El agro gallego aprueba en la emisión de gases

El impacto de la ganadería en Galicia se sitúa por debajo de otras grandes áreas productoras de la UE, tanto en amoniaco como en gases de efecto invernadero. En España destacan las emisiones de Cataluña en amoniaco y de las dos Castillas, Extremadura y Cataluña en gases de efecto invernadero

El agro gallego aprueba en la emisión de gases

Previsiones de emisiones de gases de efecto invernadero en el agro en 2030. Fuente: EU Agricultural Outlook 2017-2030.

Las emisiones de gases de efecto invernadero en el campo , así como de amoniaco, constituyen una preocupación en aumento en Europa. Desde este año, España obliga a la inyección del purín para tratar de reducir las emisiones y son previsibles nuevas medidas a partir de la PAC post-2020. ¿Cuál es la situación del campo gallego a nivel de emisiones? Galicia se encuentra por debajo de las grandes regiones ganaderas de Europa en emisiones de gases de efecto invernadero y de amoniaco, según se desprende de la proyección para 2030 que maneja la Comisión Europea.

Los principales problemas de emisiones de gases de efecto invernadero en el campo europeo se centran en zonas como Irlanda, Escocia, Dinamarca, Bretaña y Países del Loira (Francia), y Baja Sajonia (Alemania), que en el 2030 emitirán más de 8 millones de toneladas anuales equivalentes de dióxido de carbono. Si atendemos a España, son Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura y Cataluña las regiones que más contaminan, con entre 4 y 8 millones de toneladas de emisiones previstas en el 2030 imputables al campo; mientras Galicia se sitúa en un tercero escalón, con entre 2 y 4 millones de toneladas.

Esas emisiones de gases de efecto invernadero en el campo, atribuibles al metano y al óxido nitroso, hay que ponerlas en contexto, pues suponen sólo alrededor del 10% del conjunto de emisiones de la UE, muy por debajo de lo que aportan actividades industriales y transporte.

Las emisiones de metano en el campo se deben principalmente a la digestión de los rumiantes, en tanto el conjunto de la cabaña ganadera es responsable de un 72% de las emisiones del óxido nitroso -principalmente por los purines-, y la agricultura de un 28%.

Amoniaco
Otra emisión que preocupa es la del amoniaco, un gas que reacciona en la atmósfera con otros contaminantes para dar lugar a partículas en suspensión que afectan de manera severa a la salud humana. A diferencia de lo que sucede con los gases de efecto invernadero, el 93% de las emisiones de amoniaco son imputables al agro, con los purines como principal factor (80%), acompañado de los fertilizantes minerales (20%).

En España, Cataluña encabeza las emisiones de amoniaco, debidas en buena medida a su cabaña porcina, con unas emisiones que la UE calcula entre 40 y 100 kg. / hectárea agraria. Galicia se queda en un segundo escalón, con entre 20 y 40 kg. / hectárea, igual que Cantabria, en tanto el resto del país se mueve en el arco de 5 a 20 kg. por hectárea.

La UE espera que con la inyección de purín y con la mejora de la eficiencia en la producción de leche y carne se reducirán las emisiones en Europa un 13% para el año 2030, si bien se prevé un aumento de emisiones debidas a los fertilizantes minerales (+2%).

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información