La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Hipra, una salud animal con menos medicamentos y más vacunas

La compañía farmacéutica veterinaria, con sede en Girona y con presencia en 34 países, enfoca su estrategia hasta el 2025 en la prevención, continuando el camino iniciado hace una década. Renuncia a lanzar nuevos productos farmacológicos

Hipra, una salud animal con menos medicamentos y más vacunas

Laboratorio de I+D de Hipra, en Amer (Girona). / Imágenes: Hipra.

Hace una década, Laboratorios Hipra, una compañía farmacéutica veterinaria de Girona, decidió que su estrategia de negocio pasaba por convertirse en un referente mundial de la prevención en sanidad animal. “En aquel momento decidimos no invertir en antibióticos. Hoy puede pensarse que fue una decisión acertada, pero entonces parecía cuando menos aventurada”, recuerda el director general de Hipra, Carlos Montañés.

El laboratorio organizó estos días un acto para anunciar su apuesta por profundizar en la estrategia de prevención hasta el año 2025. Desde 2008, Hipra ha lanzado 17 vacunas (7 en rumiantes, 7 en porcino, 2 en avicultura y 1 en conejos), que cubren enfermedades como la mamitis en vacuno o el mal de aujezski en porcino.

Javier Sanz, Carlos Montañés y Joan Tarradas, en rueda de prensa.

Javier Sanz, Carlos Montañés y Joan Tarradas, en rueda de prensa.

Su intención es continuar hasta el 2025 en la misma línea de registrar 1-2 vacunas al año. “Queremos posicionarnos como líderes mundiales en productos biológicos (vacunas)”, señala el director general de Hipra España, Joan Tarradas.

El progresivo aumento del volumen de negocio de la compañía confirma esa estrategia como acertada. Hace una década, cuando Hipra decidió cambiar de rumbo, facturaba 70 millones de euros al año. En el 2016 ingresó 225 y para este año prevé facturar 250.

De esa cantidad, un 10% se reinvierte en Investigación + Desarrollo (I+D). La compañía considera prioritaria la investigación, por lo que cuenta con un equipo de I+D que aglutina a más de 240 personas, un 16% de su plantilla total.

Línea farmacológica
La apuesta de Hipra en la prevención implica un menor esfuerzo en su línea farmacológica. “Hipra no va a lanzar nuevos productos farmacológicos” -confirma el director de marketing de la compañía, Javier Sanz.-. “Pero seremos la compañía que va a lanzar más vacunas hasta el 2025”, pronostica.

La firma tiene previsto mantener su actual catálogo farmacológico, que ya sólo representa un 20% de las ventas, frente al 60% que copaba hace una década, pero tampoco descarta eliminar productos que sean incoherentes con su línea de prevención. De hecho, en los últimos meses retiró de manera voluntaria dos medicamentos del mercado.

Servicio de asesoramiento de Hipra a una explotación avícola.

Servicio de asesoramiento de Hipra a una explotación avícola.

Programa para reducir el uso de antibióticos

El foco de Hipra en la prevención tiene su punto fuerte en el desarrollo de vacunas, aunque incluye otra serie de cuestiones. “Siempre hablamos de que somos una compañía referente en prevención, no en vacunas, porque prevención también son los servicios de diagnóstico que les prestamos a los veterinarios o los servicios para ayudar a que las explotaciones reduzcan el consumo de antibióticos”, señala Joan Tarradas.

La reducción del consumo de antibióticos en salud animal se enfocaba hasta hace unos años en la importancia de evitar residuos en la carne comercializada. Hoy en día, el aumento de bacterías resistentes a los antimicrobianos ha puesto en la diana el uso de antibióticos en la ganadería.

“El uso de antibióticos ha de ser tan reducido como sea posible, sin fines preventivos, y tanto como sea necesario, con fin curativo”

Ante el nuevo escenario, en Hipra crearon un programa, Origins, dirigido a elaborar planes de cría de animales de abasto sin uso preventivo de antibióticos. “Con Origins, se da respuesta a las demandas del consumidor y también se buscan mejoras en la producción”, destaca la compañía.

La idea de Origins consiste en reducir el uso de los antibióticos como elemento de prevención. “Cuando hay una enfermedad, está claro que puede ser preciso emplear antibióticos. Tampoco decimos no a los antibióticos. Lo que decimos es que hay que emplear tan pocos como sea posible y tantos como sea necesario”, precisa el director general de Hipra España, Joan Tarradas.

El programa Origins se puso en marcha en la avicultura y se extenderá de manera progresiva a otras especies. Las explotaciones que participan en el programa reciben una certificación que garantiza que están participando en un plan para reducir el uso de antibióticos. Ese certificado en algunos casos ya es visible para el consumidor en el etiquetado final del producto.

Planta de produción de vacunas de Hipra.

Planta de produción de vacunas de Hipra.

El concepto de la ‘vacunación inteligente’

Hipra está incorporando un chip a sus frascos de vacunas con el objetivo de lograr la trazabilidad de todo el proceso de vacunación. El chip puede ser leído por el dispositivo de vacunación, que a su vez está conectado con un software (HipraLink) que permite el volcado de los datos de trabajo en el ordenador, de manera que el profesional puede automatizar tareas de seguimiento y planificación.

El proceso de digitalización de las vacunas, que ya está en marcha en la avicultura, se extenderá progresivamente aa otras especies. Es lo que Hipra ha bautizado como ‘Smart Vaccination’ (Vacunación inteligente).

Formación continua
Con el objetivo de mantener al colectivo veterinario formado en las últimas novedades en materia de prevención, Laboratorios Hipra inició en el 2012 un programa de formación continua denominado ‘Hipra university’, por el que ya pasaron más de 2.000 profesionales para participar en cursos específicos sobre cuestiones como la mastitis bovina, coccidiosis, neumonía aviar o rinitis atrófica en porcino.

Sede central de Hipra.

Sede central de Hipra.

Construcción de una planta de fabricación en Estados Unidos

La compañía, nacida en Madrid en los años 50 y asentada en Amer (Girona) desde 1971, ha extendido en las últimas décadas su presencia internacional, hasta llegar a 34 países en los que tiene filiales, en tanto sus productos se comercializan en más de 100 países. El próximo paso de su expansión va a ser la construcción de una planta de producción de vacunas en Estados Unidos, en concreto en el Estado de Nueva Jersey, donde ya adquirió terrenos.

Hipra espera que la planta esté operativa en el 2020. Con la nueva planta, Hipra quiere consolidar su filosofía logística de darle servicio ágil a todos los mercados en los que está presente. El laboratorio presume de tener unos inventarios altos y unos plazos de entrega inferiores a las 48 horas sin roturas de la cadena de frío.

En los próximos años, la compañía tiene previsto también ampliar los edificios con que cuenta en el entorno de su sede central, en Amer (Girona), para lo cual ya adquirió más de 11 hectáreas de terrenos.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información