“Hay que trabajar por la continuidad de las ganaderías familiares, no queremos las macrogranjas”

Abordamos con la presidenta de la Interprofesional Láctea, Charo Arredondo, algunos de los temas que preocupan al sector, como el precio de la leche, la caída del consumo, la competencia internacional o las exportaciones

“Hay que trabajar por la continuidad de las ganaderías familiares, no queremos las macrogranjas”

La presidenta de la Interprofesional Láctea (Inlac), Charo Arredondo.

Hablamos con Charo Arredondo, presidenta de la Interprofesional Láctea (Inlac) desde el pasado mes de noviembre y con una trayectoria de 14 años en la directiva del organismo, en cargos como vocal y secretaria representando a la organización agraria Coag. Arredondo conoce además de primera mano la situación de los productores de leche, ya que esta cántabra atiende junto a su hija y su yerno una ganadería familiar de vacuno de leche, con unas 150 vacas. Con ella abordamos algunos de los temas de actualidad en el sector.

En una reciente reunión que mantuvo en Santiago con ganaderos, uno de los temas que apuntó fue la necesidad de abordar la situación de los precios de la leche. ¿Qué barajan hacer al respecto?
En las juntas que tenemos en la Interprofesional hablamos de la situación que hay y de la caída constante del número de ganaderos, ya que cada día somos menos, puesto que no hay gente joven que quiera optar por esta profesión y los que estamos nos vamos jubilando. El problema es que, como no frenemos esta situación, en poco más de 10 años nos quedaremos sin ganaderos que produzcan leche y el día que en España nos quedemos sin productores, habrá que ver de dónde traemos la leche y a qué precios o si el futuro queremos que quede en esas macrogranjas que están en proyecto y empezando a funcionar.

“Siempre se comenta la situación, pero no acaban de tomarse medidas y ya es momento de llevar a cabo acciones”

Nosotros tenemos claro que el futuro no puede ser ese, sino que tenemos que trabajar por facilitar que las granjas familiares continúen, ya que son las que están manteniendo ‘medio vivo’ el rural. Siempre se comenta la situación, los problemas que tenemos, pero no acaban de tomarse medidas al respecto, y ya es momento de llevar a cabo acciones por el sector.

En Santiago, anunció que convocaría una reunión en septiembre con todos los implicados. ¿Cómo perfila este encuentro y en qué aspectos habrá que incidir?
Todavía no hemos contactado con nadie, pero queremos tener una reunión con todos los implicados: Ministerio, industria, distribución y productores. A ver si, entre todos, sacamos soluciones que puedan mejorar la situación. Entre otros temas tendremos que hablar de la cadena de valor, ya que los productores no están conformes con los precios, puesto que siempre están fijados de arriba para abajo. Tenemos que intentar darle la vuelta y que el precio se fije en función de los costes del productor, ya que ahora los ganaderos no tenemos esa posibilidad.

Un instrumento para orientar los precios de la leche en las granjas son los índices de indexación que desarrolló la Inlac, pero que aún siguen sin ser una referencia para los contratos en el campo. ¿Por qué cree que no se utilizan? ¿Qué podría hacerse?
Hay gente que los utiliza y gente que no. Creo que no estamos acostumbrados a trabajar de esa manera y puede que, a veces, a la industria tampoco le interese. Hay muchas cooperativas que están trabajando con estos índices, pero la verdad es que no se están usando mucho. Creo que son unos índices que han sido muy bien elaborados, tienen lógica, se revisan y actualizan periódicamente y estamos incidiendo para que la gente los utilice, pero siguen sin usarse.

Meses atrás se valoró el cambio de los índices, ¿hay acuerdo ya al respecto?
Los índices se van valorando periódicamente y sí es verdad que a veces en estas revisiones no estamos de acuerdo, principalmente porque una de las cantidades que toman de referencia en ese cálculo es el precio anterior. Es ahí cuando los ganaderos estamos más en desconformidad, porque si ese valor está bajo, el índice tira también a la baja y lo rechazamos. Ahora estamos trabajando en ello.

“Dos terceras partes de los niños menores de 7 años consumen insuficientes lácteos para su desarrollo”

Otro de los aspectos que está preocupando al sector en los últimos tiempos es el consumo de lácteos en España, ¿cuál es la situación actual que observan desde la Inlac?
Desde la Interprofesional uno de los aspectos en los que nos estamos centrando es en la comunicación. Estamos haciendo hincapié en lo importante que es la leche en la alimentación frente a las noticias que día a día van saliendo y que quieren desprestigiarla, lo que ha motivado una importante caída del consumo. Tenemos que conseguir recuperar el consumo tanto de leche como de quesos o los derivados.

