso es de que estamos revalorizando despacio la figura del viticultor a través de las medidas encaminadas a conseguir que vean recompensado su esfuerzo en unos precios más razonables. El incremento de los controles previos en los viñedos; el esfuerzo económico en un operativo inspector de vendimia eficiente y la actualización de nuestro registro vitícola, se debieran traducir en una mejora de los precios de la uva, o cuando menos con esa finalidad trabajamos.

Una de las medidas más destacadas que pusisteis en marcha fue la campaña para perseguir el fraude con el uso del nombre Ribeiro en vinos turbios, muchos de ellos ni siquiera envasados en el territorio de la DO ¿Cuál es la magnitud de este problema? ¿Qué resultados nos puedes avanzar de esta iniciativa?
Tengo que apuntar que esta medida se encuadra en otra mucho más global que persigue el cumplimiento de las funciones de un Consejo Regulador como garante del origen y calidad del producto y la defensa de su marca. Hoy en día la potencia comercial de la marca Ribeiro no sólo se basa en la calidad que representa sino también en la seguridad que transmite.

Son ya una docena los casos de fraudes en el uso de nuestro nombre que hemos detectado e informado pero este número aumenta todos los días gracias a la colaboración de todos. Hasta lo de ahora conseguimos que algunos de ellos rectificaran pero de otros aún no tenemos respuesta.

 “Tengo intención de poner en marcha un programa de controles presenciales en los puntos de venta para evitar fraudes con la marca Ribeiro”

Es mi intención poner en marcha un programa de controles presenciales en los puntos de venta dentro de las posibilidades económicas que tenemos. También quiero procurar la implicación de las administraciones (ICA, Consumo, Salud Pública, etc.) para coordinarnos en acciones inspectoras y, si fuere el caso, sancionadora
.
Una de las figuras diferenciadoras del Ribeiro son los cosecheros ¿Hace falta diferenciar aun más sus producciones por parte del Consejo Regulador?
El cosechero constituye una figura singular y tradicional del Ribeiro. Es un elemento más de la peculiariedad de esta Denominación de Origen en comparación con otras entidades de Galicia y de España. Cuantitativamente constituyen un grupo numeroso dentro del global de las bodegas inscritas en el Consejo Regulador del Ribeiro, aunque su peso productivo es proporcionalmente mucho más pequeño por las características especiales que deben cumplir.

Independientemente de mis convicciones personales de corte galleguista y tradicionalista, como presidente entiendo que, más allá de su condición o volumen de producción, todas las bodegas del Ribeiro son iguales y todas son tratadas atendiendo a las mismas reglas. Dentro de un campo de juego con reglas iguales y conocidas, cada quien tiene que buscar comercialmente como diferenciarse.

Una vez iniciada la vendimia, ¿Qué previsiones de producción y calidad tenéis para este año en el Consejo Regulador?
Siempre huí de dar cifras estimativas y seguiré en esa misma senda; prefiero ser dueño de mis silencios que reo de mis palabras. Aun así, avanzaré este año esperamos una muy buena cosecha.

“Este año esperamos una cosecha excelente y deberían mejorarse los precios de la uva”

Hablar de Ribeiro y hablar de calidad es referirse siempre a palabras sinónimas y este año no va a ser distinto en este sentido. La calidad tanto sanitaria como organoléptica de la uva que está entrando en las bodegas es excelente.

¿En que precios se está moviendo la uva este año en el Ribeiro?
Como ya dije, el incremento de los controles previos en los viñedos; el esfuerzo económico en un operativo inspector de vendimia eficiente y la actualización de nuestro registro vitícola, debieran traducirse en una mejora de los precios de la uva.

Evidentemente esta es la forma en que el Consejo Regulador puede mejorar la vida de las personas, en este caso los viticultores, a través de implementar todas las medidas que eviten cualquier tentativa de praxis poco ortodoxa y que solidariamente favorezcan el aumento de los ingresos que obtienen los productores. Para mí es una cuestión de justicia social que se resume en dar a cada uno lo que le corresponde.

