Dunne Farm: Una de las mayores granjas de vacuno de leche de Irlanda

Dunne Farm es una granja de vacuno de leche situada en el condado de Cork, en el sur de Irlanda. Con 380 vacas en ordeño es una de las mayores ganaderías del país. Contamos como trabajan

Dunne Farm: Una de las mayores granjas de vacuno de leche de Irlanda

Sala de ordeño rotativa de Dunne Farm con 60 puntos de ordeño

Dunne Farm es una granja de vacuno de leche situada en Kilworth, en el condado irlandés de Cork. Con 380 vacas en ordeño y una sala de ordeño rotatoria es una de las ganaderías más grandes y modernas del país, en el que el promedio está en unas 100 vacas en ordeño por explotación.

Visitamos la ganadería, regentada por los hermanos Tom y Michael Dunne, dentro de un viaje organizado por el Centro de Promoción Rural EFA-Fonteboa para visitar su alumnado que realiza dos meses de prácticas en granjas irlandesas gracias al programa europeo Erasmus para Jóvenes Granjeros (Erasmus Young Farmers).

Como gran parte de las ganaderías irlandesas, Dunne Farm es una granja familiar en la que se refleja el heroico esfuerzo del pueblo irlandés por librarse de la dominación inglesa, un orgullo de recuperar la propiedad de su tierra que se refleja en los ganaderos.

“Mi bisabuelo vino aquí en 1875, cuando esta tierra era de un noble inglés, y él era el casero. Conseguir las tierras y la casa fue un muy largo camino que se logró con la independencia de Irlanda, en 1920, cuando los lores ingleses regresaron a Inglaterra y la tierra fue comprada por el gobierno irlandés, que a su vez se la transfirió a los granjeros irlandeses, realmente fue una revolución”, explica Tom Dunne.

La primera granja en propiedad del bisabuelo de Tom y Michael Dunne contaba con 8 hectáreas de terreno, y con las sucesivas generaciones fue creciendo hasta sumar en la actualidad 180 hectáreas de praderas en propiedad alrededor de la casa y del establo, que constituyen lo que denominan “milk platform”.

380 vacas en ordeño que prevén aumentar hasta un máximo de 600

En este momento ordeñan 380 vacas con unas producciones medias en el 2018 de 6.100 litros y y unas calidades de 4,3 % de grasa y 3,8% de proteína. “En los últimos años, desde el fin de las cuotas, fuimos aumentando 50 vacas en ordeño cada año y nuestro plan es seguir creciendo hasta conseguir un máximo de 600 vacas en ordeño”, asegura Tom. También prevén seguir aumentando los rendimientos hasta los 7.000 litros por vaca, mantener los sólidos y seguir teniendo el pasto como base de la alimentación del ganado, con un límite de 1.000 kilos de pienso por lactación, o lo que es lo mismo 150 gramos por litro de leche. El asesoramiento técnico que reciben es únicamente a través del TEAGASC, un organismo público del gobierno irlandés.

Como razas emplean la British Frisian, una raza frisona más rústica, y sobre todo la Roja Noruega, que introdujeron en la explotación hace unos 25 años. Tom explica que están muy satisfechos con su resultado en pastoreo “porque tiene muy buena fertilidad y muy buenos rasgos de salud, y eso los permiten manejar más vacas, hasta 250 por persona, algo que sería imposible si hubiéramos elegido la raza Holstein, ya que las vacas tendrían más problemas de salud, de fertilidad..etc”. En los acoplamientos sus criterios prioritarios para elegir los toros son mejor fertilidad, salud y sólidos, combinados con alta producción.

Al igual que en la inmensa mayoría de las granjas de vacuno de leche en Irlanda, en Dunne Farm el sistema de alimentación está basado en el pasto, que es la principal fuente de alimentación desde marzo hasta noviembre, recurriendo al silo de hierba en invierno. Llegan a lograr hasta rendimientos de 17 toneladas de materia seca de pasto y hierba por hectárea, recurriendo eso sí a la fertilización química.

En el concentrado que le dan a las vacas durante el ordeño buscan alta energía y baja proteína, ya que esta ya va en el pasto. “El máximo de proteína en el pienso es del 12%, sobre todo de harina de soja, y para la energía empleamos en el pienso, centeno y un 40% de harina de maíz, que pensamos que va mejor con el pasto que la remolacha picada, pues tiene menos fermentación y menos pérdidas. El precio de este pienso, que incluye los minerales, en Irlanda está entre los 250 y los 280 euros por tonelada”, explica Tom.

