La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Ganadería Casanova, una transición exitosa al robot de ordeño VMS de Delaval

Delaval organizó en Baleira (Lugo) una jornada técnica para presentar novedades en su sistema voluntario de ordeño (VMS). El evento incluyó una visita a la Ganadería Casanova, que incorporó el robot hace ocho meses

Ganadería Casanova, una transición exitosa al robot de ordeño VMS de Delaval

Los integrantes de Ganadería Casanova, a la izquierda, junto con Carlos Fariñas y Antonio Lenza, de Delaval, a la derecha, en la visita a la granja durante la jornada técnica celebrada en Baleira.

Coincidiendo con el vigésimo aniversario del robot de ordeño VMS de Delaval, la firma está realizando en toda la península una serie de jornadas técnicas, acompañadas de visitas a ganaderías. El objetivo es acercarle a ganaderos, técnicos y veterinarios tanto las últimas novedades del sistema como la experiencia práctica de las granjas que trabajan con el robot. En Baleira (Lugo), se ha desarrollado la última jornada, en la que participaron técnicos de Delaval y la Ganadería Casanova.

La Ganadería Casanova (Millares, Baleira), que instaló hace ocho meses el robot de ordeño, está protagonizando una transición exitosa de la sala al nuevo sistema de trabajo. Miguel Pérez, que gestiona la granja conjuntamente con su hermano Daniel y con su madre, Purificación Fernández, cuenta cómo fue el cambio y las mejoras que experimentaron.

“Antes llegaba la hora del ordeño y teníamos que estar todos. Ahora si falta una persona, no pasa nada”

“Antes llegaba la hora del ordeño y teníamos que estar todos allí. Si te pasabas un poco de hora, ya ibas preocupado porque hay que ser minucioso con los horarios. Ahora si falta una persona no pasa nada. Tienes que estar pendiente a la mañana y a la noche para ver se hay algún animal que no está entrando en el robot, pero se lleva bien, sin stress”, destaca Miguel Pérez. “Si un día, hay alguna vaca que lleva 10-12 horas sin entrar, es también un indicador de que puede tener algo, o una cojera o algún problema”, valora.

La experiencia de Ganadería Casanova pone de manifiesto la posibilidad de una transición eficaz de la sala de ordeño al robot. La granja cuenta con 60 vacas en ordeño y en 15-20 días logró que prácticamente todas se adaptaran con normalidad al nuevo sistema.

“Cuando cambias al robot, te pasa por la cabeza que tu ganado no va a querer entrar, pero los animales se adaptan”

“Era una de las cosas que más nos preocupaba” -reconoce Miguel.- “Cuando una granja se cambia al robot, siempre te pasa por la cabeza que tus vacas no se van a adaptar, pero al final el ganado se adapta, algunas vacas más y otras menos, pero de los 60 animales que tenemos en ordeño sólo hay 2 o 3 mas recelosos a entrar y de los que tienes que estar más pendientes. Son vacas de cuarto o quinto ordeño, muy habituadas a la sala, pero sabemos que en cuanto las cambiemos por novillas, ese problema a medio plazo va a desaparecer”.

Inicios
Tras la instalación del robot, la granja seleccionó un primer lote de unos 20 animales con los que comenzó a trabajar con el nuevo sistema VMS, incorporando todos los días dos o tres vacas más. “En unos 15 o 20 días, ya entraban todos los animales bien en el robot. Pensábamos que la transición iba a ser más difícil. Había comentarios de que el primer mes tenías que estar toda la noche pendiente, pero eso no fue así. Nosotros nos quedábamos un poco después de cenar, viendo que todo fuera bien, pero después dormiamos la noche entera”.

Otra cuestión que también estaba en la rumorología y que preocupaba a la granja era el tema de las alarmas por posibles fallos en el robot. Ocho meses después de comenzar a trabajar con el VMS, esa preocupación ya desapareció. “En ocho meses, sólo tuvimos dos pequeños problemas de los que nos dio aviso el sistema. Al final, estamos hablando de una máquina que trabaja las 24 horas y que puede tener averías, igual que las puedes tener en la sala de ordeño. Lo importante para nosotros es tener un buen servicio técnico, como es el caso”.

Mejoras
Los animales están en un promedio de ordeños de 2,75 por vaca y día. Otro dato importante es que la producción creció entre 4 y 5 kilos por animal y día, un aumento que achacan al robot y a otros cambios de manejo. “En las novillas de primera lactación es donde más se nota la mejora”, valora Miguel. “Una de las claves del robot es que en función del momento de lactación, puedes regular los permisos de ordeño individualmente para darle prioridad a los animales que estén en picos productivos”, subraya.

