El Ministerio condiciona la ayuda europea al lácteo a no aumentar producción en 2017

El Magrama cambia de criterio y propone que el reparto de los 14,6 millones de ayudas europeas esté condicionado a que también las explotaciones de menos de 75 vacas se comprometan a no aumentar producción en 2017. El importe máximo será de 60 euros por vaca

El Ministerio condiciona la ayuda europea al lácteo a no aumentar producción en 2017

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente (Magrama) propone que el reparto de las ayudas europeas de 14,6 millones de euros para los productores lácteos esté condicionado a que las explotaciones beneficiarias, independientemente de su tamaño, se comprometan a no aumentar producción en 2017 respecto a la acordada en 2016.

Así consta en el borrador de Real Decreto que está negociando el Magrama con los representantes del sector lácteo y de las Comunidades Autónomas y al que ha tenido acceso Campo Galego.

El departamento que dirige Isabel García Tejerina cambia así su criterio inicial de primar con estas ayudas a las explotaciones pequeñas y medianas de Galicia y de la Cornisa Cantábrica a las que en un principio no se les exigía renunciar a aumentar la producción para poder acceder a la ayuda. Esta propuesta de reparto despertó las críticas de comunidades como Cataluña, con ganaderías más dimensionadas.

En concreto, la propuesta que presentó el pasado jueves el Ministerio en la reunión con los representantes del sector contempla que los 14,6 millones de euros que la Comisión Europea asignó a España para apoyar a los productores lácteos se reparta de la siguiente forma: 2,93 millones para apoyar la ejecución de proyectos de cooperación de organizaciones de productores (OP) y 11,7 millones para apoyar a los ganaderos, una medida “destinada a no incrementar la producción”, subraya el texto.

Un máximo de 60 euros por animal para las primeras 75 vacas

De esta forma, por una parte el borrador propone que para acceder a las ayudas las explotaciones “no hayan incrementado el número de animales aceptados para el pago a efectos de las ayudas asociadas (…), entre los correspondientes a la solicitud de 2015 y los de la solicitud de 2016”. Es decir, que no hayan aumentado vacas de leche en este año con respecto al año pasado, un requisito del que se exceptúan a las ganaderías con menos de 75 vacas y a las localizadas en zonas de montaña o insular.

Sin embargo, el otro requisito que el Ministerio propone a mayores es que “no incrementen durante 2017, el número de animales subvencionables para las ayudas asociadas (…..) respecto de los que tenían en 2016”, lo que implica un compromiso indirecto de no aumentar la producción para el próximo año.

En cuanto al importe de las ayudas, la propuesta del Ministerio de Agricultura es establecer un importe unitario a percibir por cada animal elegible hasta un máximo de 75 animales por cada beneficiario. “En ningún caso el importe unitario de este pago podrá superar los [60] euros por animal”, precisa el borrador, aunque fuentes del sector consideran que la cantidad finalmente ronde los 30 euros por animal.

Unións Agrarias-UPA rechaza que se les exija a las pequeñas explotaciones no aumentar producción para acceder a la ayuda

El responsable de Ganadería de Unións Agrarias-UPA, Román Santalla manifiesta su oposición a esta propuesta de reparto de las ayudas. “No aceptamos que las ganaderías que soliciten la ayuda no puedan aumentar la producción en 2017. No vamos a aceptar una limosna a cambio no estar en el mercado”, advierte.

Santalla recuerda que “España es un país deficitario en producción láctea, producimos el 70% de la leche que consumimos, por lo que quien tiene que reducir son los países excedentarios como Alemania o Francia”.

Además, el representante de Unións Agrarias-UPA critica que el Ministerio mantenga el desacoplamiento de las ayudas asociadas a la producción de vacuno de leche, que se podrán desvincular de la obligación de mantener las vacas de leche en 2017, todo con el objetivo de reducir la producción. “Sería caer en una trampa aceptar el desacoplamiento: Galicia necesita desarrollar su rural apoyando el sector lácteo, no dando ayudas por sacrificar vacas”, advierte Santalla.

 Unións: “La Xunta de Galicia se tiene que posicionar en defensa de los ganaderos gallegos”

Por otra parte, el responsable de ganadería de Unións-Upa reclama al Ministerio que como criterio para el reparto de los 14,6 millones de ayudas europeas “se tengan en cuenta el número de titulares o socios que hay en cada explotación, de forma que el límite de 75 vacas sea por cada uno de ellos”.

Por último, Román Santalla hecha en falta que “la Consellería do Medio Rural tenga una postura más activa y presente sus propuestas para defender los intereses de los ganaderos gallegos”.

Unións Agrarias-UPA realizará en los próximos días asambleas informativas con sus socios para recabar sus valoraciones de la propuesta de reparto de ayudas presentada por el Ministerio.

Descarga aquí la propuesta de reparto de ayudas europeas al sector lácteo presentada por el Ministerio de Agricultura.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información