Ben Andersen, un ganadero exitoso de EEUU que se pasó a los cruzamientos

Seagull Bay es una de las más afamadas granjas americanas en genética holstein, que exporta a todo el mundo, pero Ben decidió poner a funcionar al margen de la explotación familiar un nuevo proyecto con 1.800 vacas Procross por su mayor longevidad, eficiencia reproductiva y rentabilidad

A explotación Andersen Dairy, situada en Declo, no estado de Idaho.

La explotación Andersen Dairy, situada en Declo, en el Estado de Idaho

Alan Andersen y su mujer Norma comenzaron a producir leche en 1980 con un centenar de vacas frisonas, algunas compradas a Lyle, el padre de Alan. Casi cuatro décadas después su granja, Seagull Bay Dairy, es una de las referencias en genética holstein en los Estados Unidos.

Andersen Dairy4

Vacas procross en producción en la granja de Ben Andersen en Declo

Pero cuando Greg y Ben Andersen, dos de los hijos de Alan y Norma, se incorporaron a la ganadería, decidieron hacer cambios buscando un ganado más eficiente y diferenciado tanto para producir leche como para producir genética. “La genómica va muy rápida hoy en día, hay mucha especialización, hace años un ganadero podía ser productor de genética y de leche al mismo tiempo, con los mismos animales, hoy no es posible. Hay que especializarse y una vaca o es productora de genética o es productora de leche, las dos cosas juntas no son posibles”, argumenta Bien.

Y para producir leche optó por no seguir con sus vacas frisonas de élite, sino que apostó por cruzar sus mejores animales holstein con otras razas como la roja sueca o la montbeliarde. Hoy Ben es un ganadero exitoso de EEUU que está usando el sistema Procross de cruzamientos.

Su padre comenzó ordeñando 100 vacas frisonas en 1980

Cuando Ben salió de la Universidad en el 2002 y se incorporó a la granja familiar producían un promedio de 40 litros diarios por vaca pero “era todo volumen, nada de sólidos”, reconoce. La tasa de reposición era superior al 40% y la fertilidad rondaba solo el 25%. “No teníamos novillas suficientes y teníamos que comprar”, recuerda.

En 2003 compraron unas frisonas cruzadas con jersey y su padre y su hermano fueron la California a ver cruces con montbeliarde y comenzaron a cruzar sus vacas holstein puras. “Cuando vimos que el montbeliarde funcionaba bien decidimos parar con los cruces de jersey, porque tenían más células somáticas, mayor diferencia de tamaño y menos valor de los machos a la hora de venderlos”, explica.

Dos establos diferenciados, uno para producir leche y otro para producir genética

Shauna, mellor vaca 2015 nos Estados Unidos

Shauna, mejor vaca 2015 en los EEUU

En el 2005 deciden crear dos granjas diferenciadas, una para seguir produciendo genética con sus vacas holstein puras y otra para producir leche con los cruces de frisona con montbeliard. Es así como nace Andersen Dairy en Declo, a 50 kilómetros de distancia del lugar donde se encuentra la explotación originaria.

El padre de Ben, Alan, y su hermano Greg, son los que siguen gestionando hoy Seagull Bay, centrada en la producción de genética holstein. Cuentan en la actualidad con 650 vacas, todas enfocadas hacia la selección genética. Su interés en seguir con la línea holstein pura va enfocado exclusivamente a vender genética a otras granjas a través de la empresa Winstar Genetics, de la que son socios, y que implanta cada mes 450 embriones.

El rebaño holstein está enfocado exclusivamente a la producción de genética para vender a otras granjas

Es un negocio que también da beneficios. Una vaca de esta ganadería, Shauna, fue galardonada como vaca del año 2015 y es madre de toros muy famosos, como Shupersire o Silver. Shauna tiene ahora 11 años y está a pastoreo pero sigue siendo uno de los emblemas de Seagull Bay. En la actualidad dos de los mejores toros de Winstar Genetics, la empresa de genética de la familia Andersen, son Duluth y Meridian.

1.800 vacas procross produciendo leche

Andersen Dairy5

Ben posee 2.900 cabezas procross entre vacas en producdión y recría

Del otro establo, el dedicado a la producción de leche, se encarga Ben. “Mi padre y mi hermano producen genética hosltein y yo estoy centrado en la producción de leche, con 1.800 vacas y 1.100 novillas”, explica.

