Los seguros ganaderos en Galicia se encarecen de media un 10%

La subida se debe a la reducción en 10 puntos en la subvención del Ministerio a todas las pólizas, lo que supone un encarecimiento del 14% en los seguros ganaderos. En Galicia la subida se palía en parte gracias a las ayudas de la Xunta, algo que no ocurre en todas las comunidades.

Los seguros ganaderos en Galicia se encarecen de media un 10%

Vacas en la ganadería Casa Codesal (Friol)

Los seguros para ganadería se han encarecido desde el 1 de junio en Galicia una media del 10%, una subida inferior a la media de España. Este encarecimiento se debe a que el Ministerio de Agricultura ha recortado en 10 puntos la subvención base de todas las líneas y en todos los cultivos, una decisión que se traducirá en un encarecimiento medio de las pólizas superior al 20% en algunos casos, y del 14% como media. En Galicia, la aportación de la Consellería do Medio Rural ha permitido paliar en parte esta subida.

La razón de este encarecimiento está en la congelación de la partida para subvencionar la contratación de seguros agroganaderos que destina el Ministerio a través de la Entidad Nacional de Seguros Agrarios (Enesa). En 2016 a los 211 millones presupuestados se le sumó un crédito extraordinario de 56 millones para poder cubrir el incremento en la contratación y garantizar el nivel de subvenciones. Sin embargo, el presupuesto de 2017 vuelve a quedarse en 211 millones y sin posibilidad de incrementos.

Es decir, el mismo dinero a repartir entre más pólizas, por lo que Enesa ha optado por reducir el porcentaje de subvención en 10 puntos, con lo que la ayuda pública cubrirá algo menos del 40%, lejos del máximo del 65% subvencionable que permite la normativa de la Unión Europea. Este recorte está suponiendo desde el 1 de junio, cuando entra en vigor el nuevo plan de aseguramiento para ganado, un encarecimiento de los seguros ganaderos de hasta el 20%, dependiendo de la Comunidad.

En Galicia esta bajada se prevé que se palíe gracias a que la Consellería do Medio Rural subvencionará el 16% sobre el 90% del coste del seguro; es decir, sobre la Prima Comercial Base, en lugar de sobre la subvención de Enesa, que era como se hacía en anteriores planes. Este cambio beneficia a los agricultores y ganaderos y lo hace de forma lineal, sin tener en cuenta los siniestros declarados.

De esta forma, las subvenciones de Enesa para 2017 quedarían de la siguiente forma:

ENESA_2017

No obstante, Ana Eiras, responsable de Seguros Agrarios del Sindicato Labrego Galego, recuerda que “el porcentaje de subvención -un 45% en el caso del vacuno de leche y de carne- es el máximo, lo que en la práctica es casi imposible alcanzar, pues la explotación ganadera tendría que cumplir todas las características que le permitan llegar a ese porcentaje de ayuda”.

El descenso en la aportación pública a las pólizas agrarias y ganaderas es evidente si se compara con las subvenciones por línea de seguro de 2016:

seguros_2016

Para la representante del Sindicato Labrego “con la bajada de 10 puntos en la subvención de Enesa se retrocede parte del camino andado y el coste de la póliza par el ganadero vuelve ser equiparable al del año 2013”.

Esto puede llevar, según Ana Eiras, a tres situaciones: “A que caigan las contrataciones, lo que puede llevar a la contradicción de que sobre parte del dinero presupuestado por Enesa, o a que abandonen los seguros las explotaciones que tengan menos riesgos, lo que aumentaría la antiselección, poniendo en peligro la viabilidad del sistema de seguro agrario en España”. Y una tercera consecuencia podrían ser las pérdidas en las explotaciones agrarias cuando sufran fuertes siniestros y no cuenten con herramientas que les ayuden, como ocurrió recientemente con los daños por las heladas en viñedo.

Roberto García (Unións Agrarias): “El gobierno está dejando la política de seguros agrarios en manos de las compañías privadas”

Por su parte, Roberto García, secretario general de Unións Agrarias recuerda que “el problema de fondo es que el Ministerio se niega a aumentar el presupuesto para ayudas a seguros agrarios, con lo que cualquier incremento de pólizas, como se defiende para el caso del viñedo, será a costa de reducir el porcentaje de subvención”.

En cuanto a los seguros ganaderos, Roberto García critica el sistema de penalizaciones. “Está claro que ninguna explotación ganadera tiene una desgracia intencionadamente, y trasladar al seguro agrario un efecto no controlable como puede ser una adversidad climatológica como la sequía o enfermedades del ganado, lo que es una política de bonus y malus, es una aberración”, advierte

En este sentido, el responsable de Unións lamenta que “el Ministerio está dejando la política de seguros agrarios, que debería ser también un instrumento para garantizar rentas a los agricultores y ganaderos, en manos de las compañías privadas”.

Ucoga: “La bajada de la subvención no ayuda a extender la contratación de seguros en el campo”

¿Y que opinan desde las aseguradoras? Iván Novo Castro, director general de Ucoga, la mayor correduría de seguros agrarios de Galicia reconoce que “los seguros agrarios y ganaderos a partir del 1 de junio son algo más caros”. En este sentido, considera que este encarecimiento va a disminuir la cobertura de seguros agrarios en el campo, ya de por si baja en sectores como el viñedo, y más aún en una situación de precios estancados en la leche o en la carne. “El mayor problema es que si ahora la administración quisiera reactivar la contratación de seguros, esta bajada de la subvención no va a ayudar”, advierte.

La Xunta destaca que sus ayudas subvencionan hasta el 16% de las pólizas ganaderas

Desde la Consellería do Medio Rural destacan que sus ayudas para el fomento de la contratación de seguros agrarios, recientemente publicadas en el Diario Oficial de Galicia, se elevan este año hasta los 4,7 millones de euros.

En este sentido, Belén do Campo directora general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias de la Xunta de Galicia, destacó recientemente en el Parlamento Gallego que “con esta ayuda se subvenciona en un 22% la prima comercial base en las producciones agrícolas, incluidas el viñedo, y en un 16% las ganaderas, lo que supone un incremento del 11%, respecto al pasado año”.

 

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información