Irlanda: Algunas claves de por qué es una potencia internacional en el sector lácteo

A lo largo de la semana pasada Campo Gallego visitó el alumnado del Centro de Promoción Rural EFA-FONTEBOA que realiza prácticas en ganaderías de vacuno de leche de Irlanda dentro del programa Erasmus Young Farmers. He aquí las primeras impresiones de este viaje...

Irlanda: Algunas claves de por qué es una potencia internacional en el sector lácteo

Vacas no pasto en Irlanda

La República de Irlanda es una potencia láctea a nivel internacional y en los últimos años fue el país de la Unión Europea que más incrementó su producción y sus exportaciones.

Así, pasó de producir en el 2010 un total de 4,8 millones de toneladas a 7,5 en el 2018, consiguiendo ya el objetivo que se habían marcado para 2020 en el plan estratégico para el sector elaborado por el gobierno irlandés. Es decir, en una superficie de 70.000 kilómetros cuadrados este país produce más leche que España en 500.000 km cuadrados. Para este año las previsión es que la producción siga creciendo sobre un 6%. Y alrededor del 90% de esta leche se destinará a la exportación, fundamentalmente en forma de mantequilla y de queso.

Para conocer la realidad del sector lácteo irlandés, a lo largo de la semana pasada Campo Galego visitó el alumnado del Centro de Promoción Rural EFA-FONTEBOA que realiza prácticas en ganaderías de vacuno de leche de Irlanda dentro del programa Erasmus Young Farmers.

A lo largo de las próximas semanas publicaremos entrevistas y reportajes tanto de ganaderías de vacuno de leche, como de DairyGold, una de las principales cooperativas lecheras, así como la responsables del TEAGASC, el centro público que se encarga del asesoramiento a los ganaderos en Irlanda.

Avanzamos algunas reflexiones de las visitas a estas ganaderías, localizadas principalmente en el condado de Cork, en el sur de la Isla, donde se concentra la mayor parte de la producción láctea del país.

-Asesoramiento público e independiente: El asesoramiento que reciben los ganaderos es independiente y de carácter público, a través de técnicos del TEAGASC. Entre las ganaderías visitadas ninguna de ellas tenía asesoramiento de empresas privadas, excepto uno que había contratado a mayores del del TEAGAS el asesoramiento de un consultor independiente.

-Un modelo productivo que aprovecha las ventajas del territorio: El clima de Irlanda, con temperaturas suaves y precipitaciones repartidas a lo largo de casi todo el año, les permite tener pasto desde febrero hasta noviembre. Los ganaderos visitados aprovechan al máximo este recurso haciendo pastoreo intensivo desde marzo hasta noviembre, mientras que de diciembre a marzo las vacas suelen permanecer estabuladas y son alimentadas con silo de hierba y pienso, y en algunos casos también con remolacha picada.

Para hacer coincidir el pico de lactación con la máxima disponibilidad de pasto los ganaderos hacen concentración de partos. Así durante 8 semanas, de mediados de febrero a mediados de abril paren el 90% de las vacas. El rendimiento de las praderas es elevado, gracias también a la fertilización química.

-Costes de producción y precio de la leche: Los costes de producción de los ganaderos entrevistados se sitúa entre los 21 y los 25 céntimos por litro de leche. El precio base de venta es de 31 céntimos y sumando las calidades (en torno a un 4,2% de grasa y un 3,6% de proteína) llega a los 36 céntimos por litro de leche en este momento, con lo que el margen para los ganaderos ronda los 10 céntimos, muy superior al promedio en España.

A parte de por el sistema de alimentación basado en el pasto, y en el bajo uso de pienso (en las ganaderías visitadas unos 180 gramos por litro de leche), el mayor margen se explica también por la menor inversión en instalaciones (todas de acero, uralita y madera, camas de colchoneta para el período estabulado, salas de ordeño muy funcionales), por la baja tasa de reposición (entre un 15 y un 20%), por los mayores ingresos por venta de terneros de carne y por el menor gasto en maquinaria (es común contratar los trabajos agrícolas y la retirada del purín a empresas de servicios agrarios).

-Razas rústicas: En las ganaderías visitadas las razas más empleadas son la British Friesian, una raza Frisona más pequeña y rústica y adaptada al pastoreo; la Roja Sueca o Roja Noruega y el Kiwi Cross, un cruce entre Holstein y Jersey. El promedio de partos en las ganaderías visitadas oscila entre los 6 y los 7 partos, con unas producciones medias de entre 6.000 y 7.000 litros por lactación.

-Ganaderos con mentalidad empresarial e importante relevo generacional: En las ganaderías visitadas llama la atención en todas ellas el orgullo de los ganaderos, a pesar de que en muchos de los casos no tienen personal asalariado, lo que complica disponer de días libres. Se sienten valorados por la sociedad, con buenas perspectivas de futuro para su negocio, y con orgullo que continuar una tradición ganadera que se remonta varias generaciones atrás.

De este modo, en todas las explotaciones visitadas existe relevo generacional de los hijos, lo que se ve favorecido por el alta natalidad del país en comparación con España, siendo frecuentes los matrimonios con 3 y 4 hijos.

-Base territorial: Otro aspecto a destacar de las granjas irlandesas es que la base territorial se sitúa alrededor de la explotación, en inglés “milk platform”, lo que reduce los costos de producción y favorece el sistema de pastoreo.

De media en las granjas visitadas, para unas 100 vacas en ordeño contaban con unas 50 hectáreas. El coste de la tierra agrícola en el Condado de Cork es caro, un mínimo de 25.000 euros por hectárea, y algo más de 300 euros año de alquiler, lo que limita el crecimiento de las granjas.

-Las amenazas del Brexit: Una parte importante de las ganaderías visitadas también cebaban los becerros en la propia explotación, con silo de hierba y pienso, fundamentalmente. La raza cárnica más empleada es la Aberdeen Angus, por su docilidad, facilidad de parto y buena salida comercial.

Sin embargo, el principal mercado de destino, el Reino Unido, bajó considerablemente los precios en el último año debido al Brexit y a las mayores importaciones de carne de Brasil o Argentina. En este sentido, los bajos precios de la carne, unos 3,5 euros de promedio en este momento, son un motivo de preocupación recurrente entre los ganaderos.

Costes de producción de los ganaderos de vacuno de leche en Irlanda:

COSTES PRODUCION IRLANDA

Fuente: TEAGASC

Evolución de la producción de leche en Irlanda y previsiones para el futuro:

irish_milk_production

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información