Areeiro recomienda renovar tratamientos puntuales ante la previsión de lluvias

Publicidade
Areeiro recomienda renovar tratamientos puntuales ante la previsión de lluvias

Abundantes manchas de mildiu en brotes de Mencía. //Foto. EFA.

La Estación Fitopatolóxica de Areeiro (EFA), dependiente de la Diputación de Pontevedra, recomienda en su último aviso sanitario renovar tratamientos puntuales contra el mildiu y el oidio. La recomendación se centra en aquellos viñedos que ya se habían visto afectados por estas enfermedades y ante la inestabilidad meteorológica que se prevé para la próxima semana.

Este año la afección por mildiu está siendo muy desigual y hay parcelas sin daños, incluso habiendo más de tres semanas desde el último tratamiento. Sin embargo, aparecen fincas con abundantes manchas nuevas en los brotes más tiernos y zonas de avance en aquellas viñas que ya estuvieron afectadas. Después de las lluvias tormentosas que se registraron en los últimos días y que pudieron lavar algunos de los tratamientos, desde la estación fitopatológica recomiendan renovarlos ante la previsión de nuevas precipitaciones para la próxima semana.

En concreto, aconsejan realizar nuevos tratamientos en las viñas que hayan tenido problemas de mildiu en la campaña y donde se hayan podido haber lavado los productos de contacto por las lluvias, con el objetivo de mantener protegida la vegetación y los racimos. Mientras, aquellas parcelas en las que no tenga mucho incidencia esta afección, donde la hoja esté sana o con pocas manchas, y las lluvias hayan sido escasas, podrán evitar nuevos tratamientos.

En su aviso inciden en que detectaron que sigue habiendo viñas con mucha vegetación, tanto de las propias plantas como de las malas hierbas, lo que favorece la retención de humedad y la aparición de síntomas. En este sentido, aconsejan evitarlo realizando desbroces y podas en verde con las que se eliminan manchas de mildiu y de otras enfermedades.

La situación es similar en cuanto al oidio se refiere, y, aunque la incidencia de la enfermedad está siendo muy desigual, desde Areeiro recomiendan renovar los tratamientos lo antes posible en aquellas fincas afectadas y donde hayan sido eliminados con las lluvias. En el resto de viñedos, a corto plazo bastará con hacer podas en verde para retirar brotes afectados, lo que favorece la ventilación de los racimos.

Las precipitaciones anunciadas para la próxima semana determinarán la necesidad de realizar después nuevas intervenciones en el viñedo no solo para lo oidio si no también contra la botritis, ante daños en las uvas, sobre todo en aquellas variedades sensibles. En este tipo de viñedo incluso barajan que sea oportuno aplicar un tratamiento preventivo en el inicio del pintado.

Trampeo para insectos

Aunque la presencia de distintos insectos como las polillas del racimo, el mosquito verde u otros dicadélicos no esté suponiendo un problema por ahora en los viñedos, desde Areeiro recomiendan el trampeo para poder evaluar la penetración y estimar la colocación de tratamientos en el momento idóneo.

Esta semana también detectaron una parcela en Poio con síntomas de acariosis. Además, la erinosis de verano sigue afectando a los brotes nuevos de algunas viñas. En los últimos días, en la estación recibieron varias consultas sobre la aparición de filoxera y continúan apareciendo plantas con patologías de la madera. Los técnicos advierten ya detectaron racimos con síntomas de golpe de sol y que los daños por el sol pueden llegar a ser importantes en aquellas cepas que exponen totalmente las uvas al sol.

Manzanos y frutales

En cuanto a los manzanos, desde la estación recomiendan mantener la vigilancia para el moteado al incrementarse la humedad e inciden en que puede ser necesario renovar los tratamientos. Al igual que en el viñedo, aunque por el momento la presencia de polilla de la manzana es escasa, aconsejan realizar un seguimiento particular y la colocación de las bandas-trampa de cartón ondulado en los manzanos para capturar orugas, con las que se consigue eliminar parte de la población para la siguiente campaña.

En los frutales, la inestabilidad de este verano está favoreciendo la aparición de hongos de monilia y botritis, especialmente sobre la fruta de hueso en maduración, detectándose abundantes frutos con daños tanto en el árbol como en el suelo. Así, los especialistas insisten en la importancia de retirar estos frutos para reducir la incidencia de las enfermedades tanto para esta temporada como para la próxima.

Los cerezos están siendo unos de los árboles afectados por el incremento de la humedad y detectaron una elevada incidencia de la Cylindrosporium padi, que en casos extremos está provocando la pérdida de hoja prematura. En estos casos, aun puede realizarse una intervención con un fungicida autorizado.

Otro de los avisos fitosanitarios incluidos en este boletín se centra en el boj, donde los daños por Cydalima perspectalis continúan siendo estacionales y sin muchos avances. Sin embargo, detectaron casos de ejemplares afectados aunque se habían realizado tratamientos, por lo que aconsejan mantener una vigilancia periódica de las plantas y realizar nuevos tratamientos si se detecta que no resultaron efectivos.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información