Daños de black rot en racimo AREEIRO

Daños de black-rot en la Ribeira Sacra y recomendación de precauciones con el oídio

La situación sanitaria del viñedo es satisfactoria a estas alturas de campaña, con escasos problemas de mildiu, aunque conviene prestar atención al oídio, según el último aviso fitosanitario de la Estación Fitopatolóxica de Areeiro, dependiente de la Deputación de Pontevedra, para Rías Baixas. En la Ribeira Sacra, preocupa el black-rot, que está causando daños en las últimas semanas.

Areeiro informa de que los daños detectados por el mildiu fueron escasos esta semana, apenas algunas manchas en los puntos que quedan menos expuestos a los tratamientos. Dado el desarrollo de los racimos, que en algunas variedades tempraneras comienzan ya a cambiar de color, se espera que esta enfermedad fúngica no tenga ya impacto en la cosecha, a pesar del tiempo favorable a su desarrollo en los próximos días, con lluvias y temperaturas menores a 30 grados.

En cualquier caso, puede ser preciso tratar o renovar los tratamientos tras las lluvias que se esperan para este fin de semana. Dependerá de las circunstancias específicas de cada finca, teniendo en cuenta factores como si son habituales los problemas de mildiu y si las lluvias lavan el último tratamiento realizado.

En este momento de la campaña, Areeiro recomienda centrar las observaciones sobre el oídio, pues esta es la fase más delicada en relación a esta enfermedad, no sólo por los daños directos que puede provocar sobre el racimo, sino los indirectos, como podredumbres. En las fincas que tengan síntomas, habrá que aplicar un último tratamiento tras las lluvias de este fin de semana. Areeiro recomienda también no descuidar las labores de aireación e iluminación de los racimos.

En cuanto a botritis y black-rot, no se observan por el momento síntomas, pero habrá que estar pendientes, ya que el tiempo de estos días será favorable para ambos problemas.

En la Ribeira Sacra, donde este año tampoco se están registrando problemas de mildiu, el black-rot ya está presentando problemas en las últimas semanas en los viñedos, según advierten técnicos como Emilio Xosé González, de Enonatur.