Los primeros compradores de leche, ¿los malos de la película”

El propietario de Leche Río, Jesús Lence, tilda de "tratantes" y "especuladores" a los intermediarios que le compran a las granjas para venderle a las industrias. Lácteos de Riotorto recuerda que aún estos días le pidieron que se hiciera cargo de una granja a la que Río le practicaba "descuentos abusivos"

Los primeros compradores de leche, ¿los malos de la película”

Buena parte de las industrias operan con primeros compradores. / Archivo.

El papel de los primeros compradores en el sector lácteo está entrando a debate. En Galicia, más de una cuarta parte de la leche es recogida en las granjas por los llamados primeros compradores, operadores intermediarios que le compran a los ganaderos y le venden a las industrias. Las críticas contra los primeros compradores han llegado estos días por partida doble, tanto por las organizaciones agrarias como por el propietario de Leche Río, Jesús Lence, que los calificó de “tratantes” y “especuladores”.

Las organizaciones agrarias vienen advirtiendo en los últimos meses de impagos a los ganaderos por parte de algunos primeros compradores, con el caso de Lácteos Terra de Montes en la punta del iceberg. Alrededor de 200 granjas estarían afectadas por esta situación en toda Galicia, según Unións Agrarias. Desde Lácteos de Riotorto, su responsable, Víctor Crecente, pide que no se metan a todos los operadores en el mismo saco y cuestiona los ataques contra los primeros compradores.

“Las industrias son las que tienen la sartén por el mango. Si no doy vendido la leche, no la voy a beber” (Víctor Crecente)

“No todos somos iguales. No voy a ser yo el que defienda a compradores con impagos, pues eso no puede ocurrir, pero no hay que olvidar que las industrias son las que tienen la sartén por el mango”-destaca.- “Si yo no doy vendido la leche, no la voy a beber”, concluye Víctor, que la primavera pasada también salió en público para explicar por qué le tenía que bajar la leche a las granjas hasta los 19-20 céntimos.

Aquella situación, que puso en dificultades a las alrededor de 100 granjas que le vendían la leche, también afectó a la propia empresa: “Puedo decir que acabé la primavera con pérdidas. Pagué más de lo que ingresé”, asegura. Con la mejora del mercado, Lácteos de Riotorto recuperó la normalidad de precios de compra, que están ahora “en el promedio del mercado”, según Víctor.

Las declaraciones efectuadas estos días por el propietario de Leche Río, que calificó a los primeros compradores de “tratantes” y “especuladores” molestan en especial a Víctor Crecente, que advierte de que Río le vende parte de su recogida a otras industrias transformadoras. “Que me digan si eso no tiene relación con los ‘tratantes’ de la leche”, cuestiona. Crecente también recuerda que estos días una persona de un sindicato le pidió que se hiciera cargo de una granja a la que Río le aplica importantes descuentos. “Tan malos no seremos”, defiende.

Tres claves para entender la situación de los intermediarios

1) Relación entre industrias transformadoras y primeros compradores
Los operadores que actúan como primeros compradores tienen escasa seguridad en su relación con las industrias. En tiempos de exceso de oferta, pueden encontrarse con dificultades para colocar la leche, lo que repercute en que paguen menores precios en el campo.

La misma situación afecta a las cooperativas primero compradoras, que en ciclos de crisis se ven en dificultades para pagarle a sus socios precios que se acerquen al promedio del mercado. Las cooperativas, de hecho, han pedido la implantación de un contrato tipo entre industrias y primeros compradores.

2) Decreto para regular a los primeros compradores
El Ministerio de Agricultura presentó a comienzos de este año un borrador de decreto con el que buscaba aumentar la transparencia en el proceso de intermediación de la leche. El borrador estipulaba que cada comprador comercializador debía de informar al Ministerio de las cantidades que le vendía a cada industria y de su precio de venta. También abogaba por exigir una dimensión minima para operar en la compra venta de leche. Por ahora, nada más se supo del proyecto de normativa.

3) Gestión de excedentes
La desestructuración del mercado lácteo español se plasma sobre todo en los operadores intermediarios. Cuando hay excedentes, no existen protocolos ni mecanismos para organizar conjuntamente su gestión. Consecuencia, aquellos actores con más dificultades para colocar la producción son los que tienen que destinarla a leche en polvo y pagarla en el campo al valor que ofrece la leche en polvo, en el entorno de los 20 céntimos.

4) La cuestión de los impagos
Ante los impagos que acumulan en los últimos meses alrededor de media docena de primeros compradores, las organizaciones agrarias piden que el Ministerio obligue a los intermediarios a depositar un aval para hacer frente a posibles casos como el actual. Desde Lácteos de Riotorto consideran ilógica esa petición. “Entonces tendrían que obligar también a las industrias con las que trabajamos a poner un aval. Actualmente tenemos impagos de firmas como Lácteos Perfecto Pérez, de Ourense, o Lácteos de Celorico”, señalan.

Lácteos de Riotorto recuerda también que ha depositado un aval en el Fega, correspondiente a la epoca de las cuotas lácteas y de las supertasas, que aún no le fue devuelto.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información