Así, en septiembre lanzaremos una campaña en los medios de comunicación con este objetivo. También tenemos otra iniciativa para fomentar el consumo en las escuelas, ya que uno de nuestros últimos estudios revela que más del 65% de los niños menores de 7 años no están tomando los lácteos que necesitan para su correcto desarrollo, por eso hacemos bastante hincapié en las escuelas. Tenemos un programa de degustaciones de quesos para que se conozcan más, ya que en España tenemos quesos muy buenos que aún son desconocidos para mucha gente.

“En 2018 se consiguió que no cayese más el consumo y lo que queremos es recuperar el consumo que teníamos hace años”

Así es que más del 70% del dinero que se ingresa en la Interprofesional procedente de las cuotas de los ganaderos, derivadas de su producción láctea, se destina a campañas de promoción para fomentar el consumo de la leche. También se hacen estudios de I+D+I sobre el valor de la leche o los quesos, entre otras acciones.

¿Cuáles son las cifras de consumo de leche y de lácteos actuales en España?
En 2018 se consiguió que no cayese más el consumo y lo que queremos ahora es recuperar los consumos de leche que teníamos hace años, después de que en los últimos tiempos hubiese caído más de un 14%.

Ya tiene advertido del papel que jugaban las bebidas vegetales en esta caída del consumo, incidiendo en la necesidad de evitar su confusión con la leche. ¿Prevén realizar alguna otra acción en este sentido?
El consumidor tiene que saber que esas bebidas vegetales no son leche y no tienen sus propiedades. Por eso, en su momento, pedimos que en los supermercados no se colocasen en la misma estantería que la leche, ya que estaba llevando a confusión. En este sentido, desde Europa ya se ha tomaron medidas y nosotros, desde la Interprofesional, vamos a seguir trabajando para evitar tanto estas confusiones como otras situaciones perjudiciales para la leche. Así, recientemente saltaba el caso de que Carrefour estaba vendiendo la leche a 25 céntimos, por debajo de los costes de producción, y ya estamos trabajando para que estas situaciones no se produzcan porque no se explica cómo se puede sacar al mercado la leche con ese precio.

¿Qué tienen pensado hacer para evitar que sigan dándose estos casos de ventas a pérdidas?
Siempre hemos luchado, tanto desde la Inlac como desde nuestros sindicatos, para denunciar estas prácticas porque son ventas a pérdidas y es ilegal hacer esto. Ya lo hemos denunciado y esperamos que tenga una penalización, que no sirva de referencia y que no vuelvan a producirse, ya que estos precios son inviables.

Y en cuánto a las importaciones y exportaciones de lácteos, ¿qué balance se puede hacer a día de hoy?
Las propias industrias nos detallan a la Interprofesional que ahora mismo apenas se está importando leche, quizás algo de Francia y Portugal, pero es mínimo. Lo que sí se sigue importando mucho es queso que, además, hace mucho daño a nuestros quesos, ya que llega a muy bajos precios, con los que es muy difícil competir.

“Está importándose mucho queso a bajos precios con el que es muy difícil competir”

En cuanto a las exportaciones, creo que tampoco es demasiado lo que se está mandando fuera, aunque ha habido temporadas que se ha exportado a China y a países del Este de Europa. Quizás uno de los mayores fallos que tenemos en España es que las industrias se centran a envasar leche en brick, que es lo que menos dinero genera. Queremos que la industria cambie y opte por elaborar más productos lácteos, con lo que se logra mayor rentabilidad, que repercute también en mejores precios para el ganadero. Es aún un tema pendiente que afrontar.

Una de las novedades que se ha introducido este año es la entrada en vigor de la normativa que obliga desde enero a etiquetar el origen de la leche. ¿Cómo está resultando esta medida?
En principio ha favorecido a que se haya incrementado algo el consumo de leche. La verdad es que cuando salió el decreto, yo estaba más esperanzada porque creía que la respuesta del consumidor iba a ser mejor, que iba a apoyar más nuestro trabajo. Yo sigo teniendo esperanza en que esta medida nos ayude a los ganaderos a largo plazo y que la gente se vaya mentalizando de la importancia de consumir productos de proximidad, que ayudan a seguir con la producción a los ganaderos.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información