¿Negociarán las industrias lácteas los nuevos contratos con las organizaciones de productores?

La publicación del decreto que reforma el Paquete Lácteo impide a las empresas ignorar a las organizaciones de productores, como sucedía hasta el momento. Hablamos con las dos organizaciones de productores gallegas, la de Unións Agrarias y la de las cooperativas, para conocer sus expectativas

¿Negociarán las industrias lácteas los nuevos contratos con las organizaciones de productores?

Río es una de las industrias que tendrá que renovar contratos en las próximas semanas.

El decreto que reforma el Paquete Lácteo, que ha publicado el Ministerio de Agricultura, deja un cambio significativo, esperado desde hace tiempo por el sector. Las industrias lácteas no podrán presentarle ofertas de contratos a los ganaderos que estén vinculados a una organización de productores ( OP). En teoría, tendrán que llegar a acuerdos necesariamente con la correspondiente organización de productores, a la que no podrán ignorar, como sucedía hasta el momento.

La publicación del decreto llega cuando algunas de las principales industrias con recogida en Galicia, como Lactalis y Capsa ( Larsa), ya tienen contratos firmados hasta 2020, pero aún quedan industrias como Río, Celta o Covap ( Naturleite) que tendrán que renovar contratos en las próximas semanas. Hablamos con las dos organizaciones de productores ( OP) gallegas, Ulega, gestionada por Unións Agrarias, y con Aprolact, gestionada por las cooperativas, para conocer sus valoraciones sobre el nuevo escenario.

Ulega perfila las comisiones negociadoras por industria y prepara reuniones por comarcas

Las expectativas son muy distintas. Por parte de Ulega, Óscar Pose, responsable de Servicios en Unións Agrarias, señala que la organización de productores está operativa ya, a la espera solo de “consultas técnicas” que se le trasladaron al Ministerio.

En cambio, en la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias ( Agaca), en la que se integran las cooperativas que tienen constituida la OP Aprolact, valoran los cambios normativos con escepticismo. “Es cierto que hay pequeños ajustes a favor de los productores organizados, pero no vemos cambios significativos. Hay que esperar y ver cómo funciona en la práctica el nuevo decreto”, valora Higinio Mougán, director gerente de Agaca.

Próximos contratos
No habrá que esperar mucho. La nueva regulación tiene su prueba de fuego en las próximas semanas, cuando renovarán contratos todas las industrias que aún no lo hicieron. En Ulega están solo pendientes de que Agricultura aclare la operativa. “La normativa especifica que las industrias no le pueden trasladar contratos a los ganaderos que están en una OP, pero queda por aclarar quien le comunica a las industrias que ganaderías están en una organización de productores”, explica Óscar Pose.

“Competencia favorece a industrias y distribución, como si las 14.000 explotaciones lácteas de España fuesen una multinacional” (Higinio Mougán, Agaca)

Una vez solventado ese punto, Ulega está preparada para el inicio de negociaciones. Tiene ya recogido el mandato de los ganaderos socios, que le permite negociar en su nombre, y tiene perfiladas las comisiones negociadoras por industria, con participación de ganaderos de las distintas comarcas productoras. “Haremos reuniones por comarcas próximamente para explicar la nueva situación y cerrar las comisiones negociadoras”, explica Pose.

El problema de Competencia
Entre tanto, en las cooperativas se observa con escepticismo el proceso abierto por la reforma del Paquete Lácteo. “O hay una apuesta verdadera de los Gobiernos por reequilibrar la negociación entre industrias y ganaderos a favor de los productores organizados, o mucho nos tememos que el nuevo decreto no funcionará” -advierte Higinio Mougán-. “Hay pequeños gestos, pero se tiene que dotar al sector de capacidad real de negociación, operativa, sin las cartas marcadas”, subraya.

La Asociación Galega de Cooperativas cuestiona en especial toda la actuación que está siguiendo en los últimos años la Comisión Nacional de la Competencia, muy reacia a las medidas que impliquen protección a ganaderos y agricultores.

“Competencia está tratando a las 14.000 explotaciones lácteas de España como si fueran una multinacional, cuando es un sector que se caracteriza por su desorganización y desestructuración. Nos enfrentamos a un sector hiperorganizado, tanto en industrias como en las cadenas de distribución, al que Competencia está protegiendo en perjuicio de las granjas. En tanto no haya un giro de los Gobiernos en materia de Competencia, se mantendrá el actual desequilibrio de poder en la cadena de valor de la leche”, pronostica Mougán.

Con todo, el director gerente de Agaca señala que se mantienen a la espera, para comprobar como funciona en la práctica el decreto.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información