Precisamente, ante las buenas previsiones de cosecha, autorizasteis desde el Consejo Regulador un incremento del 25% en los rendimientos máximos autorizados de kilos de uva por hectárea. ¿En que límites se situarán en concreto este año para las distintas variedades amparadas?
En nuestro pliego de condiciones se establece que en determinados casos y atendiendo a las características climatológicas, entre otras, de una cosecha, los rendimientos establecidos para las distintas variedades pueden ser incrementados hasta un 25%.

En el pleno del CRDO Ribeiro se entendió que este año, después de otros dos anteriores cuantitativamente nefastos, y ante la muy buena cosecha que se vislumbraba, técnicamente era pertinente y necesario aplicar esta medida.

Esta medida era una de las demandadas por organizaciones como Unións Agrarias, que sin embargo la considera insuficiente para evitar el fraude, y pide otras como la puesta en marcha de un registro público de contratos de compraventa de uva de la vendimia, o que desde los Consejos Reguladores, una vez rematada la vendimia, se certifique una aprobación de cosecha en todas las denominaciones de origen ligando a este dato la posterior expedición de contraetiquetas. ¿Cómo valora estas propuestas y por que no ponen en marcha?
Los agentes sociales, representados en los sindicatos agrarios como pueden ser Unións Agrarias, están desarrollando un papel fundamental durante este período. Tienen una mayor participación en la vida diaria del Consejo y están abiertos a procurar los consensos necesarios para marcar el futuro de esta comarca vitivinícola histórica, sin renunciar a sus postulados y a su función social. Esto es algo que quiero agradecer de antemano como presidente del Consejo Regulador.

Yo tengo que decir que en el CRDO Ribeiro toda propuesta es analizada, debatida y sometida al veredicto del sistema democrático en que se basa el funcionamiento de su pleno. Ahora bien, hay que apuntar también que un Consejo Regulador tiene unas funciones determinadas y unas limitaciones legales concretas, aunque pueda servir de interlocutor con las entidades que poseen otras. En lo que respecta a nuestras funciones, como ya repetí, implementamos todas las medidas necesarias para hacer inspección y control y, consecuentemente, ser garantía de origen y calidad de un producto singular que se llama Ribeiro.

“Actualizamos un registro vitícola que ya tenía 25 años de antigüedad”

¿Qué garantías se ofrecen en el Ribeiro para evitar la entrada de uva foránea o de que el excedente de uva fuera del límite autorizado se venda a bajo precio? ¿En que habría que mejorar?
Nuestro mayor aval es el paquete de medidas que diseñamos con éxito el año pasado y que estamos mejorando cosecha a cosecha en su desarrollo. Así, la actualización de un registro vitícola que contaba con 25 años de antigüedad; un plan de inspección en viñedo previos a la vendimia con un protocolo de estimación de rendimientos aplicado a 150 explotaciones este año; la información al por menor al viticultor sobre las cantidades máximas de uva por variedades que puede entregar; el cambio en el modelo y formato de la tarjeta del viticultor y finalmente un operativo de vendimia con 24 personas. Este es nuestro aval de cumplimiento y la mejor garantía de seguridad para un consumidor cuando apuesta por un Ribeiro.

A este respecto, la Consellería de Medio Rural acaba de presentar un nuevo plan para evitar el fraude en esta vendimia. ¿Cómo lo valora?
La Consellería de Medio Rural puso a nuestra disposición 5 controladores que refuerzan las tareas de control del operativo de vendimia propio del Consejo Regulador del Ribeiro.

Asimismo, como todos los años, estamos coordinados con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, quienes desarrollan labores de control en la red viaria. Insisto, esto no es una novedad sino algo que se lleva haciendo desde hace años.

¿Algo más que quieras añadir?
Me gustaría destacar que otra de las novedades que estamos desarrollando es un trabajo conjunto con la otra pata del banco del Ribeiro: la Ruta del vino del Ribeiro. Suelo decir que el Ribeiro es mucho más que vino y esto se traduce en la praxis en una promoción de la comarca vitivinícola histórica de Galicia aprovechando todos los recursos que tiene, unos tangibles como el termalismo, el paisaje y el patrimonio arquitectónico ligado al vino más importante de la Península.

Pero también hay otros intangibles como son las tradiciones y nuestra rica historia. Estos son los pilares en los que se apoya la marca que estamos lanzando al mercado enoturístico “El camino del vino” en colaboración con la Diputación Provincial de Ourense y el Geodestino O Ribeiro-Carballiño.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información