Baja el consumo de leche líquida, suben los quesos

Los datos de consumo del 2016 muestran la continuación de la tendencia descendente en el consumo de lácteos en España, si bien los derivados mantienen una mayor estabilidad

Baja el consumo de leche líquida, suben los quesos

Los derivados lácteos mantienen una línea de consumo estable.

El consumo de leche líquida ha caído en España un 2,2% durante 2016. Se mantiene su tendencia a la baja de los últimos años, aunque continúa representando un 40% del consumo total de lácteos en el país. En derivados lácteos, que en el 2015 habían aumentado su consumo levemente, se mantuvo en el 2016 la estabilidad, con una ligera bajada del 0,6% en volumen. Por categorías, el mejor comportamiento llega de los quesos (+ 1,4%), de la mantequilla (+1,9%) y de los batidos (+3,1%).

En leche líquida, el consumo se reparte entre leche UHT de larga duración (96,5%) y leche de corta duración (pasteurizada), con el 3,5 %. El descenso del consumo fue superior al 2% en el UHT y por encima del 5% en el caso de la leche de corta duración.

Tal y como sucedía en campañas anteriores, se aprecia una tendencia descendente en el consumo de leche entera, que pierde en el último año un 6,8%, en tanto la leche desnatada sube un 0,4% y la semidesnatada pierde un 0,7%. La mayor parte del consumo en España se sitúa en la leche semi, con el 45,9% de cuota de mercado, seguida de la desnatada, con el 29,2%, que ya va cogiendo distancia con la entera (24,9%).

El consumo total de leche líquida en España fue en el 2016 de 72,86 litros por persona. El principal canal de compras sigue siendo el supermercado, con más del 53% del total. Le siguen las tiendas de descuento, con el 20% y los hipermercados, con el 17%. En cuanto a otros canales de venta, el e-commerce, con el 1,7%, ya supera a las tiendas tradicionales (1,3%).

Derivados lácteos
Tras la leche líquida, el segundo producto de la gama de lácteos con más ventas son los yogures, que representan un 38% del volumen de derivados lácteos comercializados. Le sigue el queso, con el 20%, si bien en valor, los quesos llegan al 45% de la gama de derivados, por el 26,5% de los yogures.

La buena noticia en el consumo de lácteos se encuentra en la tendencia creciente que muestra el consumo de quesos (+ 1,4% en el 2016). También los batidos lácteos (+3,1%) y la mantequilla (+1,9%) crecen, manteniendo la línea ascendente de anteriores años.

En el lado contrario, los yogures pierden un 1% y la bajada en postres lácteos supera el 5%.

Mayor gasto en hortalizas y vino, menor en carnes

El informe del panel de consumo alimentario que elabora de forma anual el Ministerio de Agricultura revela que también hubo una tendencia al alza en el consumo de hortalizas (+0,4% en volumen y +0,8% en valor) y en vino (+0,8% en volumen y + 6,1% en valor), en tanto que las carnes (-1,6%) siguen la línea a la baja iniciada en el 2012.

En carnes, la peor parte corresponde en el 2016 al porcino (-3,5%) y al vacuno (-3%), mientras la carne de pollo baja sólo un 1%.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información