IRLANDA ANDREA BUJ

8 experiencias de estudiantes gallegas en ganaderías de vacuno de leche de Irlanda

Recogemos los testimonios de 8 estudiantes gallegas del Centro de Promoción Rural EFA Fonteboa que están realizando prácticas en ganaderías de vacuno de leche de Irlanda. Así valoran las granjas en las que están trabajando...

Un grupo de alumnos y alumnas del Centro de Promoción Rural EFA Fonteboa, de Coristanco (A Coruña), realizan durante los meses de marzo y abril una estancia formativa, dentro del programa europeo Erasmus Nuevos Granjeros, en granjas de vacuno de leche de la República de Irlanda, un país en el que el sector lácteo sí es estratégico y es un pilar de su economía exportadora.

Entrevistamos a 8 de estos alumnos que ofrecen su valoración de las prácticas que están realizando en granjas de los condados de Cork y de Limerick, en el sur de Irlanda, donde se concentra la producción lechera del país.

Raúl Varela Munín: “El sistema de pastoreo que tienen les deja mucho dinero a los ganaderos, unos 15 céntimos por litro”

Raúl Varela Munín es un joven de Arzúa, hijo de ganaderos, que está estudiando en la EFA Fonteboa el Ciclo Superior de Ganadería y Asistencia en Sanidad Animal, al igual que sus compañeros.

Esta es su valoración:

“La experiencia es muy positiva. Aprendí otro sistema de trabajar y me gusta más el sistema extensivo porque creo que es más rentable, aunque las vacas produzcan menos leche. Aquí al ganadero le queda un promedio de 15 céntimos por litro de leche, cuando en España andamos por los 3 o 4 céntimos.

La granja en la que trabajo está en Ossory, y cuenta con 250 vacas y con una base territorial de 75 hectáreas, todo a pastoreo, con raigrás inglés, alrededor del establo. La producción es de unos 25 litros por vaca y día y unas calidades medias de 3,7% de proteína y 4,2% de grasa. La leche en este momento se la pagan a un promedio de 0,35 euros el litro.

Concentran los partos en los meses de febrero, marzo y abril, y en diciembre y enero secan las vacas y no entregan leche. De hecho, cuando llegué a comienzos de marzo andábamos en un promedio de 10 partos al día. La recría la externalizan y sólo tienen las becerras hasta los 2,5 meses de vida.

“La raza Kiwi Cross es muy rústica y adaptada al pastoreo”

Las vacas son de raza Kiwi Cross: cruce de Jersey y Frisón Neozelandés. El propietario de la granja en la que estoy empezó en el 2009 con estos cruces, y no volvió a la Holstein, porque los becerros arrancan muy bien y las vacas son muy rústicas y con muy pocos problemas de mamitis y de parto.

Les dan un promedio de 2 kilos de pienso y silo de hierba cuando están en el establo, durante los meses de diciembre, enero y febrero. El resto del año están solamente a base de pasto del prado y 2 kilos de pienso que le dan en el ordeño.

La sala de ordeño es semitrasera, con línea al medio y 26 puntos, muy sencilla pero muy eficaz. Ahora incluso pueden ordeñar hasta 200 vacas en una hora y todo con una sola persona, que al rematar de colocar las pezoneras en una parte de la línea ya va a colocar las del lado contrario.

Por último, en esta granja subcontratan todos los trabajos agrícolas, incluido sacar el purín. La única maquinaria que tienen es una pala, una Merlot, para quitar abono, poner silo..etc.

Globalmente creo que este es un sistema muy cómodo y muy rentable para el ganadero, pues creo que con las mismas vacas tienes 5 veces más margen que en Galicia”.

Andrea Buj Rodríguez: “Creo que el futuro pasa por sistemas de pastoreo como este”

IRLANDA ANDREA BUJ

Andrea Buj Rodríguez es una joven de 19 años, de Tomiño, un ayuntamiento del sur de Pontevedra en el que prácticamente ya no quedan vacas de leche. En su caso, estudia en Fonteboa para poder acceder a la carrera de Veterinaria en Lugo. Esta son sus segundas prácticas en una ganadería de vacuno de leche, después de 3 semanas en Ganadería Pozo, en Lugo.