En 2008 en Andersen Diary estaban ya al 100% de vacas cruzadas y en 2011 habían logrado ya invertir la falta de reemplazo de la granja y comenzaron a poner semen de carne al sobrarles recría.

Pero más ganaderos en los EEUU decidieron seguir los pasos de Ben y le pedían novillas, así que decidió no poner más toros de carne e inseminar con cruces sucesivos de holstein, montbeliarde y roja sueca a todas las vacas para comenzar a vender el excedente de terneras preñadas procross de la granja.

Mandó por ejemplo dos camiones para Míchigan en el 2013, un estado que se encuentra a más de 2.000 kilómetros de distancia, a otra explotación que está también ya al 100% en procross. Hoy, 6 años después, hay aún 8 de esas 84 vacas procendentes de Idaho, produciendo leche en la granja de Míchigan. “En EEUU hay más demanda de novillas procross que animales hay a día de hoy en el mercado”, cuenta.

Ben defiende los beneficios de estos animales trihibridos para la producción de leche. “Hace 15 años pensaba que iba a sacrificar producción para ganar salud y bienestar animal, pero 15 años después no perdí producción, porque tengo la misma producción de sólidos lecheros, y gané en sanidad y fertilidad. La suma de todos esos factores juntos afecta de manera muy positiva a la rentabilidad de mi explotación”, afirma. De hecho, el lema de Andersen Dairy es Efficient production from a healthy herd  (Producción eficiente de un rebaño sano).

Mayor longevidad y menor mortinatalidad

recria

La mejora en el campo de la salud de sus vacas fue considerable con la introducción de los cruces, dice. “La reposición estaba en el 40% y ahora estamos en el 28% y queremos seguir bajando hasta el 25%”, cuenta. Problemas como los desplazamientos de abomaso desaparecieron, cuando hace 15 años afectaban al 3,5% de las vacas de la granja.

Pero además de incrementar la longevidad de sus vacas, Ben mejoró también mucho en fertilidad. “El incremento en la tasa de preñez fue espectacular, pasamos del 12-16% hasta el 40% actual, gracias también a introducir programas de sincronización”, añade.

Hace 3 años comenzó a compararse con un grupo de ganaderos con granjas de 1.000 hasta 15.000 vacas, que comenzaron a intercambiar datos entre ellos. “Vi que tenían programas de sincronización de reproducción y en solo dos años logré subir un 15% la tasa de preñez”, explica.

Con la introducción del sistema Procross de cruces redujeron la tasa de reemplazo del 40% al 28%

La introducción en el 2016 de este programa de sincronización previa en la granja mejoró de manera notable a tasa de preñez en los dos rebaños, pero la tasa de fertilidad es un 10% más baja en las frisonas puras. Además, Ben teme que el uso de protocolos de sincronización pueda llegar a prohibirse en algún momento en los EEUU, por lo que los animales cruzados aportan mayor seguridad en este aspecto esencial para la rentabilidad de una explotación.

En la granja de Ben, con 230 días de lactancia están preñadas el 95% de las vacas. En las novillas hacen tres intentos con semen sexado antes de optar por un toro cárnico, mientras que el 75% de las vacas adultas son inseminadas directamente con semen de carne.

La muerte de terneras neonatas se redujo a menos de la mitad

“Busco en las tres razas en la selección de los toros en primer lugar producción y luego longevidad”, cuenta Ben. Dice que las vacas resultantes de su programa de cruces son más funcionales y resistentes. “Las ubres de las procross son más funcionales, no es necesario sacrificar producción para obtener buenas ubres”, argumenta. Y aporta un dato: “solo el 1,9% de las vacas deja el establo con menos de 60 días en leche”, cuenta.

Otro de los aspectos en los que se notó el vigor híbrido fue en la recría. “Al cruzar la vitalidad de las terneras es impresionante, pasamos de un 10% de mortinatalidad al 3,6% actual”. Introdujeron también mejoras en el manejo de los neonatos, con vigilancia de partos las 24 horas, pero la facilidad de parto que aportan los cruces reduce la necesidad de asistencia, asegura Ben.