“A pesar de no ver a las vacas a diario en su ordeño, tienes más información y control por los datos que te aporta el robot”

La granja apreció también una subida del flujo de ordeño, una cuestión que considera importante para la salud de la ubre. “Achacamos la mejora del flujo al sistema de pulsación inteligente del robot y a la preparación que hace del ordeño, que nos pareció muy buena”, valora Miguel.

Información
El suministro constante de datos que aporta el VMS es otro de los cambios que la granja considera positivo para el manejo. Cada cuatro días, la explotación ha programado el conteo de células somáticas por vaca, un análisis que le permite hacer un seguimiento continuo de los animales.

“Vas viendo como evoluciona cada vaca, su producción, las células, el comportamiento de cada cuarto y puedes valorar en cada momento si es preciso actuar o si el problema se va corrigiendo. A pesar de no ver las vacas, tienes más información y control”, destaca Miguel. “Cuando estás en la sala de ordeño, ves las vacas pero se te puede escapar algo. Con el robot es más difícil que se te escape”, concluye.

Daniel Pérez, explicando el funcionamiento del robot.

Daniel Pérez, explicando el funcionamiento del robot.

Características del robot VMS de Delaval

Delaval pronostica la expansión del uso del robot de ordeño en Galicia y en el resto de España. “En Holanda, un 25% de los ganaderos trabaja con el robot y aquí la expectativa que tenemos es que vaya creciendo su uso de forma progresiva”, señala Antonio Lenza, responsable de la Distribución Noroeste de Delaval. Antonio y Carlos Fariñas, responsable del Marketing VMS, explicaron en la jornada técnica de Baleira las principales características del robot de ordeño de Delaval.

Acceso fácil a la ubre. La instalación del VMS cuenta con foso, en el cual el ganadero está confortable y seguro al tiempo que le permite una visión completa de la ubre. También puede realizar un ordeño manual de la vaca de ser preciso.

Sistema actualizable. Desde su creación hace 20 años, todos los equipos VMS son actualizables, pues presentan el mismo diseño. Las actualizaciones del software son gratuitas y las del propio equipo son opcionales. Cada ganadero puede decidir las que quiere incorporar.

– Capacidad de ordeño de más de 3.000 kilos diarios.

– El sistema voluntario de ordeño está diseñado para garantizar la higiene y salud de la ubre. Lleva doble circuito y son independientes. La preparación de cada uno de los pezones de la ubre se realiza con un conjunto copa- pezonera especial, que envía los restos de materia orgánica y los primeros chorros por una conducción hasta una unidad final. Este circuito es totalmente independiente del que se emplea para hacer el ordeño, dotado de 4 pezoneras, 4 conducciones de la leche, 4 medidores y la unidad final grande, que se encarga de enviar la leche al tanque.

– El VMS mide el intervalo entre ordeños y la conductividad y nivel de sangre en leche. Se ofrece también de manera opcional un contador de células somáticas que permite un seguimiento individual de cada vaca, así como el cómputo conjunto de las células en el tanque, lo que facilita el cumplimiento de las exigencias de la leche AA.

– El robot es capaz de colocar las pezoneras a distintos tipos de animales, con ubres altas y bajas, o con pezones en ángulos de hasta 45º. Esta característica reduce el sacrificio involuntario de animales.

Pulsación inteligente que oscila entre 60:40 y 75:25, ajustando los tiempos de ordeño y masaje en función del flujo de la vaca.

– El ganadero puede hacer un seguimiento de los datos de ordeño en tiempo real tanto a pie del robot como en el ordenador o en el móvil.

– El sistema ofrece diferentes configuraciones del tráfico de ordeño: libre, guiado, semilibre o inverso.

Últimas novedades
– Dado el aumento de camas de arena, la cámara del VMS incorpora, de ser preciso, un cristal de zafiro que no se raya con la arena. A mayores, el robot lava la cámara después de cada ordeño.

– Introducción de un pulverizador de cascos.

– Delaval ofrece de manera opcional una cámara que puntúa la condición corporal después de cada ordeño, de manera que se pueda hacer un seguimiento individual de la evolución de los animales.

– Sistema de alimentación automático Optifeeding, compuesto por un carro mezclador fijo, alimentado por silos, y por un mecanismo de distribución. Permite distribuir el alimento en 5-6 veces a lo largo del día, lo que aumenta el movimiento de los animales.

– Herd Navigator. Sistema de análisis que ofrece información de parámetros relativos a la salud de la ubre, alimentación y reproducción. Medición de lactato deshidrogenasa (Ldh), progesterona y urea.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información