Prevén que la cosecha de maíz forrajero baje un 10% pero con buena calidad

La cosecha de maíz forrajero lleva este año un retraso de un promedio de 15 días. En cuanto a cantidad las previsiones apuntan a que caerá entre un 10 y un 20%, según las zonas, aunque la calidad se prevé buena por el buen desarrollo de la mazorca

Prevén que la cosecha de maíz forrajero baje un 10% pero con buena calidad

La cosecha de maíz forrajero lleva este año un retraso de una media de 15 días debido a la lluvia y a las temperaturas inusualmente bajas de junio, julio y la primera mitad de agosto. En cuanto a cantidad, las previsiones apuntan a que caerá entre un 10 y un 20%, según las zonas, aunque la calidad se prevé buena por el correcto desarrollo de la mazorca. La clave ahora, según coinciden las fuentes consultadas, es que caiga alguna precipitación y que no se mantenga durante demasiado tiempo el viento del noreste, para que el maíz siga engordando las espigas y no comience a secar. Si estas condiciones se cumplen el grueso de la campaña de ensilado comenzaría a partir de mediados de este mes.

Hablamos con distintos ganaderos para ver como está la situación

Cooperativa CAP Coruña: “La planta tiene menos altura pero las previsiones son aceptables”

Desde el departamento técnico de la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña (CAP Coruña), destacan que tanto en las parcelas que gestionan directamente como en las de sus ganaderos socios “el maíz no tiene mucha altura porque en el mes de junio y julio el tiempo estuvo frío y tardó bastante en enraizar y en desarrollarse, pero con la subida de temperaturas y las lluvias de agosto recuperó bastante y ahora está desarrollando bastante bien la espiga”.

En este sentido, avanzan que “si septiembre no viene muy seco, y la planta se mantiene verde y sana, las previsiones de cosecha son aceptables”. En los ayuntamientos de San Sadurniño, Curtis, Aranga o Monfero la previón es comenzar a ensilar a finales de este mes.

Cobideza: “Este año esperamos una cosecha entre un 10 y un 20% inferior”

En la comarca del Deza este año el maíz también acumula bastante retraso y un menor desarrollo. “Este año prevemos que la cosecha baje entre un 10 y un 20%. Lo importante ahora es que siga haciendo sol, pero las noches están viniendo muy frías y con viento del noreste, por lo que al final igual tenemos que adelantar el ensilado”, explica Sonia Martínez, técnica de la cooperativa Cobideza .

Este año la cooperativa volverá a ofrecer a los ganaderos socios la posibilidad de ensilar el maíz en bolas, una iniciativa que puso en marcha el año pasado y que dio muy buenos resultados. “Fue un éxito, hicimos unas 700 bolas y a comienzos de agosto ya las acabamos. Es salgo más caro que el silo de maíz en trinchera o en tierra, pero se garantiza una buena conservación y muchos menos desperdicios, siendo una buena opción sobre todo para ganaderías pequeñas. Este año lo vamos a repetir y prevemos hacer alrededor de un 50% más de bolas”, explica.

SAT Iglesias (A Baña): “El maíz es más bajo pero se ven muchas plantas con dos espigas”

Para Alonso Iglesias, de la ganadería SAT Iglesias, en el ayuntamiento coruñés de A Baña, “las previsiones son mejores que al inicio de la campaña. A nivel general la planta se quedó un poco más baja de lo que es normal porque retrasó el desarrollo por el frío que hizo al inicio, pero en principio se ve bien, ya que está sana y verde”.

En este sentido, destaca que “se ven muchas plantas con 2 mazarcas, por lo que debería compensar la menor altura del maíz y mejorar las calidades”.

Así, y si el viento del noreste amaina en los próximos días y no viene un calor excesivo, Alonso prevé que hacia finales de mes o inicios de octubre piquen el maíz. En su caso, suelen cortarlo a una altura de unos 50 centímetros del suelo, pero este año prevén que si el maíz se mantiene verde bajen unos 15 centímetros la altura de corte.

Millo na aldea de Cabanas, na Baña. Foto: Alonso Iglesias Tojo

Campos de maíz en la aldea de Cabanas, en A Baña. Foto: Alonso Iglesias Tojo

Sat Lixeiro (Monforte de Lemos): “Nuestro gran problema es el jabalí”

En la ganadería SAT Lixeiro, de Monforte de Lemos, prevén este año una bajada de la cosecha de maíz forrajero en cantidad, pero no en calidades. “La espiga no tiene duda, tiene buen tamaño, por lo que aunque la caña es más pequeña, la calidad de la cosecha va a ser buena”, esegura Javier López, uno de los socios de la SAT. .