Menos ingesta de materia seca

Nas fincas a carón da granxa producen varias colleitas de alfalfa na primavera e verán

Disponen de 324 hectáreas de terreno, donde producen varias cosechas de alfalfa en primavera y verano

Idaho está en la parte oeste de EEUU, es una zona muy fría en invierno, con mucha nieve, pero con varias producciones de alfalfa en primavera y en verano. Cuentan con 324 hectáreas de terreno en propiedad pero aun así tienen que comprar el 80% de los insumos alimenticios de la explotación. “Compramos la mayor parte del alimento. El sistema nos funcionó bien durante años, adquiriendo productos como maíz o soja en otros estados del oeste de los EEUU, pero estamos preocupados por la volatilidad de los mercados de materias primas”, reconoce.

Ben estudió el comportamiento alimenticio de sus vacas cruzadas en relación al rebaño holstein puro y logró datos reveladores: “dos kilos menos de ingesta de materia seca en las procross a respeto de las holstein, 23,7 kilos frente a 25,7”, resume.

No es un tema menor si tenemos en cuenta que en Andersen Dairy juegan con márgenes muy pequeños sobre el precio de venta de la leche a respeto de los costes de producción. Le pagan la leche a 0,15 dólares la libra de leche (1 libra equivale a 0,45 kilos). Al cambio resultaría un precio base de unos 29 céntimos de euro el litro.

Vista aérea de Andersen Dairy en Idaho

Vista aérea de Andersen Dairy en Idaho

“El coste de producción que tenemos es similar al precio base de venta de la leche, por lo que en este momento lo que estaríamos ganando son unos 2 céntimos por litro correspondientes al valor de la grasa y la proteína”, explica Ben. En el mes de junio de este año, con un promedio de 38,5 kilos de leche por vaca y día, el nivel de grasa era del 4,1% y el de proteína de 3,2% en esta granja de los Estados Unidos.

Ordeñan las 1.800 vacas que tienen en producción en una sala rotativa que lleva funcionando desde hace dos años y medio y el límite para los descartes está situado en los 25 litros. “Cuando una vaca baja de los 25 litros al día la mando al matadero”, indica.

“Orgulloso” de ser ganadero

Ben Andersen coa súa muller e os seus fillos

Ben Andersen con su mujer Robbie y sus hijos

Ben acudió este verano a un encuentro con ganaderos de toda Europa celebrado en Holanda, al que también acudieron ganaderos españoles, para contar su experiencia y su forma de trabajar. “Para mí es fantástico ser ganadero, estoy orgulloso”, aseguró. Y responsabilizó de una parte importante de su felicidad al hecho de haberse decidido por los cruces hace ya 15 años.

“Para mi hermano y mi padre el problema de la consanguinidad es un drama en su granja. En mis procross no me preocupa, para mí no es un problema. Cuando hacemos mejora genética queremos los mejores animales y seleccionamos los mejores genes, pero al multiplicarlos con eso multiplicamos también los problemas de consanguinidad”, dice.

“Para mi hermano y mi padre el problema de la consanguinidad es un drama en su granja holstein, a mí no me preocupa, en mis procross no es un problema”

“Nosotros tenemos menos vacas abiertas, menos terneras y vacas muertas y eso es menos estrés para un ganadero”, añade. “Así tengo más tiempo para atender a mi familia”, afirma sonriendo mientras enseña una foto junto a su mujer y sus 9 hijos. “Tengo buena fertilidad en mi ganadería y también en mi familia”, bromea. “Mi familia está encantada con lo que hacemos porque tenemos más calidad de vida, esa es la diferencia”, concluye.

image_print

2 ideas sobre “Ben Andersen, un ganadero exitoso de EEUU que se pasó a los cruzamientos

  1. Prado

    Ya hace hasta gracia…mas de 1000 vacas y el día que suben los insumos el negocio no da dinero..es patético; quien no quiera verlo pues muy bien, pero es patético. Tanto producir, tanta mejora genética, tanta ostia para no tener rentabilidad…es que todos se han olvidado de que lo principal en un negocio es buscar la rentabilidad o que? Mundo de locos.

    Contestar
  2. Manuel Martinez

    Excelente practica la de Ben Andersen la de los cruzamientos, ahora tendra que enfocarse en expandir sus campos de produccion de insumos para asegurar su rentabilidad

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información