Costes de producción de 0,27 euros por litro de leche y un precio de venta de 0,36

Este sistema de pastoreo intensivo les permite bajar los costes de producción, que en el caso de la granja de Tom y de Michael están en este momento en los 0,27 euros por litro, incluyendo todos los gastos. Entre ellos los de amortización de una sala de ordeño rotatoria de 60 puntos que compraron en 2015 y que les costó algo más de 600.000 euros. “Fue una inversión alta pero nos permite ordeñar entre 200 y 300 vacas por hora, siendo precisas 2 personas, e incluso 1”, destaca Tom.

La menor tasa de reposición también ayuda a incrementar la rentabilidad. En el caso de Dunne Farm están en un promedio de 5,5 lactaciones por vaca. “El ideal es una tasa de reposición máxima del 18% anual, para cubrir la mejora genética, remplazo de los animales que no quedan preñados y de los demasiado viejos”, explica este ganadero.

Para aprovechar al máximo el pasto, realizan agrupación de partos, con un período de inseminación muy compacto que va de Mayo a finales de Julio. Se marcan cómo objetivo conseguir en estos tres meses sobre un 90% de vacas preñadas. Durante las seis primeras semanas se realiza inseminación artificial, normalmente sincronizando en novillas, siendo el objetivo de estas primeras inseminaciones conseguir un 60/70% de preñeces en estas seis primeras semanas. Posteriormente, durante las siguientes seis semanas, el rebaño estará con un toro, en este caso Angus o Hereford, para de este modo intentar conseguir el objetivo de un 90% de vacas preñadas. Y las que no quedan preñadas las venden para el matadero.

“Estoy satisfecho con la estrategia de la cooperativa porque nos permitió crecer y tener buenas previsiones de futuro”

En esta granja son socios y les venden la leche a la cooperativa DairyGold. “Ahora tiene un precio base de 0.316 euros el litro con un mínimo de 3,6% de grasa y un 3,3 de proteína. Si sumamos los bonus por calidades y por recuento de células somáticas sube hasta los 0,36 más o menos. El contrato es permanente y el precio se revisa cada mes en función de la evolución del mercado”, explica Tom Dunne, que también es socio de la European Dairy Farmers.

Cuando se le pregunta como valora la cooperativa, que sólo se encarga de recoger y darle valor a su leche, no de venderle pienso, este ganadero reconoce que “estoy satisfecho con DairyGold y en general estoy de acuerdo con la estrategia de la dirección de la cooperativa, de la que me siento propietario”. “Tenemos que ser más eficientes, mejorar nuestra presencia en los mercados y así podemos tener mejor remuneración los ganaderos. Por supuesto que me gustaría tener mejores precios, pero la cooperativa con su estrategia de comercialización nos permitió crecer mucho en los últimos años y tener unas buenas perspectivas de futuro”, destaca.

Tom Dunne

Tom Dunne

Retos para el futuro y relevo generacional

En Dunne Farm consideran que “ahora es un momento interesante para producir leche en Irlanda”. “La demanda china es sostenida y cada vez mayor, y también de otros países, y tenemos una oportunidad para crecer y expandirnos, por lo que se somos eficientes es un buen momento para ganar dinero”, reconocen.

En este sentido, su plan es seguir aumentando el rebaño hasta las 500 o 600 vacas en ordeño. Eso sí, Tom reconoce que “en este momento, el máximo que podemos tener son 450 vacas en ordeño, es la máxima carga ganadera que nos permiten con la base territorial que tenemos, por lo que tendríamos que comprar o alquilar más praderas. Las instalaciones que tenemos pueden albergar hasta 600 vacas y la sala de ordeño también tiene capacidad”.

“La tierra es cara y es la principal limitación de las granjas de Irlanda para crecer”

Y es que la tierra sigue siendo la principal limitación para incrementar la producción en las granjas de vacuno de leche en Irlanda. “En este área de Cork es bastante difícil conseguir base territorial. En nuestro caso tenemos alrededor de nuestra milk platform 6 granjas de vacuno de leche, y por lo tanto hay competencia por la tierra. Esto lleva a que los precios sean altos: hasta 700 euros por hectárea de alquiler anual y un mínimo de 25.000 euros por hectárea si quieres comprar y alguna incluso llega a los 50.000, dependiendo de la calidad de la tierra y de la competencia que haya por la finca”.

Otro de los retos para el futuro que les preocupan es la limitación de emisiones de gases de efecto invernadero, como el metano, y la huella de carbono por litro de leche.

A pesar de estas limitaciones, el relevo generacional en Dunne Farm está asegurado: Michael, el hijo más joven de Tom, ya trabaja con ellos y otro hijo de Michael también tiene intención de incorporarse.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información