La Comisión Europea prevé un incremento del precio de la leche de aquí al 2030

Las previsiones de Bruselas son que habrá una mayor demanda de exportación de productos lácteos europeos tradicionales, como el queso, ya que la población mundial y los ingresos aumentarán. Consulta aquí las previsiones del informe

La Comisión Europea prevé un incremento del precio de la leche de aquí al 2030

El sector lácteo de la Unión Europea tiene buenas previsiones de futuro de aquí al año 2030. Esta es la principal conclusión del informe publicado este viernes por la Comisión de Agricultura de la UE en el que analiza la situación actual y las perspectivas para los próximos años.

El incremento de la población mundial y de los ingresos medios tirarán de las demanda de productos lácteos europeos, especialmente del queso y de la mantequilla. De esta forma, y a pesar de que el comercio internacional de productos lácteos crecerá a un ritmo menor que en esta década, las previsiones de Bruselas para el período 2020-2030 son que la “la Unión Europea seguirá dominando el mercado, de forma que para 2030 podría abastecer cerca del 35% de la demanda mundial”.

El precio de la leche para el ganadero aumentará a medio plazo

Esta mayor demanda mundial de productos lácteos, especialmente de grasa láctea, junto a la previsión de que la industria europea se centre en productos con más valor añadido, hacen prever a la Comisión de Agricultura que “el precio de la leche en origen aumentará de forma sostenida a medio plazo, mientras que los precios de los piensos deberían permanecer relativamente estables en términos nominales”.

Sin embargo, la tendencia puede verse afectada por desajustes entre la oferta y la demanda, rendimientos de los cultivos o la incertidumbre de las condiciones macroeconómicas. “De todas formas, lo más probable es que los precios de la leche sigan una tendencia creciente”, concluye el informe.

De esta forma, las previsiones de precios de la leche en la UE para el ganadero para el año 2030 varían entre los 0,36 y los 0,42 euros el litro de media, según los distintos escenarios de costes de materias primas y energía y de oferta y demanda. El precio medio, según esta previsión, se situaría en la UE en el entorno de los 0,39 euros el litro en 2030.

UE_LACTEOS_2010_prezos

Por otra parte, en términos generales los expertos de la Comisión Europea prevén que las exportaciones de queso, mantequilla, leche desnatada en polvo, leche entera en polvo y suero de leche de la UE aumenten en promedio alrededor de 330.000 toneladas de leche equivalente al año. En cuanto al mercado de la UE, se necesitarían cerca de 900,000 ton de leche adicional por año para satisfacer el crecimiento de los productos lácteos tradicionales, que son principalmente de queso. Por el contrario, se espera que el consumo europeo de leche líquida continúe disminuyendo en la UE.

La producción de leche en la UE debería experimentar un aumento moderado en comparación con 2018-2030, con un promedio del 0,8% anual. La producción se estima en 167 millones de toneladas en 2018, y debería llegar a 182 millones de toneladas en 2030. Finalmente, el rendimiento de la leche también debería aumentar en 2030, un 17% más que el nivel de 2017.

¿Donde se producirá más leche en el año 2030?

Para 2030, el informe de la Comisión de Agricultura de la UE pronostica que la producción mundial de leche supere los 1.000 millones de toneladas. Incrementando anualmente en más de 15 millones de toneladas, algo más rápido. que en la última década.

Más del 40% de este aumento debería tener lugar en la India, que continuamente invierte en grandes granjas modernas e infraestructuras. Sin embargo, se prevé que este incremento sea absorbido por la demanda interna, y que solo exporte en condiciones de mercado excepcionales (por ejemplo, subsidios para leche desnatada en polvo, debido a las altas existencias, como se observó en 2018).

Previsiones de incremento de la producción de leche para el 2030: 

UE_LACTEOS_2010_produores

En África, el aumento de la producción de leche se estima que la producción de leche debería incrementarse notablemente, a un ritmo 5 veces mayor que en la última década. Este aumento de producción (+1.2 millones de toneladas por año) se concentrará principalmente en el este de África. Sin embargo, la demanda interna crecerá más rápido por lo que se necesitará un importante aumento de las importaciones.

En China, el crecimiento esperado en la producción de leche, aunque mayor que en el pasado, es relativamente pequeño (+650 000 t por año) debido a restricciones ambientales que limitan la expansión de la cabaña ganadera y
falta de competitividad de los productores.

