Gandería Neiras SC, como optimizar el tiempo y el rendimiento en una explotación pequeña

Antonio Valcárcel y su hermana Ana son titulares en la parroquia de Manán, en Sarria, de una explotación de leche robotizada con 58 vacas en producción y de una granja porcina con 1.000 animales de cebo. Nos explican cómo trabajan para aprovechar las sinergias de las dos actividades

Antonio xunto ás vacas da súa explotación en Manán, da que é titular desde os 19 anos

Antonio xunto ás vacas da súa explotación en Manán, da que é titular desde os 19 anos

“No son las explotaciones más grandes las que más ganan”. Esa es la filosofía con la que trabaja Antonio Valcárcel, centrado en optimizar la producción y la rentabilidad de los 58 animales que ordeña, porque dice: “entre una explotación de 60 vacas bien dimensionada y trabajada y una de 120 que tenga que comprar insumos gana más dinero la de 60”.

Antonio tiene 39 años pero no es un recién llegado. Lleva 20 años como titular de la explotación familiar, a la que se incorporó con tan sólo 19, al jubilarse su padre. Desde entonces fue introduciendo continuas mejoras tratando de ganar en eficiencia y comodidad.

El último cambio fue la instalación de una amamantadora y la introducción hace un año de un robot de ordeño. Antonio optó por un modelo de tráfico guiado, de la marca Delaval, frente a los sistemas robotizados de tráfico libre. Considera que tiene ventajas su funcionamiento: “para ir a beber al bebedero o a acostarse en las camas las vacas tienen que pasar por una puerta de selección que las desvía hacia el robot o las deja pasar en función del tiempo que lleve cada una sin ordeñarse; de este modo lo que te ahorras es prácticamente tener que acercar vacas”, dice.

A amamantadora para as becerras foi unha das últimas melloras na granxa

A amamantadora para as becerras foi unha das últimas melloras na granxa

La razón que le llevó a poner el robot fue la de ahorrar en personal. “Tenía una sala 5×2 en espina y ordeñaba tres veces al día, a las 8 de la mañana, a las 4 de la tarde y las 11 de la noche, así que tenía un empleado que me venía a hacer los tres ordeños. Aunque habitualmente yo no ordeñaba, tienes que estar pendiente igual y en las libranzas o si cambiaba de empleado tenía que estar. Ahora es muy rara ahora la noche que tengo que venir”, asegura.

Con la ayuda del robot, Antonio es capaz de atender él solo la explotación. Su día a día se centra en el cuidado de las vacas. No hace el trabajo agrícola y forma parte de una CUMA que le facilita la alimentación del ganado. “Maquinaria no compré nada, tengo dos tractores, dos Masei, uno de 40 años y otro de 30, son los que tenía mi padre”, explica. La CUMA a la que pertenece solo tiene carro mezclador, así que el resto de trabajos se los encarga la una empresa de servicios.

Antonio ensila en casa la producción de las 18 hectáreas de terreno de las que dispone, en las que echa 13 a maíz y una y medio a alfalfa. “La tierra es buena y productiva en esta zona y logramos rendimientos de 60.000 kilos por hectárea el año pasado y por arriba de los 50.000 siempre. Los arrendamientos son caros, están a 600€ la hectárea en esta zona, pero sabes que siembras y recoges”, dice.

Aprovechar sinergias

Botan 13 hectáreas de millo, que abonan co purín procedente da granxa de porcos

Botan 13 hectáreas de millo, que abonan co purín procedente da granxa de porcos

En 2018 Antonio constituyó junto a su hermana Ana Ganadería Neiras SC, de la que forman parte dos explotaciones: la de producción de leche con 125 cabezas totales y otra de cebado de cerdos con capacidad para 1.000 animales tras una ampliación llevada a cabo este año. “Solo cebamos y tenemos integración con Coren, así que no da mucho trabajo”, asegura.

Aunque Antonio está más centrado en la granja de vacas y Ana en la de los cerdos y cuentan con dos CEAS diferentes, el objetivo con el que crearon la sociedad es aprovechar las ventajas de trabajar en conjunto.

