La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Así se refuerza este año en Galicia la lucha y prevención de los incendios

Nuevas tecnologías que permitirán vigilar en tiempo real más de la mitad de la superficie de Galicia, un nuevo teléfono de denuncias anónimas o personal mejor formado y equipado son algunas de las novedades del dispositivo para luchar este año contra los incendios forestales. Estos son los cambios...

Publicidade
Así se refuerza este año en Galicia la lucha y prevención de los incendios

Este año se incrementa el desbroce alrededor de las aldeas

Este año se mantiene en Galicia el esfuerzo en la lucha contra los incendios forestales. En lo que respecta a su extinción, en esta campaña de alto riesgo está desplegado sobre el territorio gallego un dispositivo muy semejante al de años anteriores, pero con mejoras, especialmente de carácter técnico.

Así, entre las novedades destacadas se encuentra el empleo de drones para apoyar tanto las tareas de vigilancia y detección como de apoyo en la extinción e investigación de los incendios. Estos aparatos no tripulados incorporan cámaras de vídeo y térmicas, estas últimas pensadas sobre todo para actuar de noche. Se mejora de este modo la vigilancia móvil en el monte, reforzando especialmente las zonas de alta actividad incendiaria.

Asimismo, estos vehículos aéreos se usan también para vigilar el cumplimiento de las obligaciones en cuanto la gestión de la biomasa en las franjas. De este modo, se refuerza la aplicación práctica del convenio de protección de las aldeas, con una mayor eficacia en las labores de replanteo y planificación de las franjas secundarias que se están limpiando gracias al sistema público de gestión de biomasa. Este acuerdo, que constituye un avance y una novedad importante en el campo de la prevención de los fuegos, fue firmado entre la Consellería de Medio Rural, Seaga y la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp).

Objetivo: Más de 200 ayuntamientos con su propio plan municipal de prevención y defensa contra los incendios

De esta forma, las tres entidades trabajan de la mano para mejorar un campo clave para la seguridad de las personas y de los bienes. Lo hacen a través de diferentes vías. Para eso es imprescindible la adhesión de los municipios al sistema, algo que facilita y agiliza las labores de gestión de la biomasa.

Una línea de actuación viene dada por la obligación que tienen las corporaciones locales de dotarse de su respectivo plan municipal de prevención y defensa. En este aspecto, la Xunta, consciente de las dificultades técnicas que tenían los ayuntamientos para elaborar estos planes, tomó la delantera y ya les facilitó el Plan a un total de 97 ayuntamientos. El objetivo es que a final de año estén entregados los planes de más de 200 municipios sumados al convenio.

Otro pilar es la priorización de parroquias por su historia en cuanto a actividad incendiaria y riesgo de los fuegos para la población. Así, se priorizaron 70 parroquias en las que se limpiará la biomasa en el 100% de las franjas secundarias de manera voluntaria a través de la adhesión de los propietarios al convenio, o subsidiariamente.

Un tercer pilar del convenio es el referido a las llamadas “aldeas-modelo”. Se trata de fomentar la puesta en marcha de actividad agroganadera en la franja de los 50 metros próxima a las viviendas en determinados núcleos, que funcionarán como ejemplo para todo el territorio. De esta forma se creará un cortafuegos natural frente el fuego, ya que desarrollando actividad económica en las franjas no será preciso desbrozar todos los años.

Dispositivo: Más de 7.000 personas implicadas en el operativo

En cuanto al personal y a los medios de lucha contra el fuego, el Gobierno gallego mantiene el esfuerzo de años anteriores, con un dispositivo muy semejante al de las últimas campañas, a pesar de tener una mayor presencia en el tiempo de los efectivos sobre el territorio (así, el personal hizo discontinuo permanecerá desplegado a lo largo de cinco meses, en lugar de cuatro, como fue el caso del año pasado).

En total, son más de 7.000 las personas implicadas en el operativo, contabilizando las de la propia Xunta, de la Administración del Estado y de los ayuntamientos, apoyadas por una treintena de medios aéreos y por 360 motobombas, entre otros medios.

Teléfono de denuncias anónimas: el 900.815.085

En el campo de la sensibilización social y del fomento de la colaboración ciudadana contra la actividad incendiaria, una mejora introducida este año por la Administración autonómica es la puesta en marcha de un teléfono específico y gratuito de denuncias anónimas, el 900.815.085. De esta forma, la población puede denunciar cualquier actividad delictiva cuando tenga conocimiento de ella, bien a través de este servicio o directamente comunicando este tipo de acciones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Por otra parte, se mejoró también la vigilancia fija, con la incorporación de 30 nuevas cámaras de última generación, que se suman a las 88 ya instaladas en la Red de videovigilancia forestal, por lo que se dispondrá de un total de 118. Con ellas se cubrirán 200.000 hectáreas más de territorio gallego, a mayores de los 1,6 millones de hectáreas ya abarcadas. Por lo tanto, más de la mitad de la superficie de nuestra comunidad estará vigilada por estas cámaras.

