La Comisión Europea prevé una bajada del precio de la leche a partir de junio

La Comisión Europea trabaja con la previsión de un bajada del precio de la leche en Europa en la segunda mitad de este año debido al incremento de la producción en Europa.

La Comisión Europea prevé una bajada del precio de la leche a partir de junio

Carlos Martín Óvilo, responsable del mercado lácteo de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea

La Comisión Europea trabaja con la previsión de un bajada del precio de la leche en Europa en la segunda mitad de este año debido al incremento de la producción en Europa.

Así lo avanzó esta mañana en Santiago de Compostela Carlos Martín Óvilo, responsable del mercado lácteo de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea. El responsable comunitario intervino en la capital gallega en una jornada sobre la repercusión de la nueva PAC en Galicia.

Según advirtió la principal causa de esta bajada de precios “está en el incremento de la producción por encima del incremento que puede absorver el mercado, que está teniendo un comportamiento positivo”.

“El año pasado la producción de leche en la Unión Europea aumentó más de lo que debería, un 1,8%, lo que supone 2,7 millones de toneladas más. Con un 1,2% sería suficiente, pero se está aumentando la producción más de lo que crece la demanda doméstica y mundial”, explicó.

Un exceso de producción animado por la recuperación de precios en 2017 que aún se ha agravado más en los primeros meses de este año. Así, en enero las entregas en el conjunto de la UE se incrementaron un 4% respecto al mismo mes del año anterior, una subida que en España fue del 5,4%.

“Lo razonable es un incremento de la producción en la UE del 1,2% pero el año pasado fue del 1,8%”

“Las previsiones con las que trabajamos en la Comisión es que en el conjunto de este 2018 va a haber un aumento de las entregas de leche en la Unión Europea del 1,4%, con una subida en el primer semestre, una estabilización en el segundo, y una caída de la producción respecto al año pasado durante el tercer y, especialmente, el cuarto trimestre, coincidiendo con una corrección importante de precios que va a haber en la segunda mitad del año debido a este exceso de producción”, avanzó el responsable del mercado lácteo de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea.

En este sentido, Carlos Martín Óvilo destacó que “lo razonable y sostenible es un incremento anual de la producción en la Unión Europea de entre 1,5 y 1,6 millones de toneladas, un 1,2%”. “Crecer por encima de ese porcentaje es arriesgarse a que bajen los precios y haya sobreproducción”, advirtió.

Ante esta situación, el representante de la Comisión Europea hizo un llamamiento a los ganaderos para que se organicen en organizaciones de productores que no sólo negocien precios en mejores condiciones con la industria sino que también autoregulen la producción para romper con lo que definió como “montaña rusa” en el sector lácteo. “Cada vez que hay aumento de la producción hay un descenso de precios, lo que lleva a un ajuste de la producción, que pasados unos meses provoca que el precio remonte, y se vuelve a repetir la situación”, lamentó.

Buenas previsiones para el sector lácteo

En todo caso, Carlos Martín Óvilo destacó que “las perspectiva a medio y largo plazo para el sector lácteo son positivas, por el incremento de la demanda a nivel mundial, sobre todo en África, China y países del sudeste asiático, donde el potencial de crecimiento es enorme”.

“El consumo de lácteos está al alza, a lo mejor no tanto de leche líquida, pero si de derivados, como el queso, la mantequilla o la nata líquida”, avanzó.

 “En los años 70 había el triple de stock de leche en polvo y se acabó vendiendo”

Por último, el responsable del mercado lácteo de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea pronosticó que el precio de la mantequilla, y de la grasa láctea en general, se mantendrá alto a lo largo de este año, compensando un precio de la leche en polvo desnatada históricamente bajo.

A este respecto, restó importancia a la influencia del stock público de este producto, unas 375.000 toneladas almacenadas como consecuencia de las compras públicas en 2016. “Tenemos que tener perspectiva y recordar que en los años 70 este stock era el triple de grande y se logró vender. Además, su uso en la Unión Europea representa menos del 6% de los productos lácteos, por lo que no estaría justificado que una industria o cooperativa baje el precio de la leche al productor porque hay mucho stock de leche en polvo, aunque si debido a la sobreproducción de leche”, concluyó.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información