“Producir leche en base a hierba es más resistente a las bajadas de precios”

Entrevista a Xan Pouliquen, ingeniero agrónomo y asesor técnico en gestión agroganadera. Acaba de participar en las charlas informativas que celebraron en Ordes las agrupaciones de defensa sanitaria ganadera de Mesía y de Frades.

“Producir leche en base a hierba es más resistente a las bajadas de precios”

Xan Pouliquen

La crisis de precios que atraviesa el sector lácteo en Galicia y en toda la Unión Europea está cuestionando dogmas que parecían indiscutibles, como el de que la producción de leche de vaca debe ser en intensivo, con vacas estabuladas, una alta reposición y grandes producciones por animal.

El ingeniero agrónomo y asesor técnico en gestión agroganadera, Xan Pouliquen ofreció la pasada semana en Ordes una charla sobre la reducción de costes en las explotación mediante la desintensificación o, lo que es lo mismo, la alimentación de las vacas más en base a forrajes, con menos concentrado y, también, con menor producción por vaca. “Si hace unos años decía esto en público me quemaban, pero hoy los ganaderos están dispuestos a escucharme”, confiesa medio en broma.

¿Cómo definirías la desintensificación de la producción de leche?
Podría ser intentar que el ganadero gane lo mismo o incluso más pero produciendo menos litros de leche por vaca. La desintensificación puede tener muchos significados pero la filosofía es aumentar la rentabilidad forzando menos a las vacas, a las tierras y al capital. Para poder desintensificar hay que mirar la situación y los números de cada ganadería.

¿Cuáles son las estrategias que se siguen para desintensificar?
Hay diversos grados, que pueden ir desde quitar un poco de pienso con un mejor manejo de la superficie forrajera e intentando meter forrajes de mayor calidad nutritiva, hasta sistemas de disintensificación total con pastoreo en extensivo y en ecológico. Pero en medio hay muchos grados con sistemas de semipastoreo.

¿Cuál sería la explotación de vacuno de leche tipo que en este momento se puede acoger a este sistema?
Con la situación que tenemos en este momento pienso que casi cualquiera explotación se podría desintensificar. La cuestión es mirar en que medida le va a interesar económicamente y si el ganadero va a ser capaz de hacerlo bien. Pero para una explotación que en este momento está en pastoreo, puede decidir pasar a ecológico, y una explotación con vacas de 12.000 litros puede perfectamente decidir pasar a vacas de 9.000 litros con otro tipo de manejo forrajero y de ración alimenticia. Es decir, es posible en cualquiera caso, pero la cuestión es cómo desintensificar sin perder beneficios.

Evidentemente que una explotación con 4 o 5 UGM por hectárea se descarta un poco para este proceso, aunque podría reducir algo. Más que criterios técnicos, para desintensificar es preciso estar abierto mentalmente a eso. Hasta ahora estuvimos con sistemas en los que lo que primaba era producir cantidad de leche, y ahora lo que tenemos que mirar más es que esa leche nos dé dinero.

¿Es sinónimo desintensificar de orientar la explotación a hierba y a pastoreo en exclusiva?
En absoluto. Por ejemplo, en una explotación con un 100% de cultivo de maíz forrajero y dando 12 o 13 kilos por vaca y día, a lo mejor puede desintensificar con un cambio de ración, con un poco menos de maíz y de concentrado, y pasar de vacas de 12.000 litros a animales de 11 o 10.000 litros.

¿Por qué reducir el maíz forrajero cuando en Galicia es un cultivo que se da bien y con un bueno rendimiento para el ganadero?
Es cierto que tenemos muy buen maíz, pero es un cultivo muy caro y suele pasar que, con la realidad climática que tenemos en Galicia, cuando tenemos muy buen maíz es difícil tener una buena cosecha de hierba, con lo cual la utilización de la base territorial que tiene la explotación no es plena.

“Los sistemas de producción de leche más en base a hierba son más estables y resistentes a la bajada del precio de la leche”

Y por otra parte, el complemento de la ración cuando no se cultiva más que maíz hay que comprarlo, con lo cual encarece la ración. La hierba es un forraje mucho menos costoso que el maíz y los sistemas extensivos, más en base a hierba, son más resistentes a las variaciones del precio de las materias primas y de la leche. Son sistemas que ofrecen más estabilidad económica a los ganaderos.

¿Se está utilizando más concentrado en la producción de leche en Galicia del que sería recomendable?
No tengo datos porque no hay en este momento programas de gestión a nivel gallego. Cuando los había estábamos en alrededor de 400 gramos de concentrado por litro de leche. En sistemas intensivos estamos en torno a 330 gramos, y cuando pasamos a sistemas mucho más extensivos estamos en 150 gramos e incluso en 70 o 80 gramos.

En los sistemas de producción más extensivos hay una importante bajada de la producción de leche. ¿Es esto lo que más asusta al ganadero?
Sí, pero debemos empezar a entender que lo importante no es hacer muchos litros por vaca, porque a lo mejor nos salen con un coste de producción muy caro, sino más bien hay que mirar el dinero que le queda al ganadero de ese litro de leche producido. Podemos tener vacas de muchos litros que al final van para pagar piensos, veterinarios, servicios para hacer el maíz…etc, con lo que al final al ganadero le puede quedar muy poco por litro de leche.

La realidad es que las vacas si están menos forzadas tienen menos problemas metabólicos, de patas y por lo tanto menos gastos sanitarios y de reposición en novillas. En el grupo de gestión que tenemos en Xestión Agrogandeira e Natureza pasamos de gastar en algunas explotaciones en extensivo entre 50 y 60 euros por vaca y año en sanidad, a gastar 280 e incluso más de 300 euros en explotaciones muy intensivas, o 1 céntimo por litro de leche en gastos sanitarios a 4 céntimos.

 “Lo importante no es producir mucha leche, sino el dinero que al ganadero le quedan de cada litro”

¿En cuanto varía el coste de producción del litro de leche en Galicia entre una explotación en intensivo a una en extensivo?
Depende de lo que el ganadero quiera desintensificar. Ahora mismo, en el grupo de gestión que tenemos los costes de producción totales varían entre 25 céntimos hasta 40 e incluso 46 céntimos por litro.

¿Cuál es el tipo de explotación que recurre a estas medidas?
Los ganaderos que se acercan a la desintensificación están preocupados por su futuro, las condiciones cambiaron y cuando miran los números concluyen en que tienen que desintensificar.

Sin embargo, lo que se les dijo hasta ahora a los ganaderos desde las Administraciones, empresas y escuelas de formación es que tenían que producir en intensivo y en cantidad para ser competitivos…
Aquí hubo una única dirección y durante décadas sólo se guió al sector hacia el productivismo y la intensificación y esto fue lo que nos llevó a la situación actual. Lo que intento explicar es que hay otras formas de producir leche y mejorar la rentabilidad.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información