La UE se mantendrá bien posicionada en el mercado mundial de productos lácteos, a pesar de que en promedio los costes de producción son más altos que sus principales competidores.

El modesto aumento de la producción proyectado en la UE. (+1.3 millones de t por año en promedio) es mayor que los incrementos anuales previstos en Nueva Zelanda (+0,4 millones de toneladas) y en los Estados Unidos. (alrededor de 0,7 millones de toneladas), los principales competidores de la UE. El uso de harina de almendra de palma podría limitarse, debido a su impacto negativo en la composición de la grasa de la leche.

África será el continente en el que más se incrementen las importaciones de productos lácteos en la próxima década, tanto debido al crecimiento de la población (+2.4% por año), como de la urbanización y de los ingresos de la población. Se espera que para 2030 en África se consuman 73 millones de toneladas de leche equivalente, de los que por lo menos 13 millones deberán ser importadas.

UE_LACTEOS_2010_importadores

China seguirá siendo el primer importador mundial de productos lácteos. Sin embargo, la desaceleración del crecimiento económico y el aumento de los precios al consumidor deberían ralentizar el crecimiento de las importaciones.

Sin embargo, la creciente demanda de productos lácteos, en torno al 1,5% más por año, debería llevar a un aumento de las importaciones de cerca del 2% anual. De esta forma, para el año 2030, la dependencia de las importaciones se espera que permanezca relativamente estable y represente el 18% de consumo interno (teniendo en cuenta las importaciones de queso, mantequilla, WMP, SMP y suero en polvo).

Además de estos y de la fórmula de leche infantil, se prevé que la cartera de productos importados se diversifique a más productos con alto valor agregado, así como de quesos y grasas lácteas para panadería y repostería.

En resumen, el informe de la Comisión de Agricultura prevé que las exportaciones de queso, leche desnatada en polvo y suero de la UE, así como mantequilla y leche entera en polvo crezcan alrededor de 330 000 t de leche equivalente por año de aquí a 2030. Es cierto que es un crecimiento más lento que en los últimos 10 años (+660 000 t por año), pero más rápido que el crecimiento esperado de las exportaciones de Nueva Zelanda (+250 000 t) y en los Estados Unidos (+270 000 t). En volumen las exportaciones europeas deberían aumentar un 2% anual pero un 4% en valor.

Los productos ecológicos, especialmente la leche líquida, deberían aumentar la cuota de mercado en la UE del 3% de la producción de leche en 2016 a un previsible 10% en 2030.

Previsión de número de vacas de leche y lactación media en la UE: 

UE_LACTEOS_2010_vacasue

El número de vacas lecheras debe permanecer bastante estable en el EU-15, con 17,6 millones de vacas lecheras en 2030, por lo que los incrementos de producción vendrán por una mayor intensificación y la mejora genética del ganado.

 

¿Que productos lácteos serán más demandados?

Previsión de incremento anual de las exportaciones de productos lácteos procedentes de la UE:

UE_LACTEOS_2010_EXPORTACION_PRODUCTOS

Queso: Mayor demanda de quesos duros, con IGP o DO

El informe de la Comisión prevé que el consumo de queso en la UE aumente 1,3 kg per cápita durante el período 2018-2030 hasta llegar a 20 kg por persona y año en 2030.

En los mercados de exportación, se espera el volumen de quesos exportados por la UE aumente en cerca de 1,2 millones de toneladas, de forma que la industria láctea europea cubra cerca del 40% de la demanda mundial de importaciones de quesos en 2030, en comparación con la cuota del 34% en 2018.

Las exportaciones de la UE tienen un mayor valor unitario que cualquiera de sus principales competidores, debido a una alta cuota de quesos duros y de indicaciones geográfica, frente a los quesos frescos más baratos.

Aunque el principal destino de exportación es Estados Unidos, Japón cobra cada vez más importancia para los quesos europeos y ya es su segundo mayor mercado de exportación.

Por otra parte, la creciente demanda en China debería dar lugar a nuevos flujos comerciales, especialmente para aperitivos de queso y el uso creciente de queso crema para añadir al té. Esto apoya aún más la previsión de que China debería tomar el relevo de los EE.UU. como el primer importador de quesos del mundo.

Incremento del mercado de suero

La demanda de suero, un subproducto de la fabricación de queso. y la producción de caseína, ha ido en aumento a lo largo de los años, en particular a través de la demanda de productos nutricionales y de otros productos de alto valor añadido como fórmulas infantiles.