Uno de los beneficios mutuos es el aprovechamiento del purín. “Al tener también cerdos tienes más purín y eso mejora la productividad de las fincas a la hora de obtener forraje para las vacas, al igual que al tener las vacas también tienes tierras donde echar el purín que generan los cerdos”, explica. Una simbiosis de la que se benefician incluso otros vecinos con explotaciones. “Problema de purín para abonar las fincas no tengo, abono las mías y llevan también los vecinos para las suyas”, cuenta Antonio.

En la parroquia de Manán hay concentración parcelaria desde el año 1988 y eso ayuda a la hora de hacer los trabajos agrícolas. “Al usar maquinaria externa se optimiza el tiempo y los costes”, evidencia. Son fincas grandes y con buenos accesos. Por ejemplo, al lado mismo de la explotación dispone de 5 hectáreas en una sola pieza en las que siembra maíz y en las que los desplazamientos para abonar con purín o para recoger la cosecha y llevarla al silo son prácticamente inexistentes. Para la alfalfa, que comenzó a echarla hace 5 años, Antonio escogió las fincas que no valían para maíz.

Incrementar la producción con la mejora genética

Antonio leva 4 anos investindo en seme e en embrións para mellorar a xenética da súa granxa

Antonio leva 4 anos investindo en seme e en embrións para mellorar a xenética da súa granxa

El crecimento de la explotación de leche está condicionada por dos factores, por un lado la capacidad máxima del robot de ordeño instalado y por otro la base territorial disponible. “No hay donde alquilar más fincas en esta zona”, explica Antonio.

De manera que el objetivo con el que trabaja en este momento es el de completar el número de animales que es capaz de atender el robot y seleccionar aquellos más eficientes y productivos. El promedio de producción en estos momentos es de 43 litros, con 3,70% de grasa y 3,35% de proteína.

Esos datos suponen una mejora respecto a cuando ordeñaba en sala. “Antes de poner el robot, con tres ordeños, ya estábamos en 40 litros, pero bajamos a 31 durante las obras y en el posterior periodo de adaptación al robot”, reconoce. “Cuando estás a dos ordeños diarios y pasas al robot siempre mejoras en la producción, pero cuando estás a tres ordeños lo habitual es bajar al principio porque al inicio solo logras medias de 2,3 ordeños por vaca en el robot y eso las vacas lo notan mucho. Incluso tuvimos algunos problemas de mamitis pero circunscritos solo a ese periodo de adaptación, ahora ya estamos en niveles de células muy bajos, similares a los que teníamos antes de colocar el robot”, explica.

La producción media por vaca es de 43 litros, tres más que antes de instalar el robot, cuando hacía tres ordeños en sala, y después de pasar un difícil periodo de obras y de adaptación, en el que la producción bajó de 40 a 31 litros por animal y día

En el caso de la ganadería Neiras SC, además, los trastornos para los animales fueron mayores, ya que el robot está instalado en el espacio que antes ocupaba la sala de ordeño, al lado mismo de las cornadizas y de las camas, así que las obras supusieron una alteración importante de la tranquilidad de las vacas.

Antonio trata de optimizar el robot mediante la selección genética de los animales y también personalizando los programas de ordeño. “Busco que vacas con mucha producción se ordeñen 3 o 4 veces a costa de vacas que están dando menos, porque a una vaca que produce 30 litros le llega con 2 ordeños diarios”, indica. El promedio total del robot en el conjunto de las vacas en producción es en este momento en esta ganadería de 2,7 ordeños/día.

Exceso de recría

Grazas ao seme sexado medraron en número de cabezas e sóbranlles xovencas, que teñen pensado vender

Grazas ao seme sexado medraron en número de cabezas e sóbranlles xovencas, que teñen pensado vender

Tres son los campos en los que ganadería Neiras SC está trabajando para lograr una mayor eficiencia de los animales con los que cuenta. El primero es contar con buenos forrajes y materias primas para lograr una buena alimentación del ganado, el segundo es la mecanización e informatización del ordeño y el tercero la mejora genética. “Estoy centrándome mucho en eso ahora mismo, llevo cuatro años invirtiendo en semen y en embriones y estoy logrando mejorar la genética que tengo”, indica Antonio.

