Altiprado, una ganadería empresarial con 500 hectáreas y 17 empleados

La mayor granja de las Islas Azores (Portugal) cuenta con alrededor de 400 vacas que permanecen en los pastos todo el año. Los animales son ordeñados en salas móviles, ubicadas en los prados, y reciben una ración suplementaria de concentrado, silo de maíz y silo de hierba

Altiprado, una ganadería empresarial con 500 hectáreas y 17 empleados

Altiprado combina pastos y aprovechamiento forestal en sus 500 hectáreas, reservando las tierras más altas para producción de madera.

El tamaño del rebaño no está reñido con la ganadería extensiva, al menos en el caso de Altiprado. La mayor explotación de las Islas Azores (Portugal) gestiona en pastoreo alrededor de 400 vacas que disponen de 180 hectáreas de pastos y de otras 170 hectáreas reservadas para la producción de silo de maíz y silo de hierba. La granja, una empresa del grupo Finançor, completa su trabajo con la gestión de 150 hectáreas forestales dedicadas a la producción de madera.

La filosofía de Altiprado, ubicada en la isla de San Miguel, sigue la línea que caracteriza en general a la ganadería familiar de las Azores, producir todo lo posible en base a pastos y forrajes propios, con bajas aportaciones de concentrado. La explotación tiene los animales en los pastos los 365 días del año, día y noche, divididos en cuatro lotes, uno de vacas en la primera fase de lactación, hasta los 150 días en leche, otro de los 150 días en leche hasta la fase de secado de las vacas y un tercer y cuarto grupo de vacas secas y novillas.

Los pastos rodean la sala de ordeño y el parque de alimentación de Altiprado.

Los pastos rodean la sala de ordeño y el parque de alimentación de Altiprado.

Los animales disponen de pastos todo el año, si bien la altitud a la que están las tierras de la ganadería, entre los 500 y los 700 metros, repercute en un menor crecimiento de la hierba, conformada principalmente por raigrás y tréboles. “La ventaja de nuestros pastizales es que en ellos nacen los tréboles de forma espontánea, sin sembrarlos. Eso ayuda a mantener pastos de calidad con unas cantidades de abono bajas”, explica Marcelo Silva, responsable de la parte animal en Altiprado.

Marcelo Silva, responsable de la parte animal de Altiprado.

Marcelo Silva, responsable de la parte animal de Altiprado.

Las vacas en producción tienen un régimen alimenticio en el que al menos un 70% de sus necesidades alimenticias en materia seca están cubiertas por el pastoreo, el silo de maíz y el silo de hierba. La suplementación del pastoreo con los forrajes propios y concentrado repercute en altas producciones que rondan los 10.000 litros por vaca y año de promedio, con buenos números de grasa (3,6%) y proteína (3,40%). Las vacas, todas de raza holstein, alcanzan 3 lactaciones de promedio y hay incluso un animal que ya cumplió 14 años en Altiprado.

Programa de Vacas Felices
La leche de la ganadería se comercializa para la producción de leche UHT Premium, para el mercado nacional, de la industria francesa Bel. La firma gala dispone de una factoría en la isla de San Miguel, a través de la que lanzó el Programa Leche de Vacas Felices, en el que participa Altiprado. Este programa se orienta a garantizarle a los consumidores que las vacas permanecen libres en los pastos los 365 días del año, en condiciones de bienestar animal y generando un bajo impacto ambiental.

Una de las cuatro salas de ordeño móvil de la ganadería, que tienen la particularidad de estar en una instalación cubierta.

Una de las cuatro salas de ordeño móvil de la ganadería, que tienen la particularidad de estar en una instalación cubierta.

El manejo que desarrollan en Altiprado ya cumplía de forma natural con buena parte de las condiciones exigidas por Bel, pero sí tuvieron que hacer adaptaciones, como cubrir las salas de ordeño móvil y los parques de alimentación, a fin de mejorar las condiciones para las vacas y para la ración alimenticia que reciben.

Organización del rebaño
Las vacas en ordeño, alrededor de 320, están divididas en dos lotes, a fin de organizar mejor la rotación de pastos y el ordeño. Cada lote dispone en distintos emplazamientos de dos salas de ordeño móvil, ambas cubiertas, y de dos parques de alimentación anexos, en los que un carro unifeed distribuye dos raciones al día, una después de cada ordeño.