Esta es su valoración:

“Aquí el ganadero trabaja más en la granja, están mucho más encima del trabajo mientras que las vacas están en el prado. Estoy trabajando en una granja familiar, regentada por Ann y Jhon. A pesar de que el trabajo es duro, se les nota orgullosos de su trabajo y contentos de continuar con la ganadería de los abuelos de Ann.

Tienen una nieta, Claudia, que se está formando en diversas granjas de Francia. Cuando finalice tiene previsto estudiar e incorporarse a la granja. Jeremy es su padre y tiene un taller de maquinaria agrícola, justo del lado del establo.

Creo que el futuro son los sistemas extensivos de pastoreo, porque es más natural y sostenible, con muchos menos gastos y una leche que creo que es de mayor calidad”.

Nerea María Aneiros Martínez: “En ciertas zonas de Galicia sería interesante poder hacer pastoreo en vacuno de leche”

Nerea María Aneiros Martínez es una joven de Moeche (A Coruña). La ganadería en su caso no le es ajena pues sus padres tienen una granja familiar con 40 vacas en ordeño y unas 90 cabezas de Rojiza Gallega.

En su caso, también estudia en la EFA Fonteboa como paso previo para acceder a Veterinaria, pero no descarta, una vez rematados los estudios, incorporarse a la explotación familiar y poder trabajar en un futuro con su hermano, que estudió ingeniería agrícola.

Así valora las prácticas que está realizando:

“Hay muchas diferencias y la experiencia es positiva. Puedes comparar cosas que hay aquí, como el sistema de pastoreo, que se podrían implantar en Galicia, en zonas en las que el clima es más parecido.

La explotación en la que estoy, de los hermanos Dumne, cuenta con unas 400 vacas en ordeño y 140 hectáreas de praderas alrededor de la explotación, a 4 kilómetros las más lejanas. Disponen para el ordeño de una sala rotativa de 60 puntos.

Creo que el sistema de pastoreo en Galicia puede ser muy interesante y no ir tanto a intensivo”.

De izquierda la derecha: Andrea Ces, Nerea María Aneiros, Jesús Manuel Sánchez, María Léela Estella, Uxía Seoane y Mencía Baños

De izquierda la derecha: Andrea Ces, Nerea María Aneiros, Jesús Manuel Sánchez, María Lea Estella, Uxía Seoane y Mencía Baños

Jesús Manuel Sánchez Rama: “En Irlanda casi todas las granjas tienen relevo generacional y casi ninguna cierra por no cubrir gastos”

Jesús Manuel Sánchez Rama es un joven de Mesía, hijo de ganaderos, que también estudia en la EFA Fonteboa el Ciclo Superior de Ganadería y Asistencia en Sanidad Animal con el objetivo de incorporarse en el futuro a la granja familiar.

Así valora las prácticas que está realizando en Irlanda:

“Es una experiencia de dos meses, se hace algo larga por estar lejos de la familia, pero siempre ves nuevos métodos de trabajo. En la granja en la que estoy, en Fermoy, tienen 220 vacas en ordeño y 143 hectáreas, todo en propiedad y al lado de la granja, algo que baja mucho los costes de producción.

La alimentación es en base a pastoreo y hacen 2 cortes de silo de hierba para ensilar, uno en mayo y otro a finales de junio, con el que alimentan las vacas sobre todo en el período seco, entre noviembre y febrero.

Hacemos sólo un ordeño al día, con un promedio de 5.000 litros por lactación, porque la empresa a la que le vende prima bastante las calidades. La raza del rebaño es Frisona, pero inseminan mucho con carne de la raza Angus. El granjero,Philip Realy, maneja él sólo la granja, y hace concentración de partos en febrero, marzo y abril, de forma que en noviembre y diciembre no ordeña.

Dispone de muy poca maquinaria: una pala para la comida y un tractor y todo el resto de trabajos los contrata a empresas de servicios agrícolas. Por ejemplo, para el ensilado de la hierba la empresa le hace todo el trabajo por 200 euros a hectárea.