La estrategia que emplea ya le permitió incrementar el número de cabezas sin tener que comprar ninguna novilla e incluso tener excedente de recría en este momento. “Lo que hice fue poner en las primerizas y en las vacas buenas semen sexado y con eso ya aumenté para este año 2019 en casi 20 animales más en producción, de las 40 que ordeñaba en la sala a las 58 que ordeña ahora el robot y quiero aumentar en otras 10. Después empezaré a seleccionar porque no quiero tampoco tanta recría, porque las novillas comen mucho y no dan leche”, razona.

“Desde hace un año pongo mucha carne, porque ahora mismo me sobra recría y no quiero tener tanta, porque las novillas comen mucho y no dan leche”

Desde hace un año ya comenzó a poner en las vacas menos productivas toros cárnicos y tiene idea también de vender el excedente de recría. “En este momento tengo 63 vacas adultas y otras 62 terneras y novillas. Mi idea es vender las que me sobran, pero eso me permite el lujo de poder seleccionar mucho los animales, porque en los próximos 2 años si quisiese podría renovar todos los animales que hoy tengo en producción”, evidencia.

Mejora de las instalaciones

A nave de produción ten 20 anos pero vén de ser ampliada e remodelada

A nave de produción ten 20 anos pero vén de ser ampliada e remodelada

Antonio hace la recría en la propia explotación. Aprovechó para eso la cuadra vieja que tenían sus padres. La nave central en la que están hoy las vacas en producción fue construida cuando él se incorporó, hace ya 20 años, y fue ampliada ahora con un patio de ejercicio, más camas y un anexo para el robot, la lechería y la oficina.

En busca de una mayor comodidad de las vacas, los cubículos nuevos, que acaba de incorporar, son más anchos que los que ya tenía. “Una vaca hoy da más leche que cuando yo empecé y no son las mismas exigencias las que necesita una vaca de 50 litros con respecto a otra de 25”, argumenta.

“Los cubículos nuevos nos hice más amplios porque hoy las vacas dan más leche que hace 20 años y no son las mismas la exigencias las de un animal que produce 50 litros con respecto a otro que da solo 25”

Las camas son todas, tanto las ya existentes como las nuevas, mantas de goma con carbonato cálcico. “Los canales y la instalación del purín son las que tenía, la aproveché, pero no me dejaba introducir arena y también pienso que a largo plazo es contraproducente”, considera. También es estrecho el pasillo de alimentación, de solo 4 metros. “Es el que ya tenía también”, explica.

Estabilidad de precios y garantía en la recogida

Gandería Neiras SC entrega a Danone desde fai 14 anos

Gandería Neiras SC entrega a Danone desde fai 14 anos

A pesar de tratarse de una explotación de pequeño tamaño, Neiras SC hizo un desembolso económico importante en su actual puesta al día. Pero Antonio se siente respaldado por la empresa a la que entraga la leche y eso le da seguridad a la hora de hacer las inversiones.

“Llevamos 14 años con Danone, fue una de las buenas decisiones que tomé en aquel momento. Había vecinos que estaban en Danone y yo llevaba años queriendo entrar, pero Danone no acostumbra coger gente. Un año les hacía falta leche y me lo ofrecieron cobrando menos de lo que estaba cobrando pero no lo dudé, comencé de inmediato”, recuerda.

“Tienes estabilidad de precios, cuando la leche está alta igual no es la que más paga, pero cuando la leche baja a plomo tampoco notas esa caída brusca”, indica. También valora la continuidad, dice. “Están haciendo contratos de 5 años, en la zona de Lalín ya los están haciendo y aquí llegarán también. Tener garantizada la recogida 5 años tal como están las cosas es una confianza y una seguridad muy grande”, asegura.

Esa confianza entre productor y empresa parece ser mutua. Este año la ganadería de Antonio fue reconocida con el premio de calidad y seguridad alimentaria que la compañía francesa otorgó entre las ganaderías a las que recoge la leche en España. Para obtener este galardón esta explotación de Sarria tuvo que mantener durante todo el año en las analíticas resultados de calidad super A en la leche que entrega.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información