La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Así será el nuevo robot de ordeño de la Granja Experimental de Vacuno de Leche del Campus Terra

Así será el nuevo robot de ordeño de la Granja Experimental de Vacuno de Leche del Campus Terra

VMS300 de DeLaval que se instalará en la Granja Experimental de Vacuno de Leche

Este otoño se prevé que esté plenamente operativa la Granja Experimental de Vacuno de Leche tanto para el alumnado de Veterinaria como para el resto de estudiantes del Campus Terra de Lugo.

La instalación se sitúa en Castro Ribeiras de Lea, al lado de la Granja Gayoso Castro, y está siendo construida por la empresa COPCISA S.A después de ganar el concurso público convocado por la Diputación de Lugo, administración que financia las obras.

Entre las novedades que incorporará este centro de investigación ganadera estará un robot de ordeño para vacas en pastoreo, que se combinará con la sala de ordeño clásica para poder obtener información y realizar estudios con los dos sistemas.

Se trata de un VMS300 de DeLaval, que viene equipado con una serie de extras como un contador de células somáticas, un sistema de control de tiempos de ruminación y descanso, tanque de leche, silo de alimentación o sistema de videovigilancia.

“La adquisición del robot se realizó por licitación pública, en un sistema que valoraba con criterios objetivos el equipamiento que acompañaba al propio robot”, explica Pedro Fiz Rocha Correa, técnico del Campus Terra de la Universidad de Santiago de Compostela, la institución que sufragó la compra del robot.

El coste del VMS300 de DeLaval fue de 130.000 €, tal y como se recogía en la licitación, incluyendo toda la equipación, y la previsión es que esté en funcionamiento durante esta primavera.

Robot de ordeño en pastoreo

¿Por que , además de la sala de ordeño, la Universidad de Santiago optó por instalar un robot en su Granxa Experimental? “El robot de ordeño presenta una clara apuesta por la innovación, permitiendo la recogida de un amplio abanico de datos dentro del enfoque de Smart farming o agricultura inteligente”, apuntan Pedro Fiz Rocha Correa. Y es que los numerosos datos que aportará el robot podrán ser empleados por estudiantes de Veterinaria o de Ingeniería Agrónoma, entre otros, para realizar sus investigaciones.

Además, al instalarse la Granja Experimental dentro de los terrenos de la finca Gaioso Castro, propiedad de la Diputación de Lugo, se podrá realizar pastoreo con el rebaño. “De este modo, podremos combinar el sistema automático con el pastoreo, un modelo bien extendido en otros países punteros como Holanda o Irlanda y que presenta una buena oportunidad de desarrollo en Galicia e incluso a nivel del estado”, destacan desde el Campus Terra de la USC.

El proyecto de la Granja Experimental en su conjunto se alinea con el concepto de vida sostenible del Campus Terra, en una clara apuesta  por la sostenibilidad ambiental, el bienestar animal y la agricultura de precisión. En este sentido, los responsables universitarios explican que “el robot de ordeño encaja bien con los tres enfoques, permitiendo la recogida de un amplio rango de datos al tiempo que permite a las vacas que sean ellas mismas las que decidan cuándo y cuanto se ordeñan, todo combinado con una carga ganadera baja y con libre acceso a los pastos, lo que garantiza un nivel alto de bienestar animal, favoreciendo, además, el secuestro de carbono y la mitigación del cambio climático”.

logo copcisa amplo

Ubicación del robot dentro de la granja

El equipo se instalará “en cabeza” del establo, entre la zona destinada a parideras y la zona de separación, por delante de la oficina, ocupando una superficie de 23,5 m2. De este modo, el personal podrá comprobar el funcionamiento del robot desde la propia oficina, vigilando el correcto funcionamiento del incluso y atendiendo a las posibles alarmas que puedan saltar en el programa informático de gestión del robot. Desde la oficina se mantiene contacto visual total con el equipo, pues ambos se comunican por medio de una ventana.

Esta disposición del robot, dentro del espacio habitual del animal y a la vista del resto,  permite que no se sienta aislado durante el ordeño, lo que favorece que los animales pasen con mayor facilidad y sufran menos estrés, ya que es conocido que una de las situaciones más estresantes para una vaca es el aislamiento del resto del rebaño.

Las vacas pueden acceder a él desde cualquiera de los corredores de ejercicio y por voluntad propia. Su disposición permite, que una vez efectuado el ordeño y en caso de detectar que un animal tiene o puede presentar problemas (de mamitis, nº elevado de células somáticas…), la separación del animal del resto del ganado, enviándolo automáticamente mediante un sistema de puertas hacia la zona de separación, lugar donde posteriormente será revisado y diagnosticado, bien por el personal de la explotación o por el personal de la universidad que estén efectuando prácticas en la granja experimental. En el supuesto caso de que la vaca no sea enviada a separación, la salida del robot de ordeño está orientada hacia el corredor de alimentación.

El robot de ordeño se instalará a nivel del suelo de la zona de oficina, vestuarios, etc, aunque se deberá ejecutar un pequeño foso en su sala, lo cual facilita las labores de atención y observación de los animales en caso de ser necesario, y que a su vez puede ser de gran utilidad para el desarrollo de las clases.  Con respecto al corredor de circulación, el robot irá elevado unos 10 cm para mejorar la protección de la suciedad.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información