En el caso de esta ganadería, como en general en el rural gallego, el principal problema que tienen para el cultivo de maíz es el jabalí: “En la siembra ya tuvimos que repetirla hasta dos veces porque nos comía la semilla, y ahora empezarán los ataques a las mazorcas, que si se mantiene el ritmo de daños de las últimas campañas, podría estropearnos hasta el 20% de las 80 hectáreas que sembramos”, lamenta.

SAT Sampérez (Santa Comba): “Lleva unos 15 días de retraso pero está bastante bueno”

En el ayuntamiento de Santa Comba, uno de los más ganaderos de Galicia, la evolución del maíz forrajero también está siendo mejor de lo previsto.

“Va bien, con unos 15 días de retraso, pero se mantiene bastante verde. De altura tiene algo menos porque no tuvo el sol y el calor que precisa, pero seguramente tenga mejor formación de espiga, porque le llovió en agosto, con lo que las calidades y los rendimientos creo que van a ser buenos para lo que se esperaba”, explica José Calvo, de la ganadería SAT Sampérez.

Odón Castro, ganadero de Láncara: “Implanté en algunas parcelas de maíz el sistema de visualización por satélite y los resultados son muy buenos”

En el caso de Odón Castro, ganadero del ayuntamiento lugués de Láncara, prevé que “aunque el maíz de altura es más bajo, quizás haya mejores mazorcas porque no sufrió estrés hídrico, con lo que las calidades serán buenas”.

“Lo que sí noto es que vamos con muchos días de retraso, por lo menos unos 15, por lo que tengo previsto empezar a ensilar a partir del 20 de septiembre”, matiza.

Un novedad que Odón incorporó este año fue el seguimiento por satélite de la evolución de los cultivos, una herramienta que ofrecen de manera gratuita casas de semillas como Pioneer o Dekalb, y que permite ver a nivel de parcela como evoluciona el cultivo, en que zonas hay sequía o déficits de fertilización…etc.

“Tengo unas 20 hectáreas de cultivo supervisadas por imagen por satélite y los resultados son muy buenos, porque te permite afinar en el riego o en la fertlización de cada finca, y también en el ciclo que debes sembrar en cada parcela”, destaca este ganadero.

AIRA Cooperativa: “Esta semana ya empezamos a ensilar”

En la cooperativa AIRA fueron de los primeros en iniciar el ensilado del maíz en Galicia, en concreto en varias parcelas del ayuntamiento lugués de Taboada. “Son fincas que están en la ribera del Miño, en las que las altas temperaturas y el sol inciden mucho más, y que incluso se han llegado a ensilar a finales de agosto”, explica Jorge Meiriño Novoa, técnico de la cooperativa.

Sus previsiones son que “tal y como se presentaba el año, para esta zona va a ser una cosecha aceptable”. Sin embargo, su mayor preocupación es que siga soplando el viento del noreste, lo que obligaría a adelantar la cosecha e impediría que se formara bien la mazorca. “En agosto llovió y eso ayudó mucho, pero ya empezamos a ver parcelas en las que el maíz está secando, por lo que igual se nos adelanta el ensilado”, reconoce.

Ganadería Liste (Trazo): “Vamos a cortar el maíz a 80 centímetros”

Javier Liste es uno de los propietarios de Ganadería Liste, en el ayuntamiento coruñés de Trazo. Considera que “a nivel general no va a ser un mal año, pues si durante los primeros meses de desenvolemento de las plantas calculaba que iba a haber hasta un 30% menos de cosecha, hoy por hoy prevemos una bajada de cantidad de alrededor de un 10%, pero con mayores calidades de almidón y de digestibilidad gracias a que el maíz está haciendo buena espiga, y eso compensa la menor altura”.

En el caso de esta ganadería siembran ciclos largos (entre 350 y 450) y prevén ensilar en la primera semana de octubre.

Ganadería Liste es además una de las que corta el maíz más alto en Galicia, a 80 centímetros del suelo. “Llevamos 8 años cortándolo a esa altura, y aunque a los maquinistas no les gusta mucho, estamos muy satisfechos con los resultados. De esta forma consegimos silos de maíz muy digestibles, con un 40% de almidón, y eso nos permite sacar leche, y evitar además problemas sanitarios en el silo”, destaca Javier.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información