¿Qué logrará el etiquetado en origen de los lácteos ante una balanza comercial negativa de 1,9 millones de toneladas?

Unións Agrarias demanda una campaña institucional sobre la calidad y las garantías sanitarias de la leche producida en España. Cuestiona el escaso cumplimiento del acuerdo lácteo y critica a industrias y distribución

Publicidade
¿Qué logrará el etiquetado en origen de los lácteos ante una balanza comercial negativa de 1,9 millones de toneladas?

El secretario xeral de Unións, Roberto García (centro), en rueda de prensa.

El decreto que obligará al etiquetado en origen de la leche y de los productos lácteos a partir de enero es uno de los pocos frutos visibles de un acuerdo lácteo que el sector ganadero considera fallido. Unións Agrarias presentó hoy un balance del acuerdo lácteo y aprovechó para trasladar propuestas de trabajo. Una de las prioridades para la organización pasa por aprovechar la oportunidad del etiquetado en origen de los lácteos, de forma que haya una campaña institucional que promueva la calidad y garantías sanitarias de la producción española.

La balanza comercial de España en leche presenta un déficit de casi 1,9 millones de toneladas de leche equivalente, según los cálculos de Unións Agrarias. En el 2017, se importaron lácteos por un volumen de 3,4 millones de toneladas de leche y se exportaron por volumen de 1,5 millones de toneladas. Esa diferencia de 1,9 millones de toneladas se podría recortar en teoría con aumentos progresivos de la producción de las ganaderías españolas, si bien el sector es consciente de que no es tarea fácil.

El principal objetivo se centra en reducir las importaciones de leche en cisternas, así como de productos lácteos para su transformación industrial en España. También se espera que la entrada de leche y otros lácteos envasados queden retratados ante los consumidores por la ausencia de la mención al origen español en las etiquetas.

Más complicado se presenta el panorama en los quesos, que copan las dos terceras partes de las importaciones españolas en leche equivalente. Los lineales de quesos de las grandes cadenas de la distribución están dominados por los quesos europeos, una competencia en precio y variedad de oferta ante la que el sector quesero español de vacuno se ve impotente.

Tres años del acuerdo lácteo
Este mes se cumplió el tercer aniversario del acuerdo lácteo y también se cumple otro aniversario, el del año que hace que no se reúne la comisión de seguimiento del acuerdo, que en principio iba a tener reuniones trimestrales, con participación de las industrias, cooperativas, cadenas de distribución y organizaciones agrarias firmantes. Unións Agrarias urge al Ministerio de Agricultura a reactivar la comisión de seguimiento del acuerdo y marca tres temas prioritarios.

El primero, el ya hablado de la campaña para promover la leche en origen. El segundo, el abordaje de la situación de la cadena de valor de la leche, “con unos grupos de distribución que siguen usando la leche como producto reclamo y con unas industrias que están aumentando beneficios a cuenta de los ganaderos”, cuestiona el secretario general de Unións, Roberto García. Y un tercer punto, la negociación de precios de la leche en el campo en línea con la tendencia al alza que se está registrando en Europa.

El balance que hace Unións Agrarias de los tres primeros años del acuerdo lácteo es claramente negativo, marcados por la banalización de la leche en los supemercados y por unos precios de la leche en el campo que no se corresponden -dicen- con los beneficios de las industrias. “El precio de la leche en el supemercado no debe bajar de 68 céntimos y estamos viendo ofertas todos los días en el entorno de los 55 céntimos”, cuestionan.

La organización agraria apunta también a la revalorización que experimentó la grasa láctea en los últimos años, de la que considera que se beneficiaron las industrias en mucha mayor medida que los ganaderos. Unións espera que en los próximos meses las organizaciones de productores cobren peso real en la negociación de la leche en el campo, una vez que se publique el decreto de reforma del Paquete Lácteo. “Es una lástima que aquí en Galicia tengamos una Consellería que en lugar de apoyar a las organizaciones de productores, se dedica a boicotear a Ulega -la organización de productores impulsada por Unións Agrarias-, dejándonos todos los años al margen de las ayudas que convoca para OPs”, critica Roberto García.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información