La importación de leche en Galicia cae un 65% por los bajos precios en el campo

La producción apenas creció un 1% en la comunidad en el primer semestre, pero la disponibilidad de leche barata en el campo, hasta precios de 17-20 céntimos, restringe el recurso a la leche foránea

La importación de leche en Galicia cae un 65% por los bajos precios en el campo

Inspección ganadera a una cisterna procedente de Portugal en Monforte esta primavera. / Archivo.

Durante los primeros seis meses del 2015, las industrias gallegas importaron casi 100.000 toneladas de leche y nata sin concentrar. El mismo periodo del 2016 se saldó con sólo 35.000 toneladas. ¿Qué factores explican la diferencia? La producción láctea en la comunidad fue similar en ambos semestres, pues apenas creció un 1%, unas 13.000 toneladas, en el conjunto del primer semestre del 2016. Los motivos de la bajada de las importaciones hay que buscarlos en la caída de los precios de la leche en Galicia, según valoran fuentes del sector.

Alrededor del 30% de la leche que se produce en la comunidad sale camino de otras zonas del Estado para ser transformada, así que los ganaderos nunca acabaron de entender el porque de las importaciones de leche líquida a Galicia. La entrada de leche foránea, sin contar productos lácteos industriales, llegó a representar en el primer semestre del 2015 alrededor del 8% de la producción gallega.

Un año después, en plena crisis de precios en el campo y con la mayoría de las industrias estableciendo fuertes limitaciones a las entregas de leche, las importaciones cayeron un 65%, pero se mantiene la entrada de leche foránea. Las organizaciones agrarias interpretan que las importaciones se utilizan para bajar los precios de la leche en el campo en Galicia. “No sobra leche, lo que pasa es que no la quieren pagar”, argumentan.

Cisternas pagadas en origen a 20 céntimos
El primer semestre del 2016, en comparación con el mismo periodo del 2015, se caracterizó por los menores precios de la leche a pie de granja. Este año hubo de manera permanente disponibilidad de cisternas pagadas en origen a 17-20 céntimos, en tanto que en los primeros meses del 2015, sobre todo hasta abril, cuando finalizaron las cuotas, la situación de precios en el campo no era tan favorable para las industrias ni tan dramática para los ganaderos.

La continuidad de las importaciones, en tanto en Galicia no hay una aparente demanda de las industrias de leche a precios de mercado, en el entorno de los 27 céntimos, molesta al sector, hasta el punto de que los ganaderos establecieron este año controles periódicos sobre las cisternas que entran de Portugal. En febrero llegaron a boicotear una cisterna en Monforte, derramando su carga, acciones que se volvieron a repetir este verano, con el boicot reciente a otra cisterna en Teixeiro este mes.

Desde la Xunta también se aumentaron los controles administrativos sobre las cisternas que entran de Portugal, si bien las fuentes del sector consultadas consideran que ni la acción de los ganaderos ni la de la Xunta tienen mucho que ver en la caída de las importaciones. La clave, se destaca, es el mercado, los bajos precios a los que se puede conseguir leche en Galicia en el campo.

El sector mucho se teme que buena parte de la producción que sale de las granjas a precios de leche en polvo, en el entorno de los 17-20 céntimos, finaliza después envasada en un brik o en quesos. ¿Para qué importar leche si hay disponibilidad de ella en Galicia a esos precios?

Productos industriales
La importación a la comunidad de productos lácteos industriales mantiene cifras similares al año pasado. Durante el primer semestre entraron alrededor de 10.000 toneladas de lactosueros y destaca también un fuerte incremento de la mantequilla, que pasó de 680 toneladas en el primer semestre del 2015 a 1.000 en el mismo periodo del 2016.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información