Parque de alimentación de uno de los lotes de la granja.

Parque de alimentación de uno de los lotes de la granja.

Para la gestión de los pastos, Altiprado cuenta con parcelas de tamaño variable, entre 2,5 y 11 hectáreas, que maneja con pastor eléctrico, a fin de acotar áreas de pasto y garantizar un mejor aprovechamiento de la hierba. Los animales mantienen una rotación fija de parcelas. En función del tamaño de la finca, permanecen en ella hasta 2-3 días y retornan cada 4-5 semanas.

Todo el trabajo de la ganadería está gestionado por 14 trabajadores (+ 3 trabajadores estacionales), que se encargan del manejo de los animales y del cultivo de las tierras, si bien también hay trabajos, como la cosecha de maíz, que están contratados con empresas externas.

En maíz, la altitud a la que están las tierras de Altiprado lleva a cultivar ciclos cortos, normalmente un ciclo 300, que se siembra en junio y se cosecha a finales de septiembre. Para el almacenaje del silo de maíz y del silo de hierba, la ganadería cuenta con 12 trincheras de 30 metros de longitud cada una.

La leche ordeñada en las salas móviles se traslada a un tanque de frío con capacidad para 15.000 litros.

La leche ordeñada en las salas móviles se traslada a un tanque de frío con capacidad para 15.000 litros.

Recria
Otra de las tareas que la ganadería tiene contratadas de manera externa es la de inseminación de las vacas y definición del programa de acoplamientos. Las terneras permanecen los 2 primeros días con la madre, por el calostro, y después son conducidas a una nave de recría, dotada de boxes, en las que permanecen hasta los 2,5 – 3 meses, para pasar después a otra nave en la que comparten espacio hasta los 6 meses, momento en el que vuelven a los pastos.

A los 14-15 meses, las novillas dejan los pastos para ser inseminadas y permanecen en un patio de recreo hasta que quedan preñadas. Después volverán nuevamente a los pastizales, donde tendrán en el rebaño también a un toro. El primer parto se produce a los 27 meses de promedio y se sucederán con un intervalo de unos 432 días.

Alimentación de las terneras.

Alimentación de las terneras.

La explotación mantiene partos todo el año y no utiliza semen xexado. Los becerros frisones y algunos animales cruzados con razas de carne le son vendidos a otra empresa del grupo Finançor para la producción de carne.

Visita de ganaderos gallegos
Altiprado fue visitada este mes por un grupo de una veintena de ganaderos gallegos, en el marco de una visita técnica a las islas Azores organizada por Xestión Agrogandeira e Natureza. El desplazamiento contó con subvenciones del Feader, Xunta y Ministerio, y también fue sufragado en parte por los propios ganaderos.

Gestión del bosque para la producción de madera

Altiprado mantiene un aprovechamiento mixto de las tierras, ganadero y forestal, dedicando las partes más altas a la producción de madera, principalmente de ‘Criptomeria japonica’, una conífera procedente de Asia que se adaptó bien al clima de las Azores, hasta el punto de ser considerada ya un árbol nativo.

Las masas de criptomeria, que tienen un turno de tala similar al pino, de unos 30 años, son gestionadas por tres trabajadores temporales que son contratados al menos 6 meses cada año. Sus tareas se centran en podas, de cara a mejorar la calidad de la madera, en claras y en talas finales.

El empleo de la madera es principalmente local, para muebles y consumo en viviendas (puertas, ventanas, etc.), si bien también hay una parte que se dedica a la exportación.

Setos cortavientos
A mayores del uso forestal, la criptomeria tiene además presencia en las tierras agrarias, pues una parte de las parcelas de pastizales de las Azores están circundadas por setos del árbol, que conforman una masa densa que ofrece cobijo frente a los vientos y también para el sol en verano.

Patio de recreo de las novillas, dotado de un seto cortavientos.

Patio de recreo de las novillas, dotado de un seto cortavientos.

En las parcelas sin arbolado, las vacas se protegen de los vientos tumbándose en la hierba al pie de los muretes de piedra, pero contra el sol en verano quedan sin protección, si bien es cierto que en las Azores se mueven en verano normalmente en máximas que rondan los 27º centígrados, una temperatura aceptable para las vacas.

Más información
Azores, paraíso de las vacas en pastoreo.
Gastar poco, producir mucho, la fórmula de la leche de las Azores.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información