Granxa Lagendijh, en Holanda, libertad para las vacas y manejo automatizado

Los Países Bajos caminan hacia un sistema de ganadería que prima el pastoreo y el bienestar animal. Visitamos junto a un grupo de ganaderos gallegos esta explotación automatizada con cama fría de compost y vacas Procross

Rik Lagendijh coas súas vacas na súa granxa perto de Tilburgo, no sur de Holanda

Rik Lagendijh coas súas vacas na súa granxa perto de Tilburg, no sur de Holanda

En Holanda se ven vacas de muchos más colores que en Galicia. Se ven porque están fuera, en pastoreo, de manera mayoritaria, y hay tal variedad cromática que en un paseo de norte a sur pueden verse decenas de animales diferentes. Porque a pesar de ser la cuna de la frisona y sin perder su vocación eminentemente lechera, el cuarto país con mayor producción de leche en la UE ha apostado por la diversificación de razas y por los cruces.

La explotación de Rik Lagendijh, situada en Tilburg, en el sur de Holanda, es una de ellas. Comenzó a cruzar hace 8 años porque “quería animales distintos, con menos problemas”, según explicó a un grupo de ganaderos gallegos que participaron en el Procross Summit 2019. Su granja comenzaba a resentirse por los problemas de la consanguineidad. “Intuía que muchos pequeños problemas que tenía todos los días derivaban de eso”, razona.

Empezaron con los cruzamientos hace 8 años y hoy el 80% de las 180 vacas que tienen en ordeño son híbridas

Así que comenzó a cruzar sus vacas holstein con montbeliard volviendo en la segunda generación a cruzar con frisona, pero después de visitar otras explotaciones de la zona que habían introducido también la roja sueca optó por las vacas trihibridas.

Hoy en la explotación de Rik hay 180 vacas en ordeño, de las que el 80% son ya cruzadas y el 20% aún holstein puras. “Quería animales que durasen más y lo estoy logrando, la tasa de reposición es solo de un 15%”, explica. El promedio de edad de los animales que tiene actualmente en producción es de 5,5 años pero el promedio con el que salen de la explotación hacia el matadero se sitúa en 6,5 años.

O 80% das vacas que ten esta granxa son animais Procross

O 80% das vacas que ten esta granxa son animais Procross

El coste sanitario también ha disminuido y ronda hoy los 100€ por vaca y año, contando gasto sanitario, medicamentos y tratamientos. Del mismo modo, también mejoró en fertilidad, precisando un promedio de 1,8 inseminaciones por vaca para conseguir que queden preñadas, con un intervalo entre partos de 395 días. Cada dos semanas acude a la granja el veterinario a hacer el control reproductivo. Hoy buena parte de los animales son ya  inseminados con toros cárnicos. “No precisamos tantas novillas”, dice.

La tasa de reposición bajó hasta el 15%, por lo que disminuyó la necesidad de recría, y hoy una parte importante de las vacas son ya inseminadas con toros cárnicos

“La producción es la misma que antes pero con muchos menos problemas”, resume. Logra un promedio de 10.000 litros/vaca por lactancia, con un 4,5% de grasa y un 3,55% de proteína y un promedio anual de 130.000 células somáticas (95.000 en primavera y verano, cuando las vacas salen a pastar).

El incremento en la longevidad de los animales también acabó por notarse en la rentabilidad de la granja. Rik logra producciones vitalicias de 40.000 litros, que supone 10.000 litros más que el promedio holandés. Son cifras que parecen poco comparándolas con el sistema de producción intensiva que más abunda en Galicia pero es que la filosofía es distinta en Holanda.

“Los 40 litros por vaca no  son necesarios”

“Los 40 litros por vaca no son necesarios, esta granja es rentable así. Un robot puede ordeñar 2.000 litros de leche al día y puede lograrlo con un número de vacas menor o mayor. No es necesario ir a un modelo tan intensivo como en España. La opinión pública en Holanda valora el medio ambiente y el bienestar animal”, explica este ganadero.

“Quería un establo más abierto, con menos cemento y menos hierro, que permitiera el movimiento más libre y natural de la vaca”

Tanto es así, que la legislación en el país se fue adaptando hacia este ámbito, estableciendo límites a los fosfatos, lo que motivó un mercado de derechos de producción similar al que emplean las centrales térmicas para las emisiones de dióxido de carbono, y con la introducción del pastoreo obligatorio a partir del próximo año.

Rik ya se adelantó. Al tiempo que hacía cambios en la genética, introduciendo los cruces en busca de vacas más longevas, realizó una importante inversión en unas instalaciones que le permitiesen un cambio en el manejo de su ganado. “Quería vacas que durasen más, por lo que en 2015 construí un establo con menos cemento y menos hierro y que permitiese el movimiento más libre y natural de la vaca”, explica.

