TGT ultima la compra de las queserías de Lácteos Pérez Olveira

La industria catalana ha presentado este mes la única oferta por la empresa, después de que el concurso de acreedores por el que atravesaba Pérez Olveira desde hace tres años haya entrado en fase de liquidación. Los trabajadores apoyan la propuesta de TGT, según destaca el sindicato USO

TGT ultima la compra de las queserías de Lácteos Pérez Olveira

Planta de Pérez Olveira en Santa Comba.

Si nada se tuerce, Lácteos Pérez Olveira, una quesería con dos plantas en A Pereira (Santa Comba) y en el concello de O Pino, pasará en breve a manos de la industria catalana TGT, la principal operadora del sector de quesos en España. TGT presentó este mes ante el juzgado la única oferta de compra por Lácteos Pérez Olveira, después de que el concurso de acreedores por el que atravesaba la empresa desde hace tres años haya entrado en fase de liquidación.

Las partes esperan a que el juez concursal se pronuncie en los próximos días, pues la oferta de TGT por la empresa gallega caduca a 31 de julio, según desveló hoy el sindicato USO, que representa a los trabajadores. Por parte de USO, hay apoyo a la oferta de TGT, pues la firma catalana se compromete a mantener los actuales 48 puestos de trabajo de Pérez Olveira, así como el funcionamiento de las dos plantas, la de Santa Comba y la de O Pino.

Contexto
Durante los últimos años, la compra de las queserías de Pérez Olveira había estado en disputa entre TGT y Dairylac, la industria de Melide propiedad mayoritariamente de la cooperativa Aira. Los movimientos de ambas sociedades por hacerse con la adquisición de Pérez Olveira se sucedieron en los últimos años, con la presentación de ofertas y contraofertas ante el juzgado concursal.

En septiembre del 2017, el juzgado había aceptado una petición de Lácteos Pérez Olveira para paralizar la venta de la empresa. En aquel momento, Pérez Olveira había manifestado que tenía intención de llegar a un convenio con los acreedores, si bien la industria finalmente entró en fase de liquidación, por lo que se espera que la venta de la empresa se materialice en las próximas semanas.

La única oferta que se ha presentado ahora por la empresa, a cargo de TGT, ronda un pago en efectivo de 6 millones de euros, cantidad que permitirá el pago a los principales acreedores de la empresa, entre los que figura la propia TGT, que ya el pasado año había adquirido el crédito hipotecario que pesa sobre las plantas de Santa Comba y de O Pino.

Valoración sindical
La propuesta de TGT convence a los trabajadores, según señala el sindicato USO, “pues no sólo se mantienen todos los puestos de trabajo, sino también las condiciones laborales y la antigüedad”, destaca. En su día, había trascendido también que la oferta de TGT incluía la continuidad de Jesús Pérez Olveira al frente de la gestión de ambas plantas.

Desde el sindicato USO subrayan que la oferta de TGT incluye el mantenimiento de la actividad de ambas plantas, la de Santa Comba y la de O Pino: “No entendíamos que se pudiera aceptar una oferta que optaba por cerrar una de las plantas, existiendo esta otra que demostraba que era rentable y que apostaba por la continuidad de las dos”, apunta el sindicato en relación a una oferta anterior de Dairylac, que estos últimos meses optó por desmarcarse de la puja por las queserías y buscar otras alternativas para consolidar su proyecto quesero.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información