De esta forma, la Comisión prevé que la UE debería seguir siendo el principal proveedor mundial en 2030 de suero estándar, cubriendo más del 50% del mercado, concentrando alrededor del 45%. del crecimiento de la producción global. En el mercado interno europeo, la tendencia. es hacia un menor uso de suero estándar en polvo para alimentación (52%) en 2030, en comparación con el 57% en 2018).

La cantidad total de suero producido debería seguir aumentando, aunque solo unos 2 millones de t un año; es decir, la mitad de la tasa de incremento de los últimos 10 años, que han visto un incremento constante en la recolección de suero de leche.

Las exportaciones se espera que continúen creciendo, en cerca de un 2% al año.

Consumo de leche líquida

La tendencia decreciente en el consumo de leche líquida de la UE debería continuar durante la próxima década. En los 10 años hasta 2018, disminuyó en 6 kg hasta los 52 kg por persona y año. Para 2030, se espera que esta tendencia negativa se frene, lo que llevaría a un consumo de 49 kg per cápita en 2030.

En contraste con la leche líquida, la producción de yogurt, mantequilla y otros productos lácteos frescos, incluidos los postres lácteos, crecerá impulsada por la demanda interna.

Por lo tanto, a pesar de la disminución esperada en la leche líquida, la ingesta total de productos lácteos frescos en la UE disminuiría solo ligeramente, a 74 kg per cápita en 2030, en comparación con los 77 kg en 2018.

Aumento del consumo de mantequilla

En los últimos años, el cambio hacia productos más naturales condujo a un gran aumento en el uso de mantequilla, particularmente en pastelería, en Europa y en todo el mundo. A su vez, esto provocó un fuerte crecimiento de los precios de las grasas lácteas.

En este contexto, el informe de la Comisión de Agricultura prevé que el consumo de mantequilla en la UE llegue a cerca de 4,6 kg per cápita y año en 2030, 0,3 kg por encima del de 2018.

La demanda mundial debería impulsar un nuevo aumento de las exportaciones de mantequilla de la UE hasta un volumen absoluto de alrededor de 260 000 t. Nueva Zelanda seguirá siendo el principal proveedor del mundo, con un 50% de las exportaciones mundiales, y la UE debería estar en segundo lugar, con el 23%.

En cuanto a los precios de la mantequilla, después de elevarse en 2017 alcanzando cerca de 6 400 EUR / t, se espera que el precio de la mantequilla de la UE caerá a 4 500 EUR / t hacia finales de 2018. Sin embargo, se espera que la brecha entre la mantequilla y los precios de la leche desnatada en polvo se mantenga más amplio que en el pasado, con un precio de mantequilla de alrededor de 4 000 EUR / t para 2030.

UE_LACTEOS_2010_prezo_manteiga

Leche en polvo

En 2017, la participación de la UE en la producción mundial de leche entera en polvo (WMP) fue solo del 14% y se espera que esto disminuya aún más, hasta el 12%.

Las exportaciones en 2030 deberían permanecer en el nivel de 2018. Por lo tanto, se espera que la producción de WMP en la UE aumente 4 millones de toneladas anuales en el período hasta 2030, impulsadas principalmente por la demanda interna (+4,2 millones de t por año), en particular para chocolate.

En cuanto a la leche desnatada en polvo (SMP), la creciente demanda mundial de está impulsada por su variedad de usos. Por ejemplo, puede ser procesada en productos lácteos frescos, postres, chocolate, panadería, platos preparados..etc.

En 2008-2018, la cantidad comercializada en todo el mundo casi se duplicó (a alrededor de 2,5 millones de toneladas en 2018). La UE es muy competitiva en este mercado y fue responsable de alrededor 50% del incremento del comercio global. Para 2030, se espera que se consumirá un 15% más de SMP en todo el mundo que en 2018, dando como resultado un aumento del 18% en los volúmenes importados. En la última década, las exportaciones de la UE crecieron en promedio más de 16% por año, lo que lleva a un nivel récord de 780 000 t en 2017. Durante el período de las perspectivas, la UE debería seguir siendo uno de los exportadores más grandes del mundo (junto con los Estados Unidos), con una cuota del 30% del mercado.

Debido a la expansión de la demanda, se espera que la producción total de SMP alcanzar las 1.820000 t en la UE para 2030, un 18% más que en 2018 nivel, lo que lleva a un adicional de 2,2 millones de t de leche equivalente siendo canalizado en procesamiento SMP.

 

Descarga aquí el informe completo

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información