É unha nave aberta na que non hai cubículos nin cornadiza e as vacas están en cama fría de compost

É unha nave aberta sen cubículos nin cornadiza e as vacas están en cama fría de compost

Se trata de una nave totalmente abierta y muy ventilada, con un techo de paneles móviles que permite su apertura para que entre el sol y ayude a secar el compost que se usa para la cama de las vacas. En el espacio que ocupan los animales en producción no hay cubículos, únicamente un patio cubierto de unos 15 metros cuadrados por vaca con cama fría de compost que mueven una vez al día. En Galicia ya hay explotaciones, como Ganadería Varela en Castro de Rei o SAT Ladeira en O Páramo, que emplean este sistema para las vacas secas, pero no para las vacas que están en producción. Tampoco hay cornadizas en esta granja holandesa, simplemente una barra corrida que separa a los animales del comedero.

Sistema de extracción de amoniaco

La granja de Rik está sirviendo para hacer una serie de experimentos a la Universidad local en distintas materias. Una de ellas es la reducción de amoniaco mediante un sistema pionero instalado en esta explotación. La cama de compost se consigue depositando un aporte inicial de viruta de madera verde, recién cortada, que se extiende por toda la superficie que ocupan los animales. Los excrementos que las vacas depositan se mezclan con la viruta. Hay que remover diariamente el compost resultante para que seque y no fermente.

Rik amosando a base perforada de plástico sobre a que está o compost e que permite aspirar o amoniaco

A base perforada de plástico sobre a que está o compost permite aspirar o amoniaco

Pero la novedad radica en que la viruta no se extiende directamente sobre una superficie de tierra o de cemento, sino que se coloca una estructura de plástico con huecos que permite circular el aire por debajo del compost. Mediante un sistema de aspiración de aire se logra fijar el amoniaco al compost, evitando su emisión, e incluso aspirar ese aire con amoniaco, que pasa por los huecos y la doble cámara de la base de plástico del patio donde están las vacas.

Este ganadero defiende que este sistema de cama fría de compost para las vacas lecheras da buen resultado y permite eliminar un problema cada vez más acuciante para muchas explotaciones, el del purín. Al mismo tiempo, reduce notablemente los costes. En su caso, el coste de las camas es de 16.000 euros al año, que recupera en buena medida en forma de abono, ya que el compost generado se retira una vez al año y se incorpora a las tierras.

El coste de las camas en esta explotación es de 16.000 euros al año, que recuperan en buena medida en forma de abono para las tierras

Rik explica que el mantenimiento es fácil, en verano simplemente tiene que fresar una vez al día la superficie. En invierno es más complejo, dado que el compost no seca tan bien. “Las vacas no salen a pastar y están todo el día dentro. Todas las semanas tengo que medir la temperatura del compost para que esté entre los 40 y los 50º C, si varía tengo que añadir más viruta”, explica.

Considera que si la superficie por vaca fuese mayor, de entre 23 y 25 metros cuadrados por animal, no sería necesario retirar el compost, pero en su caso tiene que sacarlo una vez al año, en el mes de octubre. Retira alrededor de 50 centímetros de cama, dejando solo 20 centímetros de compost para volver a comenzar el proceso.

Premio al pastoreo de 1,5 céntimos por litro

Vacas camiño do pasto tralo ordeño da tarde

Vacas camiño do pasto tralo ordeño da tarde

Otra de las medidas que esta explotación holandesa adoptó para reducir su huella ambiental fue aumentar el pastoreo de sus vacas. Excepto en los meses de invierno, las vacas en producción salen a pastar 10 horas al día, 6 por la mañana y 4 por la tarde.

La salida al pasto es un incentivo para que las vacas acudan al robot a ordeñarse

El sistema está automatizado. Cuando en 2015 construyeron la nueva nave instalaron 4 robots de ordeño puestos en línea y que sirven de división. Para salir al pasto las vacas tienen que pasar antes por el robot, que a continuación discrimina y permite salir a la vaca a pacer o la deriva de nuevo hacia dentro si no cumple con los parámetros necesarios para ir a la pradera.

La salida al pasto es, pues, un incentivo para que las vacas acudan al robot a ordeñarse. Este premio se produce tanto por la mañana como por la tarde. A partir de las 6 de la mañana y de las 6 de la tarde se abren de manera automática las puertas de la granja y las vacas salen directamente del robot al pasto.

Un sistema automatizado permite ás vacas sair a pacer dúas veces ao día logo de pasar polo robot de muxido

Un sistema automatizado permite ás vacas sair a pacer dúas veces ao día logo de pasar polo robot de muxido

Solo dos personas atienden esta granja con 180 vacas en ordeño. Buscaban no depender de mano de obra y por eso decidieron mecanizar la mayor parte de los procesos posibles. Fue el motivo principal para decantarse por los robots de ordeño, pero no querían tener que prescindir del pastoreo para eso, así que decidieron vincular las dos cosas. Rik está contento con el resultado. “En verano no hay nunca más de una o dos vacas atrasadas y en invierno pueden ser 8 o 10”, cuenta.

En invierno las vacas no salen fuera, solo en primavera y en verano, por lo que el promedio de ordeño en esta época, al estar más tiempo las vacas fuera, se reduce a 2,5 ordeño por vaca y día, frente a los 3 ordeños de media que logran los robots en los meses del invierno.