Más de la mitad de la superficie de Galicia estará vigilada por cámaras

Se realiza un seguimiento en tiempo real de los fuegos y de los medios de extinción

Se realiza un seguimiento en tiempo real de los fuegos y de los medios de extinción

En este campo tecnológico otra mejora será el desarrollo de un proyecto piloto para contar con alertas tempranas en puntos estratégicos del territorio que recojan observaciones meteorológicas fiables. Se trata de disponer de datos permanentemente actualizados del entorno en la que se pueda estar produciendo un incendio forestal, evaluando variables como la dirección y velocidad del viento, la temperatura, la humedad o la pluviometría.

Así, la Xunta aplicará la tecnología IOT (Internet of Things) y técnicas de Big Fecha a la Red de Videovigilancia de los Espacios Forestales de Galicia. Se tratará de desplegar dispositivos IOT en un mínimo de tres centros de telecomunicaciones de la Red para detectar, analizar y enviar datos relativos a parámetros atmosféricos que tienen incidencia en los incendios forestales como la humedad, pluviometría, temperatura, dirección y fuerza del viento. La aplicación de técnicas de Big Data a esta información permitirá obtener patrones de comportamiento, que contribuirán a mejorar la predicción y coordinación de la extinción de los incendios forestales.

Por otra parte, se ajustó el número de Parroquias de Alta Actividad Incendiaria (PAAI), de acuerdo con la evolución de la cifra de incendios registrados y su virulencia en los últimos años en estas zonas. Como consecuencia, disminuyó en seis el número de PAAI con respecto al pasado año, pasando a ser 71 en el conjunto de Galicia. En estas parroquias se hace un seguimiento especial de la actividad incendiaria y de su incidencia sobre el territorio, aplicando las correspondientes medidas paliativas, tanto en el campo de la prevención como de la extinción, la vigilancia o la disuasión.

Formación del personal para más de 7.000 personas

Se está desarrollando también el plan de formación 2019 del personal; es decir, de los profesionales que se encargan de la prevención y extinción de incendios forestales. Tal y como contempla el Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga), se trata de 15 cursos diferentes adaptados y enfocados a cada puesto laboral. En la mayoría de los casos habrá varias ediciones de estos cursos para llegar a todos los especialistas. Serán un total de 272 acciones formativas para 7.142 alumnos (la mayoría del personal recibirá dos cursos). De las acciones previstas, ya se impartieron 173 corresponsales a 8 cursos distintos. En ellas participaron 5.100 alumnos.

Alguno de los cursos es genérico en su contenido y, por lo tanto, dirigido la varias o a todas las categorías profesionales, pero el plan está fundamentalmente estructurado y diferenciado según las categorías del personal. Así, hay cursos específicos dirigidos a bomberos forestales conductores de motobomba, emisoristas, bomberos forestales jefes de brigada, directores técnicos de extinción, etc.

Mediante el plan de formación del personal se busca actualizar la formación en materia de prevención de riesgos laborales y en materia de procedimientos de seguridad en incendios, así como formar al personal de reciente o inmediata incorporación, con la finalidad de contar con un servicio lo más profesionalizado posible.

Renovación del material

En lo relativo a la renovación y mejora del material y de los medios de extinción, se renovaron este año hasta 22 motobombas del Servicio de Prevención y Defensa Contra los Incendios Forestales (Spdcif). Esto confirma la apuesta que está haciendo la Xunta por la profesionalización de este servicio público, único y versátil. El coste de cada una de estas motobombas supera los 217.000 euros, por lo que sólo en estos vehículos renovados se invirtió cerca de 5 millones de euros.

Asimismo, hace falta destacar que desde 2013 se renovaron 77 motobombas, es decir, cerca del 50% de las que tiene el servicio, que está estructurado en 19 distritos forestales. De estos cambios también se benefician los ayuntamientos, ya que se les van cediendo gradualmente aquellas motobombas en buen estado para que sean utilizadas por las brigadas municipales. Este año se entregaron seis vehículos motobomba de segunda mano a varios municipios, con el fin de mejorar el trabajo que se realiza desde las brigadas municipales y contribuir de este modo a renovar su parque móvil.

En definitiva, tanto en lo referente al personal como a los medios materiales, se comprueba que se está intensificando las medidas de mejora del dispositivo frente el fuego. Se mantiene la consideración de que esta es una labor estratégica y de país, en defensa de las personas y de sus bienes, como principal prioridad, y, por extensión, de la riqueza forestal de Galicia.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información