Agricultura ultima el decreto para saber a qué precio le vende la leche la industria a la distribución

Las fábricas deberán comunicar de manera mensual las cantidades comercializadas y las cifras ingresadas. La Administración insta a las cadenas de distribución a abandonar la práctica de las subastas a la baja

Agricultura ultima el decreto para saber a qué precio le vende la leche la industria a la distribución

El decreto introducirá más transparencia en la cadena de valor de la leche.

La cadena de valor de la leche esconde un punto oscuro en la transición entre industrias y distribución. Se conoce a qué precio cobran los ganaderos la leche, se sabe a cuanto se vende en el supermercado pero no existen datos oficiales sobre el llamado precio de cesión de la industria a la distribución. El Ministerio de Agricultura ultima ahora un decreto que obligará a las fábricas a comunicar estos datos, de forma que la Administración pueda hacer públicas las cifras agregadas de precios por tipo de marca (distribución, fabricante) y leche (Uht, pasteurizado, etc.).

Desde el sector ganadero y desde las propias industrias se hizo ver en los últimos meses que uno de los impedimentos a la subida de las cotizaciones de la leche en el campo estaba en la distribución, con un sistema de compras que tensionaba los precios a la baja. El reciente acuerdo del sector lácteo firmado en septiembre entre parte del sector ganadero, factorías lecheras y distribución incluía un compromiso expreso de las cadenas de supermercados para cambiar sus modelos de abastecimiento, basados en fórmulas a corto plazo, por contratos a largo plazo que ofrezcan mayor estabilidad y precios sostenibles para el resto de la cadena.

En la primera reunión de seguimiento del acuerdo lácteo, a finales de octubre, una de las cuestiones sobre las que incidió el Ministerio fue en la necesidad de que la distribución abandone la práctica de hacer subastas mensuales a la baja para adquirir la leche envasada. Agricultura, según trascendió tras la reunión, le advirtió a las cadenas de supermercados de que esas prácticas debían finalizar ya, toda vez que los grupos firmantes del acuerdo se habían comprometido a eso.

Transparencia
El decreto que ultima el Ministerio ofrecerá mayor transparencia sobre la cuestión de los precios y permitirá conocer las cantidades medias abonadas por la distribución a la industria. El borrador del decreto, que ya examinaron las partes para presentar sugerencias, establece que los fabricantes deberán comunicar entre los días 1 y 20 de cada mes las cantidades vendidas el mes anterior a cada cadena de supermercados, así como los precios percibidos por esas ventas. Los datos individuales de cada empresa serán confidenciales, pues la Administración sólo hará públicos los datos agregados.

La Agencia de Información y Control Alimentarios (Aica) se encargará de comprobar la veracidad de los datos a través de su plan de inspecciones. En caso de que un fabricante no suministre sus cifras de ventas, podrá ser sancionado de acuerdo con la Ley 12/2013 de la Cadena Alimentaria.

Estudio de la formación de precios

El sector esperaba la publicación del decreto ministerial en la primera quincena de noviembre, si bien es previsible que los trámites burocráticos retrasen la norma unas semanas más. Para cuando se publique el texto, posiblemente ya se habrá finalizado el estudio que está elaborando la Interprofesional Láctea (Inlac) sobre la formación de precios en la cadena de valor de la leche.

El estudio de la Inlac, que se le trasladará al Ministerio en cuanto esté listo, determinará cuáles son los precios sostenibles que debería percibir cada eslabón de la cadena en función de los costes a los que debe hacer frente. Se trata de una información que en el sector entienden como clave, pues el acuerdo ministerial habla de que distribución e industria deben abonar un precio sostenible por el producto.

El cruce de las cifras del estudio de la Inlac con los datos reales de los pagos de la industria a la distribución permitirá saber si esos pagos se encuentran en el arco de un precio sostenible, con una remuneración justa para ganaderos e industrias.

Desde Cooperativas Agroalimentarias de España esperan que el trabajo de la Inlac esté finalizado en breve, aunque interpretan que las organizaciones no firmantes del acuerdo lácteo -en alusión a Coag y Upa- están dilatando la conclusión del estudio con cuestiones menores.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información