Inversión de 6.000 euros por vaca en las instalaciones

Pero el sistema robotizado de ordeño y salida al pasto no es la única medida de automatización introducida en el manejo de esta granja. El sistema de alimentación es mediante carro mezclador autónomo, que recoge los distintos elementos de la mezcla en la zona de carga y lo distribuye por el  pesebre. El conocido como Vector, de la empresa holandesa Lely, sirve en esta explotación para alimentar, con raciones distintas, tanto a las vacas en producción como a la recría, a pesar de estar estas en una nave aparte.

Esta explotación de 180 vacas en ordeño es atendida únicamente por dos personas gracias a sus elevados niveles de automatización

De las 60 hectáreas de superficie de las que dispone esta explotación, el 40% están destinadas a praderas para pasto para las vacas. En el resto obtienen 5 cortes de raigrass al año. Se trata de una zona muy productiva donde además riegan. A maíz solo destinan 8 hectáreas, por lo que la mayoría del maíz para ensilado tienen que comprarlo.

Además de una mejora en las calidades de la leche y de un mayor confort y bienestar animal, Rik logra también con el pastoreo una mayor rentabilidad. Cobra la leche a 35 céntimos, más un céntimo y medio por litro como prima al pastoreo por pacer más de 120 días al año. En conjunto, el coste de alimentación es de 4,38 euros por vaca y día.

Con todas las novedades tecnológicas introducidas, la inversión total realizada por Rik y su familia en este nuevo establo con capacidad total para 250 vacas en ordeño fue de un millón y medio de euros o lo que es el mismo, una inversión total en las instalaciones de 6.000 euros por vaca.

La ganadería Lagendijh en imágenes:

Vacas de produción en cama fría de compost na gandería Lagendijh, en Holanda

As vacas de produción descansan en cama fría de compost

Cama fría de compost sen cubículos para as vacas en produción

Cada animal dispón de 15 metros cadrados de superficie nun patio sen cubículos

Ao non existiren cubículos, as únicas zonas de paso son as que dan ao comedeiro e a que conduce ao robot

Ao non existiren cubículos, as únicas zonas de paso conducen ao bebedeiro e ao robot

A nave de produción está construida con estrutura metálica e teito mobil que permite abrir para ventilar e axudar a secar o compost

A nave de produción é de estrutura metálica e teito mobil, que permite abrir para axudar a secar o compost

Para comezar a facer o compost deposítase unha base de anacos de madeira recén cortada

Para comezar a facer o compost deposítase unha base de anacos de madeira recén cortada

Empregan un tractor cunha grade para mover diariamente o compost da cama das vacas

Empregan un tractor cunha grade para mover diariamente o compost da cama das vacas

O compost sacado unha vez ao ano da cama das vacas en produción é almacenado para botar na terra

O compost sacado unha vez ao ano da cama das vacas en produción é almacenado para botar na terra

Os catro robots de muxido están dispostos en liña e serven para dividir a nave de produción

Os catro robots de muxido están dispostos en liña e serven para dividir a nave de produción

Un sistema automatizado permite sair ás vacas cara ao pasto ou derívaas de novo cara á zona do comedeiro

Un sistema automatizado permite sair ás vacas cara ao pasto ou derívaas de novo cara á zona do comedeiro

As vacas van soas á pradeira a medida que van saindo de muxirse

As vacas van soas á pradeira a medida que van saindo de muxirse

A zona de pastoreo, con sombra, éstá nun radio de medio quilómetro desde a explotación

A zona de pastoreo, con sombra, está nun radio de medio quilómetro desde a explotación

Esta explotación adica a maior parte das súas 60 hectáreas a pradeira e só bota 8 hectáreas de millo a carón da granxa

Esta explotación adica a maior parte das súas 60 hectáreas a pradeira e só bota 8 hectáreas de millo para ensilado

Traballos de sulfatado do millo nunha finca a carón da explotación

Traballos de sulfatado do millo nunha finca a carón da explotación que conta con regadío

Carro de alimentación automatizado e comedeiro sen cornadiza

Carro de alimentación automatizado e comedeiro sen cornadiza

Na zona de carga o carro automático recolle as distintas proporcións dos distintos compoñentes para a ración

Na zona de carga o carro automático recolle as distintas proporcións dos distintos compoñentes para a ración

O Lely Vector fai a mestura e distribúea polo pesebre

O Lely Vector fai a mestura e distribúea polo pesebre tanto para as vacas en produción como para a recría

A zona de produción ten un apartado con trabantes para aquelas vacas que precisan ser tratadas

A zona de produción ten un apartado con trabantes para aquelas vacas que precisan ser tratadas ou inseminadas

Boxes para as becerras en lactación

Os boxes para as becerras en lactación atópanse nun lateral da nave principal

A necesidade de recría é baixa porque a taxa de reposición é do 15%. polo que moitas das inseminacións son efectuadas con touros cárnicos

A necesidade de recría é baixa dada a taxa de reposición do 15%, polo que moitas das inseminacións son con carne

O establo vello, que agora acorre a recría está construido en madeira

O establo vello, que agora acorre á recría, está construido en madeira

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información