Advierten de las elevadas pérdidas de fósforo y nitrógeno en las ganaderías de vacuno de leche

Una investigación llevada a cabo en ganaderías de vacuno de leche de Galicia incide en la necesidad de mejorar la eficiencia del uso del nitrógeno y del fósforo. He aquí unas recomendaciones para corregir esta situación

Advierten de las elevadas pérdidas de fósforo y nitrógeno en las ganaderías de vacuno de leche

El enterrado rápido del purín evita la pérdida de nitrógeno

Es imprescindible mejorar la eficiencia del uso del nitrógeno (N) y del fósforo (P) en las ganaderías de vacuno de leche de Galicia, tanto para evitar posibles efectos negativos en el medioambiente cómo porque las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) estarán cada vez más vinculadas a un uso eficiente y racional de los fertilizantes.

Esta es una de las conclusiones del proyecto EUREL, una investigación coordinada por la Asociación Gallega de Cooperativas Agroalimentarias (AGACA) y en la que participan el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM-INGACAL) y la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña. Los resultados de este estudio, que contó con financiación del FEADER, la Consellería de Medio Rural y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, fueron presentados el pasado viernes en Santiago de Compostela.

Para el estudio se seleccionaron 10 explotaciones ganaderas innovadoras, se calculó el balance de N y P a nivel de explotación y se ofrecieron unas recomendaciones de fertilización para mejorar estos balances.

El balance de estos dos minerales se calcula restando lo que sale de una explotación o autput (Leche y carne producidos, cosechas vendidas, fertilizantes orgánicos vendidos, y animales vendidos y/o muertos) menos las entradas de nitrógeno o inputs (fertilizantes minerales/orgánicos comprados, piensos y alimentos comprados, animales comprados y la fijación N por las leguminosas/lluvia/regadío).

En una explotación agrícola-ganadera, que produce sus propios forrajes, los nutrientes están en continuo reciclaje dentro de la explotación (ciclo de nutrientes), en un equilibrio medioambiental.

Balance de Nitrógeno: Quedan sin emplear 379 kg por ha de N

En este sentido, el estudio de las 10 ganaderías en lo relativo a las entradas y salidas de nitrógeno concluye que:

-En las explotaciones quedan sin utilizar un promedio de 379 kg/ha de N, con una eficiencia media baja del 26%, lo que supone que esa cantidad puede perderse al medio.

-El balance de N se incrementa con la intensificación de la explotación (incremento de la producción de leche, por el efecto de dilución al aumentar los litros producidos), aunque hay algunas explotaciones que se salen de esta tendencia. El balance de N/1000 L de leche presenta una gran variabilidad, al igual que la eficiencia.

-Existe una margen importante de mejora del balance y la eficiencia del Nitrógeno en las explotaciones, pues para explotaciones con producciones semejantes existe variabilidad en estos indicadores.

-En alimentación el ganadero debe incrementar el consumo de forrajes propios (hacer rotaciones del maíz con cultivo de invierno) y diminuir la entrada de nitrógeno a través de los piensos, aumentando el cultivo de leguminosas (trébol…etc) y controlando el nivel de urea en la leche.

EUREAL NITROXENO 1 EUREAL NITROXENO 2 EUREAL NITROXENO 3

Balance de Fósforo: 72 kg por hectárea quedan sin emplear

En cuanto al fósforo, un nutriente tan importante como escaso y perjudicial en caso de exceso, el estudio realizado dentro del proyecto EUREL concluye que:

El balance indica que en las explotaciones quedan sin utilizar un promedio de 72 kg/ha de fósforo, con una eficiencia media baja del 34%, lo que supone que esa cantidad puede perderse al medio.

-Destacar que en algunas explotaciones el balance de fósforo se aproxima a 0 (3 explotaciones por debajo de 20 kg de P/ha) , que es la situación ideal desde el punto de vista medioambiental, pues no hay riesgo de contaminación..

-Las tres ganaderías más productivas son las que presentan el balance de fósforo más alto y las eficiencias más bajas, con diferencias apreciables respecto al resto, que presenta una importante variabilidad.

-Aún hay una margen de mejora sobre todo en aquellas explotaciones que tienen niveles altos de fósforo en el suelo y a pesar de eso siguen utilizando fertilizantes minerales fosfóricos.

EUREAL FOSFORO 2 EUREAL FOSFORO 1

 

Recomendaciones de fertilización

-Es muy importante el encalado en parcelas con un porcentaje de saturacion de aluminio mayor al 10% (un 29% de las parcelas mostreadas en el proyecto) para que los nutrientes aportados (N, P y K) estén disponibles para la pradeira o cultivo forrajero.

-Se encuentran niveles de fósforo muy altos en suelos, por encima de 45 ppm, en el 34% de las parcelas muestreadas. Es imprescindible bajarlos, pues junto con el Nitrógeno el fósforo provoca problemas de contaminación al contribuir a la eutrofización (falta de oxígeno) de las aguas. En estas parcelas no deben aplicarse fertilizantes minerales fosfóricos.

-En aquellas parcelas con contenidos muy altos en fósforo y en potasio se debe evitar la aplicación de purines y de fertilizantes minerales con fósforo y potasio.

-El enterrado de los purines con incorporación en las 4 horas siguientes a su aplicación para evitar la volatilización del N no se realiza en una gran parte de las explotaciones. Realizar esta labor de enterrado, permite diminuir el N mineral aplicado y el balance nitrogenado de la explotación, con el menor riesgo de contaminación ambiental.

ENLACE: Aplicaciones del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM) para una correcta fertilización de las praderas y del maíz forrajero

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información