En cuanto aspectos a mejorar, creo que se podría avanzar en instalaciones y en prevención de enfermedades, y yo quizás iría a dos ordeños.

Por lo demás, la mayoría de las granjas tienen aquí tienen relevo generacional y casi ninguna cierra por no cubrir gastos o tener continuidad. Aquí la gente está muy orgullosa de ser ganadero”.

Andrea Ces Ces: “Lo que más me llama la atención es el sistema de pastoreo”

Andrea Ces Ces, es una joven de Lousame, donde sus padres cuentan con una granja de vacuno de leche con 30 vacas en ordeño y en sistema intensivo. Su objetivo es estudiar Veterinaria pero posteriormente no descarta incorporarse a la granja familiar.

Así valora la estadía que está realizando en Irlanda:

“Estoy estudiando en Fonteboa y solicité este Erasmus Young Farmers porque era una nueva experiencia. En la granja en la que estoy ordeñamos 100 vacas en sistema de pastoreo, en el condado de Cork.

En positivo lo que más me llama la atención es el sistema de pastoreo, que abarata mucho los costes de producción. En la granja en la que estoy primero ordeñamos,luego damos la leche a los becerros y le hacemos la cama. Me llama la atención que aquí no hacen limpieza de pezones antes del ordeño, sólo ponen las pezoneras y luego aplican un spray de limpieza”.

Mencía Baños: “Limpian mucho menos los pezones en el ordeño”

Mencía Baños es una joven de A Coruña que también estudia en la EFA Fonteboa con vistas a ser admitida en la carrera de Veterinaria, aunque reconoce que “no descarto trabajar en una granja porque las experiencias que tuve me gustaron”.

Así resume como están siendo sus prácticas en una granja de Irlanda:

“La ganadería en la que estoy cuenta con unas 130 vacas en total, ordeñamos unas 100 y las otras están para parir. Salen al pasto día y noche todos los días, excepto cuando hace mal tiempo.

Mi trabajo consiste en hacer las camas de las vacas, de los becerros, limpiar los pasillos y ordeñar a veces. Las camas de las vacas son de colchoneta, y lo que hago es limpiarlas y luego echarles cal.

Me la llama la atención la higiene, pues limpian mucho menos la ubre, solamente hacen despunte y al finalizar desinfectan con un líquido. En comparación con el sistema intensivo, creo que aquí los ganaderos trabajan más, no tienen tanto descanso, sobre todo después de la comida”..

Uxía Seoane Fernández: “Tienen que cuidar más la recría, sobre todo la temperatura a la que le dan la leche a los terneros”

Uxía Seoane Fernández es una joven de Arteixo que está haciendo la segunda práctica en una granja después de unas prácticas de 3 semanas en una ganadería de Friol (Lugo).

Así valora como está siendo su experiencia en una granja irlandesa:

“Estoy trabajando en una ganadería con 130 vacas en ordeño y además ceban los becerros. En la granja hago las camas de las vacas dos veces al día, le doy de comer a los becerros y cada 3 días limpio los cubículos de los terneros, limpio las amamantadoras y ayudo con el ordeño”.

Considero que el sistema que tienen les facilita el trabajo y les permite ganar bastante dinero. Yo cambiaría el tema de darle de mamar a los terneros leche fría, lo que produce diarreas frecuentes y lleva a tratamientos con antibióticos. En la recría existe bastante margen de mejora”.

María Lea Estella Guillot: “En los supermercados destacan mucho que los productos lácteos son  de Irlanda”

María Lea Estella Guillot es una joven de A Coruña que está estudiando en Fonteboa como paso previo para acceder la Veterinaria.

Nos cuenta cómo está siendo su estancia:

“Es mi primera experiencia en prácticas en una ganadería de vacuno de leche. Es una granja con unas 200 vacas, en el pueblo de Glenrow. Me llama mucho la atención que las vacas estén en extensivo, pastando en las praderas y durmiendo fuera.

Por las mañanas limpio la sala de ordeño y ayudo a poner la primera tanda de pezoneras, arrimo comida, hago camas …etc. Destacaría también que en los supermercados los productos lácteos están elaborados con leche de Irlanda y así lo subrayan en la información”.