¿Cómo hacer más sostenibles las producciones vitícolas?

Al amparo del proyecto internacional Vinovert, que busca garantizar la sostenibilidad de la actividad vitivinícola, se dieron a conocer varias estrategias que procuran reducir el impacto ambiental de este sector

¿Cómo hacer más sostenibles las producciones vitícolas?

La jornada se cerró con un debate en el que participaron todos los ponentes asistentes.

Las instalaciones de las Bodegas Martín Códax, en Cambados, acogieron una jornada técnica centrada en estrategias para conseguir una viticultura sostenible. En la sesión se presentaron algunos de los trabajos que se desarrollaron en el proyecto internacional “Vinovert, Vinos, Competitividad, Políticas Medioambientais y Sanitarias de Empresas-Acompañamiento hacia la puesta en marcha de metodologías”.

En este proyecto participan un total de 17 entidades, entre las que figuran la bodega de Cambados y la Universidad de Compostela, y que está financiado por el Programa Interreg Sudoe de la UE.

La reducción del uso de los tratamientos es uno de los ejes para hacer más sostenible la viticultura pero para lograrlo se están procurando distintas vías que permitan que esta actividad siga a ser rentable a la par que respetuosa con el medio. “Precisamos de altura de miras para saber hacia dónde va la viticultura y mejorar la competitividad del sector en materia ambiental. Tenemos que ser capaces de trabajar con inteligencia para adaptarnos”, reivindicó al comienzo de la jornada Juan Vázquez, director general de la bodega Martín Codax y presidente del Clúster Alimentario de Galicia.

Una de las vías en las que se trabaja para hacer de la viticultura una actividad más sostenible es en conseguir variedades resistentes a las principales enfermedades del viñedo como el mildio, oídio o la botritis y poder así reducir el empleo de fitosanitarios.

“A diferencia de lo que ocurre con otras producciones agrícolas, en la vid no se llevan a cabo programas específicos de mejoras y recambios varietales”, reflexiona la investigadora del Instituto de Investigación y Tecnología Alimentaria de Cataluña (Irta), Felicidad de Herralde.

Se están haciendo cruces con variedades americanas y asiáticas resistentes a mildio y oídio

Lo que se está haciendo, en España aun de una manera inicial a diferencia de otros países europeos, son programas de cruces con variedades americanas y asiáticas que son ya resistentes de manera natural a estos hongos. “Ya hay un trabajo genético sobre estas variedades que ayudan a hacer los cruces”, especifica Herralde.

En España, se está trabajando en esta línea desde el 2013 con trabajos como el desarrollado en el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida) por el grupo de investigación liderado por Leonor Ruíz, con la variedad Monastrell.

También hay iniciativas personales como la desarrollada por el grupo VRIAACC, formado por las bodegas catalanas Albet i Noya, Alta Alella y Celler Piñol, para buscar variedades adaptadas al cambio climático. “Emplear estas variedades no significa que ya no sea preciso aplicar tratamientos, sino que se reduce el número de dosis necesarias”, puntualiza Herralde.

Otra de las líneas que se contempla para hacer la viticultura más sostenible pasa por reducir el uso de los pesticidas. En este sentido, también se está analizando la viabilidad técnica y económica de reducir estos tratamientos. En el Parque Tecnológico del Vino (Vitec) realizaron una investigación en la que incluyeron estudios en parcelas de Burdeos, Galicia y Cataluña donde comparaban prácticas ecológicas, o con un uso reducido de estos tratamientos, con aquellas, situadas en la misma zona, que hacían un uso más intenso.

El 25% de las pérdidas de la cosecha están relacionadas con enfermedades, pero el 75% se debe la otros factores

Entre las conclusiones que permiten extraer los datos recabados y analizados hasta el momento, ya que están procesando aun parte de los datos del 2018, apuntan a que hay margen para reducir el uso de fitosanitarios y que la actividad sea aún viable. “El 25% de las pérdidas de la cosecha están relacionadas directamente con enfermedades, pero el 75% restante se debe la otros factores como pueden ser las heladas”, explica el investigador Carlos Calvo.

De hecho, el uso de tratamientos herbicidas o pesticidas está cada vez más en el punto de mira también por los residuos que pueden dejar tanto en la uva y en el vino como en el suelo. Desde la Universidad de Santiago, el investigador Isaac Rodríguez concretó en la jornada cómo las técnicas de análisis permiten detectar cada vez mejor los residuos que pueda haber, por lo que el experto incidió en la importancia de analizar los suelos y conocer la persistencia de estos compuestos antes de comenzar a aplicar los tratamientos en una nueva campaña.

Reducción del uso de herbicidas

En el marco del proyecto Vinovert, también se procuraron estrategias para reducir el uso de herbicidas como en el caso de los trabajos del Clúster de la Vinha y del Vinho del Duero (Advid) donde cuenta con 6.000 hectáreas de viñedo en pendiente y terrazas y precisan reducir el número de tratamientos que aplican por la erosión que pueden provocar en estas condiciones.

En un terreno donde resulta casi inviable atajar la hierba con métodos mecanizados están recurriendo al empleo de caballos, así como, a cortar la hierba directamente en aquellas zonas en las que es posible. También están en contactos para emplear herbicidas que tengan una menor huella ambiental o adaptar protocolos que en otros países habían funcionado. “Si la hierba no interfiere en el desarrollo de la vid incluso puede ser factible dejarla porque favorece que haya especies que pueden serle beneficiosas”, indica la directora técnica del Advid, Cristina de Carlos.

Concienciar a los viticultores

En la jornada también se dio cuenta de la importancia que tiene la implicación de los viticultores en este esfuerzo por conseguir una viticultura más sostenible. En este sentido, Vázquez destacó el empeño de los productores por “dejar a sus hijos una tierra sino igual, mejor de la que ellos tienen”.

En esa línea, en la bodega están desarrollando ensayos de viticultura ecológica en una parcela además de impulsar acciones para lograr prácticas cada vez más sostenibles ofreciendo al productor información detallada de sus tratamientos. En concreto, llevaron a cabo el envío de un balance de los tratamientos que aplicaba cada viticultor y de lo que representaba en comparación con el resto de los miembros de la cooperativa. Una experiencia con la que ya constataron cambios y una reducción de los tratamientos, como concretó Miguel Tubío, director técnico de la bodega.

A respuesta del consumidor

Al margen de la producción, en el proyecto Vinovert, también se estudió la respuesta del consumidor ante un tipo de viticultura más sostenible. El equipo liderazgo por José María Gil, director del Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario (Creda) desarrolló encuestas para detectar hasta que punto el consumidor valora esta producción respetuosa con el medio ambiente.

Manuel Rodríguez: “Aún tenemos que seguir convenciendo a la sociedad de nuestro compromiso con el medio cuando somo líderes en muchos procesos”

“Buscábamos que la gente nos dijera cómo es y no cómo le gustaría ser”, detalla Gil. Así, realizaron cuestionarios, experiencias en las que observaban las reacciones de la gente e incluso subastas de vino. Con todo, y aún pendiente de concluir la investigación, el consumidor parece dispuesto inicialmente a asumir un precio mayor por aquellos productos ecológicos aunque después de probarlos no siempre se mantiene su compromiso.

La clausura de la jornada corrió a cargo del director de la Agencia Gallega de Calidad Alimentaria, Manuel Rodríguez Vázquez, que reivindicó el trabajo y esfuerzos realizados por la viticultura en particular, y por el sector agroganadero gallego en general, a la hora de apostar por la sostenibilidad. “Aún tenemos que seguir convenciendo a la sociedad de nuestro compromiso con el medio ambiente cuando somo líderes en muchos procesos respetuosos adelantándonos años a este tipo de cuestiones”, concluye Rodríguez.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información